Juicio de Vialidad: todo listo para un veredicto en pleno Mundial

Este viernes culminó el debate con la respuesta de la defensa de Lázaro Báez al fiscal Diego Luciani. El proceso ingresa en la etapa de las "palabras finales" de los acusados. El turno de Cristina Kirchner es el 29 de noviembre. El veredicto de esta causa paradigmática de Lawfare se estima para diciembre. ¿Casualidad?

18 de noviembre, 2022 | 20.13

El juicio de Vialidad entró en sus últimas semanas. Este viernes, con la respuesta de la defensa de Lázaro Báez al fiscal Diego Luciani culminó el debate entre las partes y se abrió la etapa de las palabras finales de los acusados, que tendrá su inicio el 25 de noviembre. Cuatro días más tarde, el 29, será el turno de Cristina Kirchner. El veredicto de este caso paradigmático del Lawfare en el que se pidieron 12 de años de prisión para CFK y su inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos, se estima para diciembre, en pleno Mundial.

Un nuevo revés para Luciani

Este viernes el abogado de Báez, Juan Martín Villanueva, volvió a dejar en ridículo a los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola, que sufrieron un nuevo revés en este juicio. En lo que fue la única dúplica concedida por el tribunal, Villanueva respondió en una breve audiencia a un planteo de la fiscalía que se había agraviado por la utilización de una serie de elementos de prueba que la defensa de Báez había obtenido vía la Ley de Acceso a la Información Pública. Se trataba de prueba referida a canteras, precios de obras y auditorías externas que derribaba una parte importante de la acusación fiscal contra el empresario patagónico.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

En su respuesta, el abogado de Báez sostuvo que el planteo del Ministerio Público Fiscal era incongruente, que no hubo ningún agravio, que el tribunal había habilitado la vía de la información pública y resaltó que los fiscales no criticaron el fondo ni lo que surge de la prueba que se utilizó en su alegato sino que solo buscó criticar la forma en que se consiguió la documental. Básicamente, que intentó desacreditar la prueba por una cuestión formal porque el hecho que evidencia es incontrastable. “La fiscalía en verdad no duda de la verdad del contenido de la documental. No tiene ninguna duda real. El tema es que no le importa la realidad. La fiscalía renunció conscientemente a la búsqueda de la verdad en este juicio”, sostuvo Villanueva.

Villanueva comenzó la audiencia resaltando que Luciani el lunes no replicó de forma directa los alegatos de las defensas porque no tenía nada para decir: “Fueron tan sólidos los alegatos de clausura de cada una de las defensas que la fiscalía eligió autopreservarse y decir que no iba a replicar. Los fiscales eligieron no decir absolutamente nada de todos los agujeros groseros de su acusación. Eligieron no decir nada después de que las defensas demostramos de forma indiscutible de que el Ministerio Público Fiscal faltó a la verdad”.

El abogado de Báez también resaltó que el hecho de que el tribunal le haya otorgado la dúplica “es la prueba irrefutable” de que la afirmación de Luciani de que no iba a replicar “porque su alegato fue muy sólido también refleja que faltó a la verdad”.

A la hora de discutir puntualmente la incorporación de prueba vía la Ley de Acceso a la Información Pública, el abogado de Báez dijo que “pareciera que está una información pública que está bien y otra que está mal según beneficie o perjudique a la acusación”. Acto seguido Villanueva mostró cómo el fiscal Luciani también utilizó información pública en su alegato. Puso como ejemplo una ponencia del 5 de agosto pasado. Solo que no utilizó la normativa sino que la buscó por otros medios. “Dice Luciani que si la información pública se encuentra libremente en Internet entonces es información pública pero si hay que usar la ley 27.275 de acceso a la información pública entonces no es información pública”, se quejó el letrado.

“Esto acredita lo improcedente del agravio de la fiscalía y que no tiene el más mínimo sentido así como da cuenta de las graves inconsistencias que se pueden ver cada vez que expone la fiscalía”, añadió el defensor de Lázaro.

Luego le preguntó retóricamente a Luciani si en lugar de cuestionar las formas no viajaron a Santa Cruz a corroborar si estaba mintiendo. Y agregó: “¿No hicieron el mismo pedido que hice yo? Tuvieron un mes para hacerlo. ¿Hicieron algo para intentar acreditar la sospecha retórica que nos mostraron el lunes? No, no investigaron durante el debate ni ahora para intentar replicar lo que demostramos que es falso en el relato de la acusación”. Acto seguido, concluyó: “Esa acusación quedó destruida”.

Para cerrar, Villanueva dijo respecto al MPF: “No replicó porque no puede replicar contra una foto satelital y una auditoría in situ. Renunciaron a la verdad y atacaron la forma como se obtuvo la prueba que no está controvertida. No dijeron nada sobre la prueba. Esta prueba sigue siendo de acceso público, mal que le pese a los doctores Mola y Luciani”. Y concluyó: “Si de verdad tiene una duda real sobre la verdad de las cosas, pida al tribunal ampliar el debate y que cite a quien realizó la auditoría (NdR: sobre las obras de Báez en Santa Cruz). Si le interesa la verdad y no las formas ahí tiene la herramienta procesal. Yo lo voy acompañar. Si le interesa la búsqueda de la verdad voy a ponerme al lado de usted y adherir a su pedido”, señaló.

El lunes pasado Luciani había dicho que no iba a replicar los alegatos de las defensas pero terminó replicando de forma encubierta, por lo que el TOF 2 habilitó una audiencia este viernes para que el abogado de empresario patagónico le responda al fiscal. Luciani había considerado desleal la forma en que se había incorporado esa prueba al proceso.

Palabras finales y veredicto

Concluida la breve exposición de Villanueva, que no excedió la media hora, el tribunal informó que se cerró el debate entre las partes y comienza la etapa de las “palabras finales” de los 13 acusados: “Comenzaremos la última etapa del debate donde los imputados podrán manifestarse antes de que el tribunal pase a deliberar”, informó el presidente del TOF 2, Jorge Gorini.

Acto seguido informó que habrá audiencias el viernes 25 y el martes 29 de noviembre. En la primera jornada podrán hablar cinco acusados, entre los que se destacan Báez y Julio De Vido. La segunda jornada la abrirá la defensa de CFK. Consultado por Ari Lijalad en El Destape Radio, el abogado defensor de la vicepresidenta, Carlos Beraldi, adelantó que es muy posible que Cristina vuelva a tomar la palabra en este proceso. Según informó el tribunal, ese martes continuarán en la exposición Héctor Jesús Garro, Santiago Kirchner y José López. Ese mismo día se dará a conocer el cronograma para escuchar a los restantes acusados. Luego será el tiempo del veredicto, que todo indica que se dará en pleno Mundial. ¿Casualidad?

El juicio de Vialidad y su contexto

La causa de Vialidad se inicia por una denuncia de dirigentes opositores y versa sobre los 51 contratos de obra pública vial que le fueron adjudicados al empresario Lázaro Báez en Santa Cruz durante los gobiernos kirchneristas. La acusación fiscal sostiene que se dieron diversas irregularidades en esas obras. Las dos más relevantes: el incumplimiento en las tareas o demoras injustificadas, por un lado; y supuestos sobreprecios, por otro. Ambas cuestiones fueron derribadas por los testigos que prestaron declaración en el juicio, algo que quedó de manifiesto en los alegatos de las defensas.

¿De qué se la acusa a Cristina? De ser la jefa de una asociación ilícita que asignó de forma irregular recursos para solventar esas obras. La acusación tiene similitudes con la causa del Memorándum con Irán porque a la actual vicepresidenta se le achacan decisiones de gobierno, todos actos legítimos que contaron con la intervención del Congreso de la Nación. En este juicio, de forma insólita, lo que se le cuestiona es impulsar leyes del Parlamento –la ley de Presupuesto- y decretos de necesidad y urgencia como vehículos para transferir partidas presupuestarias con las que se lograron solventar las obras de Báez.

El juicio de Vialidad es un caso paradigmático de persecución judicial. La fiscalía pidió al tribunal que condene a CFK a 12 años de prisión y la inhabilite a ejercer cargos públicos. La sentencia se dará a la par que avanzan en Comodoro Py tres pedidos para reabrir otras 3 causas emblemáticas del Lawfare: Dólar Futuro, Memorándum con Irán y Hotesur / Los Sauces. El primer caso se encuentra en la Corte y los otros dos en la Cámara Federal de Casación Penal.

Ninguno de estos movimientos es ingenuo. Cualquier revés judicial para Cristina se utilizará en la campaña electoral.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►