Conocé a los principales directores de cine argentinos

El cine argentino es reconocido en el mundo y también nuestros directores de cine. Conoce aquellos que han destacado.

03 de mayo, 2021 | 10.21

Nuestras películas son reconocidas en todo el mundo. Son muchos los directores de cine argentinos que lograron un renombre internacional.

Algunos eligieron realizar su carrera desde acá, otros decidieron recorrer el mundo. En esta nota te compartimos algunos datos que seguramente no conocías de estos personajes clave de la historia del cine.

 

 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Directores de cine argentinos

¿Cuántos directores de cine argentinos conocés? Te compartimos vida y obra de algunas figuras imprescindibles del pasado, presente y futuro del cine nacional.

Alejandro Agresti

Alejandro Agresti se destacó en 2001 entre los directores argentinos como uno de los cinco mejores de la década, según los Premios Konex. Es, además, guionista y actor.

Comenzó su trabajo de director en 1984 pero no estrenó comercialmente una película hasta 1987, con El amor es una mujer gorda. Este trabajo logró retratar el desencanto y desesperación de la generación de jóvenes que sobrevivieron a la última dictadura militar en Argentina.

Desde entonces dirigió numerosas películas. En 2002 Valentín, una comedia dramática sobre un niño y su abuela, fue muy bien recibida por la crítica internacional. Esto animó a Agresi a mudar su trabajo a Hollywood. 

Así es como en 2006 dirigió La casa del lago, protagonizada por Sandra Bullock y Keanu Reeves, sonorizada por Paul McCartney. La película fue un éxito de taquilla del que se destaca la excelente actuación de Bullock.

Adolfo Aristarain

Aristarain aprendió lentamente el oficio del cine. Antes de filmar su primera película en 1978, había trabajado más de una década como primer y segundo asistente de dirección. Su labor lo había hecho recorrer varios países y había colaborado en más de treinta películas. 

Aquel primer film del ‘78 es La parte del león, un policial que fue posible gracias a la inversión de tres abogados y un préstamo del Instituto de Cinematografía. El presupuesto con el que contó Aristarain fue de menos de la mitad de lo que costaba en esa época la producción de una película.

Como si fuera poco, el préstamo venía con ciertas condiciones: el director tenía prohibido mostrar policías uniformados y escenas con drogas o desnudos. Además, la película no podía tener personajes delincuentes que despertaran simpatía.

Aún así, el policial logró ser un buen drama psicológico y al año de su estreno se había recuperado la inversión. A partir de entonces, Aristarain siguió dirigiendo y logró una de las carreras más longevas y destacadas entre los directores de cine argentinos.

En 2004 estrenó Roma, película en donde ejerció como director, escritor y guionista. Ganó numerosos premios, destacándose el guión y la interpretación de su protagonista, Susú Pecoraro.

María Luisa Bemberg

Proveniente de una acaudalada y tradicional familia argentina, María Luisa Bemberg hizo un cine feminista que rompía con los estereotipos de género. Sus protagonistas son mujeres rebeldes que se enfrentan a distintas materializaciones del patriarcado.

Camila, estrenada en 1984, fue nominada al Oscar a mejor película de habla no inglesa. Es un drama histórico que representa el romance entre  Camila O'Gorman y el sacerdote Ladislao Gutiérrez durante el gobierno de Rosas en Buenos Aires.

Bemberg trabajó hasta el último de sus días. Murió en 1995 mientras trabajaba en el guión de una nueva película basada en un cuento de Silvina Ocampo, de quien era pariente. 

Algunas de sus otras películas son: Momentos (1980), Señora de nadie (1982), Yo la peor de todas (1990) y De eso no se habla (1993).

Anahí Berneri

Berneri empezó a lo grande. Su primera película fue un éxito. Un año sin amor (2005), basada en la novela homónima de Pablo Pérez, obtuvo más de 15 premios internacionales. Además, fue distribuida en todo el mundo.

Desde entonces ha realizado cinco largometrajes, en los que se desempeñó como directora y guionista. Se destacan Por tu culpa (2010), protagonizada por Érica Rivas y Alanís (2017).

Esta última fue la obra más premiada del Festival de San Sebastián. Recibió la Concha de Plata a mejor dirección, a mejor actriz (por Sofía Gala Castignlione) y el premio Cooperación Española.

Juan José Campanella

Campanella, además de ser uno de los más importantes directores de cine argentinos, es productor y guionista. En 2010 su film El secreto de sus ojos ganó el Oscar a mejor película de habla no inglesa.

Casi una década antes, otra de sus películas había recibido una nominación para el mismo premio. El hijo de la novia perdió frente a En tierra de nadie, la película de Danis Tanović sobre el conflicto de los Balcanes.

Campanella trabaja tanto en el cine como en la televisión. Ha creado, guionado y dirigido varias series. Además, colabora con el canal Encuentro en programas de interés educativo y social.

Edgardo Cozarinsky

Es escritor, director, guionista y dramaturgo. La obra de Edgardo Cozarinsky es casi insondable.

Comenzó su carrera en la década del ‘70 como escritor, siempre ligado al cine. Compartía su tiempo con Silvina Ocampo, Adolfo Bioy Casares y Jorge Luis Borges.

Durante su exilio en París comenzó a dedicarse principalmente al cine. Sin embargo, nunca abandonó la literatura. Cozarinsky nos deja decenas de crónicas, cuentos, ensayos, novelas, películas y obras de teatro.

Quizás su film más destacado sea Crepúsculo rojo (Dans le rouge du couchant), estrenado en 2003. Un entramado de historias protagonizadas por personajes argentinos, hablada en francés y español, con importante presencia del tango. 

Natalia Garagiola

Natalia Garagiola nació en 1982 en la ciudad de Buenos Aires. Como muchos otros cineastas, comenzó su carrera realizando cortometrajes. Estos fueron muy bien recibidos por la crítica internacional.

Sus cortos Yeguas y cotorras (2012) y Sundays (2014) fueron presentados en el Festival de Cannes. Su primer largometraje, Temporada de caza, fue estrenado en 2017.

Garagiola recibió el premio del público a la mejor ópera prima en el Festival de Venecia. Afirma así un futuro prometedor entre los directores de cine argentinos.

Narcisa Hirsch

Narcisa Hirsch es una pionera del cine experimental nacional. Nació en 1928 en Alemania y fue criada en Buenos Aires. 

Siguiendo los pasos de su padre, el pintor Heinrich Heuser, comenzó su vida artística dedicándose a la pintura y el dibujo. Sin embargo, pronto comenzó a experimentar con instalaciones audiovisuales y performances.

En 1967 realizó, junto a Marie Louise Alemann, el famoso “happening” La Marabunta, filmado por Reymundo Gleyzer. Entre 1966 y 2007 dirigió decenas de cortometrajes experimentales.

En 2011 estrenó el largometraje El mito de Narciso. Se trata de un documental autobiográfico experimental de 60 minutos. Fue realizado a partir de fragmentos de películas que Narcisa hizo a lo largo de su vida. 

Eva Landeck 

En la historia de los directores de cine argentinos, la carrera de Eva Fainsilberg Landeck es un ejemplo de cómo nunca es tarde para perseguir una vocación. Ya era psicóloga y había formado una familia cuando empezó a estudiar cine, siendo sus hijos adolescentes.

En 1963, luego de sus estudios y algunas prácticas de cine en la Asociación de Cine Experimental de Buenos Aires, filmó su primer cortometraje. Barrios y teatros de Buenos Aires fue producido para la televisión alemana. 

Luego realizó varios cortos y trabajó con reconocidos actores como Federico Luppi y Arturo Maly. Su primer largometraje, Gente en Buenos Aires, fue estrenado en 1974. Tuvo muy buena crítica y fue presentado en los Festivales de San Remo, Berlín, Cannes y Taormina.

El argumento de la película se mantiene actual. Trata de dos personas que se conocen en la ciudad y descubren que les resulta más fácil relacionarse telefónicamente, que cara a cara.

 

Landeck siguió dirigiendo películas que fueron bien recibidas por el público y la crítica. En 1995 publicó la novela Lejos de Hollywood, que transcurre en el mundo del cine.

Lucrecia Martel

Entre los directores de cine argentinos se destaca Lucrecia Martel. Es una de las máximas exponentes del “nuevo cine argentino”, que encantó a la audiencia y la crítica desde su primera película.

En 2001, La ciénaga marcó un antes y un después en la historia del cine argentino. Tanto esta, como sus posteriores películas, fueron aclamadas internacionalmente

Zama, estrenada en 2017 y protagonizada por Daniel Giménez Cacho, fue escrita y dirigida por Martel. Su guión está basado en el libro homónimo de Antonio Di Benedetto. 

El largometraje recibió excelentes críticas y numerosos premios en todo el mundo. Fue seleccionado ese año por la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina, para representar al país en los premios Oscar. 

En 2019, Lucrecia Martel fue elegida presidenta del jurado del prestigioso Festival de Cine de Venecia. Ese mismo año fue la responsable de la puesta visual del espectáculo Cornucopia de Björk, estrenado en Nueva York.

 

Andrés Muschietti

¿Sabías que el director de It es argentino? La terrorífica película, adaptada de la novela homónima de Stephen King, fue dirigida por Andy Muschietti. Además, fue producida por su hermana, Bárbara Mushietti.

Al inicio de su carrera, Andrés fue asistente de producción de la legendaria Evita de Alan Parker, protagonizada por Madonna y Antonio Banderas. Después de varios trabajos en la industria del cine, su éxito llegó en 2008 con el cortometraje de terror Mamá.

Sus tres minutos de duración llevaron al director Guillermo del Toro a ofrecer a Murschietti la producción de un largometraje basado en el espeluznante corto. Mamá, la película, fue estrenada en 2013. 

Las críticas fueron disímiles, pero el éxito comercial, indiscutible. Unos años más tarde It, estrenada en 2017, se convirtió en la película de terror más taquillera de la historia.

Marcelo Piñeyro

Piñeyro ha recibido múltiples premios en su trayectoria como director de cine. Es conocido principalmente por sus películas Plata quemada (2000) y El método (2006). 

La primera es una adaptación de la novela homónima publicada por Ricardo Piglia a finales del siglo XX. ¿Sabías que dicha novela fue motivo de una causa civil contra Piglia? Blanca Rosa Galeano demandó al autor por daños y perjuicios.

El libro siguió circulando y al poco tiempo se filmó la película, dirigida por Piñeyro. En ella actuaron muchos actores y actrices reconocidos, como Leonardo Sbaraglia, Pablo Echarri, Leticia Brédice y Dolores Fonzi. También participó la cantante de tango Adriana “La Gata” Varela.

Luis Puenzo

Puenzo es conocido principalmente por La historia oficial, ganadora del Oscar a mejor película extranjera en 1986. Se trata de un drama histórico protagonizado por Norma Aleandro, Héctor Alterio, Chunchuna Villafañe y Hugo Arana.

Fue la primera película en ganar el Oscar no solo en el país, sino en toda América Latina. También ganó el Golden Globe en la misma categoría.

Su mayor valor radica en haber puesto sobre la mesa los horrores sucedidos durante la última dictadura militar, en un momento en que esto todavía no pasaba con frecuencia.

¿Sabías que el premio Oscar le fue entregado el 24 de marzo? Una casualidad digna de recordar. Además, quien lo presentó fue la propia Norma Aleandro.

Puenzo es miembro fundador de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina. Actualmente, ocupa el puesto de Presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA).

Emilia Saleny

Emilia Saleny es parte de la historia del cine argentino, aunque no se tienen muchos datos certeros sobre su biografía. Argentina descendiente de italianos, fue una de esas personas de la industria del cine que ejercieron de uno y el otro lado de la cámara. 

Ya siendo actriz, comenzó a dirigir películas en 1917. La niña del bosque fue la primera película argentina dirigida por una mujer. Además, se trata del primer film infantil del país.

Además de ser la primera cineasta argentina, fue la primera profesora de actores de cine de América del Sur. Sin duda, una pionera que hizo importantes aportes a la industria cinematográfica nacional.

Fernando Pino Solanas

“Pino” Solanas fue de los más audaces directores de cine argentinos, que luego devino político y diplomático. Su obra más importante fue La hora de los hornos (1968), codirigida con Octavio Getino.

Fue filmada y estrenada en plena dictadura y proscripción del peronismo. Circuló de manera clandestina dentro del país, mientras en el exterior denunciaba públicamente los horrores de la realidad argentina y latinoamericana. 

La película es una llamada a la acción revolucionaria. Dio inicio a lo que Solanas y Getino llamaron el “tercer cine”, un cine político y contestatario.

Pablo Trapero

Trapero es uno de los directores de cine referentes del “nuevo cine argentino”. Este es un movimiento surgido en la década de los noventa, caracterizado por la simpleza y el minimalismo.

Los protagonistas de sus películas son personas comunes. De alguna manera, Trapero retrata las injusticias sociales y económicas a través de historias de vida ordinarias. Algunas de sus películas más conocidas son Leonera (2009), Carancho (2011) y El Clan (2016).

En 2004 fundó, junto a otros profesionales de la industria, la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina. Es una asociación civil sin fines de lucro orientada a la promoción y el progreso del sector.

Esta entidad es la encargada de otorgar, anualmente, los Premios Sur. Además, selecciona qué películas argentinas compiten para los premios Oscar, Goya y Ariel.

 

Conclusión

Dramas, comedias, hasta terror y cine experimental. Hay directores de cine argentinos para todos los gustos. Desde el sur del mundo, nuestro país realiza y exporta películas que son reconocidas en los festivales más importantes.

En El Destape vas a descubrir más sobre cine, música y cultura en general. Seguí leyendo nuestro contenido. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►