Un nuevo chat entre Patricia Bullrich y Marcelo D’Alessio complica a la exministra

Se conoció un nuevo intercambio entre ambos. Lo citó el juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla, a la hora de rechazar la prisión domiciliaria que pedía el espía. El magistrado consideró que por los vínculos y recursos del agente inorgánico hay riesgos procesales.

10 de febrero, 2020 | 18.25

Hola Patricia. Espero estés bien! Vengo de Rosario. Tengo una escucha para darte. Y un arrepentido por los disparos a los integrantes de la cámara. Cuando quieras nos vemos. Un beso”. Quien escribe es el espía ilegal Marcelo D’Alessio, hoy detenido por ser parte de una red de espionaje ilegal. La destinataria del mensaje era la entonces ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien lejos de rechazar el ofrecimiento, le respondió: “Ok. Podés reunirte con Bonini? Y le das el material y después nos vemos nosotros”. “Vos sabés Patricia, que estoy a tu disposición!! Lo que vos digas!!!!”, contestó, contento, el falso abogado.

¿Por qué sube el dólar?

Este intercambio y otro que El Destape ya había dado a conocer el 26 de abril del año pasado fueron citados este lunes por el juez federal Alejo Ramos Padilla en la resolución con la que rechazó la prisión domiciliaria que pedía D’Alessio. El magistrado no hizo lugar al planteo del agente inorgánico por los riesgos procesales que conllevaría enviarlo a su casa a cumplir la detención. 

Ramos Padilla mencionó en un escrito de 29 páginas las razones por las que no corresponde la detención domiciliaria de D’Alessio. En particular destacó los recursos y vínculos del espía detenido. Entre ellos, el magistrado se refirió a la relación con “distintos estamentos de los poderes políticos y de las fuerzas de seguridad e inteligencia”. Como, por ejemplo, con Patricia Bullrich. En ese marco citó “las comunicaciones que habría tenido con la ex Ministra de Seguridad de la Nación relacionadas posiblemente con información relativa al narcotráfico en la jurisdicción de Rosario” y a la banda de Los Monos, en particular.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

“Se trata no sólo de información que habría obtenido D´Alessio mediante posibles actividades de espionaje o inteligencia ilegal – producción de tareas de campo, cámaras ocultas y documentos de inteligencia-, sino que incluso se la habría proporcionado a la máxima autoridad nacional en el área de seguridad”, destacó el juez.

En la pesquisa constan al menos dos capturas de pantalla del teléfono de D’Alessio en las que quedarían ilustradas “las comunicaciones en las cuales el imputado le provee este tipo de información a la exministra”, escribió el magistrado.

Una es la citada al inicio de esta nota en la que según Ramos Padilla, “Bullrich se podría estar refiriendo a Rodrigo Gastón Bonini quien ocupó los cargos sucesivos de Director Nacional de Investigaciones y Subsecretario de Investigación del Delito Organizado y Complejo del Ministerio de Seguridad de la Nación”.

La segunda captura de pantalla consta en los registros de la notebook Go Pro, en el interior de la carpeta “One Drive / Pictures”. Ese material surgió del análisis que realizó la Comisión Provincial por la Memoria y refiere a un operativo, enmarcado en el caso “Narcotráfico Rosario”, donde hay filmaciones captadas con un dron “de lo que serían las instalaciones del barrio cerrado ‘Puerto Roldán’”.

En ese intercambio, que El Destape hizo público en abril del año pasado, se lee que el espía ilegal le escribió al usuario registrado con el nombre de la funcionaria nacional: “Quedo a tu disposición”. El contacto agendado como “Patricia Bullrich S6”, respondió: “Lo investigaremos”. Incluso, se interiorizó en la investigación que D’Alessio le había mencionado: “Cuál es el barrio privado”, preguntó. “Puerto Roldán -tipea D’Alessio-. Ahí lo custodian 4 suboficiales. Tengo filmaciones aéreas del movimiento. Si querés la semana que viene te paso lo que avanzamos sobre el tema. Es muy complejo el tema Rosario. Están reemplazando a los soldaditos por efectivos policiales. De hecho, los Funes, a través de chapita úngaro, cuentan con la logística de la comisaría 15 (…)”. 

Al ser consultada por esas conversaciones, el año pasado, la entonces ministra se quedó sin argumentos y solo atinó a decir que ese celular "lo usa su nieto para jugar".

Lo cierto es que ese número de celular estaba agendado a su nombre. Y que los diálogos que se desprenden de esos chats coinciden con los videos que hizo D’Alessio en Rosario y con otros elementos probatorios de la causa. “No son elementos aislados”, indicaron desde el juzgado de Dolores a este medio.

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►