Artesano, anarquista, idealista, rebelde, simpático, un artista, un mochilero que llegó a Chubut para unirse a la lucha de la comunidad Mapuche por sus tierras; son algunas de las palabras que podrían definir a Santiago Maldonado, o por lo menos así lo describe su hermano Germán en una entrevista para El Destape.

Hace un año, Santiago se sumó a la resistencia del pueblo originario de la Patagonia para defender sus tierras, su cultura, su comunidad. Lo que nadie se imaginaba, es que un operativo irregular y violento orquestado por Gendarmería con el silencio cómplice del Ministerio de Seguridad, sería lo último que el joven artesano vería.

Durante 77 días, su foto y la pregunta “¿Dónde está Santiago Maldonado?” inundaron las redes sociales, llenaron Plaza de Mayo en más de una oportunidad, pero no fue hasta el 17 de octubre de 2017 que un rastrillaje de las fuerzas de seguridad encontraría su cuerpo a orillas del Río Chubut. Desde ese momento, mil preguntas más se abrieron ¿Qué pasó con él? ¿Cómo un lugar rastrillado durante las semanas previas no había encontrado nada? ¿Qué pasó el 1ro de agosto cuando Gendarmería se lo llevó detenido? ¿Por qué no se separó a los gendarmes responsables del operativo? ¿Qué hicieron con Santiago?.

Desde hace un año, la familia Maldonado emprende una lucha que sumó adhesión, respeto y fuerza. Hace un año, la familia sufrió el hostigamiento de los medios de comunicación afines al Gobierno de Cambiemos y el ninguneo del presidente Mauricio Macri y de la responsable de la seguridad nacional, Patricia Bullrich. Hace un año, la causa caratulada desaparición forzada avanza lentamente por el juzgado federal.

En una entrevista con este medio, Germán contó en profundidad como recuerda a su hermano, qué novedades hay de la causa y que reflexión hace al cumplirse el primer aniversario de la desaparición de Santiago.

ED: A un año de la desaparición de Santiago, ¿Pudiste reconstruir lo que pasó el 1 de agosto de 2017?

Lo que pude reconstruir de lo que sucedió ese día es a través de los testimonios de la gente que estuvo con Santiago ahí. A través de esos testimonios uno intenta más o menos recrear lo que allí aconteció. Pero es muy difícil para nosotros no saber realmente el 100% de la verdad de lo que sucedió el 1 de agosto de 2017.

ED: Cuando te enteraste de que tu hermano había sido detenido por Gendarmería en un operativo en Chubut ¿Qué fue lo que pensaste que había pasado?

El día que me enteré fue el 2 de agosto entre las 14 y 15 horas cuando mamá me avisó desesperada que alguien se comunicó con ella y le había contado que a Santiago se lo habían llevado detenido de la Pu Lof de Cushamen. Recuerdo que lo primero que le dije es que no podía ser y que seguro podría estar escondido en algún lugar. Luego, hablé con una amiga de él que estaba en sur y me contó más o menos lo que a ella le habían informado que era la misma información que tenía mamá. Comencé a llamar a todas las comisarías de las localidades donde pertenecían los escuadrones que habían participado de la represión. Nadie sabía nada y no tenían ningún detenido con ese nombre. Después de hacer varias llamadas, comencé a pensar que lo habían golpeado y que no lo querían liberar hasta que no se recuperara de las lesiones.

Intuía que algo malo se estaba gestando. En paralelo, crecía la desesperación en el entorno familiar y la incertidumbre hora a hora de no saber nada y de que nadie te diera una respuesta. Creo que aquellas personas que pasaron por algo similar saben de lo que le estoy hablando. No podía creer que estuviéramos pasando por ese momento de angustia.

santiago maldonado.jpg

ED: Con el paso de los meses, varios medios de comunicación y el Gobierno nacional buscaron instalar la idea de que Santiago se había ido por sus propios medios y desligar a las fuerzas de seguridad de toda responsabilidad, ¿Qué pensás del rol que tuvieron los medios para con la desaparición de Santiago?

Sobre el papel que jugaron esos medios lapidarios, pienso que fueron muy poco profesionales y con un grado de cinismo y de agresión espeluznante para con Santiago y para con nosotros en darle difusión a relatos falsos, filmaciones erróneas, etc. Algunos periodistas que prefiero no nombrar pero que se volvieron en contra de nosotros sabiendo poco y nada de lo acontecido. Ellos opinaban, decían cualquier barbaridad a boca de jarro sin pensar las consecuencias, omitiendo el mal que estaban causándonos. Fue terrible la impotencia y el dolor que sentimos como familiares, porque no podíamos salir a desmentir todo el tiempo y fue por eso que se creó el sitio web donde podíamos publicar la información confiable que teníamos y desmentir todo lo falso.

Aquellos medios creaban confusión en la gente, cortinas de humo para desligar de responsabilidades al Gobierno, mientras este se lavaba las manos diciendo que no estuvo en ese lugar, que había herido a una persona o que se había ido a Chile, que era miembro de una organización terrorista financiada por Inglaterra, (imagínense una organización inglesa que supuestamente financiaba a una organización terrorista con herramientas, libros, verduras etc.). Todo parecía una especie de burla y otras tantas barbaridades inverosímiles.

Fue terrible la impotencia y el dolor que sentimos como familiares, porque no podíamos salir a desmentir todo el tiempo.

La verdad que fue muy cruel el complot de algunos medios y del Gobierno hacia nosotros. Sufrimos mucho ese hostigamiento cuando sólo lo que buscábamos eran respuestas de donde estaba Santiago. Nos atacaban por todos lados, éramos en ese momento los protagonistas del juego “péguele a los Maldonado y apoyemos al gobierno y las multinacionales”, ese era y es el slogan para algunos. Como también así, había y hay muchísima gente que actúa con mucho amor y solidaridad para con nosotros y que les estamos eternamente agradecidos por el apoyo desde el inicio.

Sergio y German.jpg

ED: Si pudieras reunirte con Macri o con Bullrich, responsables políticos de lo que pasó, ¿Qué les dirías?

En cuanto a esos dos personajes prefiero no perder este valioso tiempo en decir lo que les diría. Si en su momento uno calló y el otro inventó historias fantásticas ¿Qué podría decirles ahora? Nada.

ED: Muchos conocimos a Santiago a partir de su lucha al lado de la comunidad Mapuche, pero si tendrías que contar algo sobre él ¿Cómo era? ¿Qué recordas de él?

Para mí Santiago no era sino que es. No es exactamente lo que era con un cuerpo vivo, pero ahora es él una gran energía que se manifiesta todo el tiempo por muchísimos espacios y que transgrede clases sociales y fronteras culturales. Antes cuando estaba entre nosotros -en el mundo de los vivos donde estamos nosotros en este momento pero que en realidad somos zombies del consumo y del seguimiento en masa de pautas establecidas- en ese contexto él era una persona muy alegre, muy simpático y con mucho humor como así también se sentía muy enojado todo el tiempo cuando escuchaba o veía algo injusto.

Le causaba mucha bronca las injusticias. Un anarquista que desea un mundo mejor, un amor utópico global, no puede estar muy a gusto de cómo se rige el mundo en estos tiempos. Por ejemplo, los frigoríficos eran un disparador de malestar en él, no podía concebir ni aceptar que maten a las vacas, cerdos, aves, tan abiertamente sin ningún remordimiento. Decía que los animales presienten su muerte y esa carne se vuelve dañina para nuestro organismo y nos vuelven mucho más violentos y agresivos, cosa que si se compara animales carnívoros con animales herbívoros podemos decir que algo de verdad hay en los comportamientos de ambos. Los animales son seres vivos como nosotros, nosotros creemos que somos superiores pero en realidad para el cosmos somos igual de importante a una bacteria. Por eso, Santiago había elegido ser vegetariano.

Fue consecuente con sus ideales, una persona que en ese sentido es de admirar y respetar.

También estaba en contra del horario sistemático, de que a tal hora hay que hacer esto y que a tal hora hay que hacer lo otro, porque consideraba que volvía al humano una máquina del cumplimiento y obligaciones en base al tiempo y eso deja de ser un ser natural. No puede dormir hasta que se despierte por sus medios y no por una alarma que interrumpe su descanso natural, que las personas deben comer cuando realmente tienen hambre y no porque son las 8, 12, 17, 21 hs.

Odiaba la tv porque te venden una realidad que no es sino una realidad que a ellos le conviene comercialmente. En contra de todo lo establecido por el sistema que hace de la sociedad un rebaño de ovejas que van para el mismo lado sin preguntarse nada ni cuestionarse realmente lo que es importante y el sentido de la vida. Eso sería algo de lo negativo que él creía desde su punto de vista.

También veía cosas positivas, como el viaje no turístico, el nomadismo, el ser natural y su comunión con la vida en la naturaleza, la música, la pintura y todo lo que la naturaleza le ofrecía. Recuerdo una vez que hablando con él, le dije en forma de consejo que tratara de no angustiarse y enojarse de lo desagradable del sistema y que aceptara de que el mundo era así y no podía cambiarlo y me dijo que él iba a ser todo lo posible para cambiarlo porque quería ser fiel a sus ideales. Como dejo escrito en un mural que dice exactamente: “La dignidad no se tranza ni ante el filo de la espada ni ante el paredón de la muerte”. Y así fue consecuente con sus ideales, una persona que en ese sentido es de admirar y respetar.

Más allá de que sea mi hermano, yo estoy muy orgulloso de él. Alguien que se presenta con tanta seguridad en sus palabras es digno de que el mundo le sea entregado, como dice este texto sagrado del Tao Te King: “Así pues, sólo quien está dispuesto a entregar su cuerpo para salvar al mundo merece que se le confíe el mundo. Sólo aquel que pueda hacerlo con amor es merecedor de ser administrador del mundo”. Hay mucho para hablar sobre Santiago y aún más hay mucho para aprender de él pero para eso hay que dejar los egos de lado, cosa que nos cuesta muchísimo llevarlo a cabo. Y es así que justamente provocó que mucha gente saliera a expresarse a través de murales, de la música y en diferentes tipos de arte porque dentro de ellos hay un ideal luchador de querer un mundo mejor para todos y más aún para los niños venideros.

hermanos maldonados.jpg

ED: ¿De qué manera cambió tu vida y la de tu familia después del 1ro de agosto de 2017?

Mi vida cambió, en el sentido que ya no soy el mismo. Me quedó un gran vacío y un profundo dolor, como así también una enseñanza maravillosa y única. Cuando por momentos el dolor y el vacío se convierten en tristeza intento encontrarle una explicación más allá del apego a la vida, entonces llego a la conclusión de que si la energía madre que maneja el mundo determinó ese destino para él es porque debía ser así, igual como todo lo que sucede sin que podamos intervenir o modificar a nuestro criterio, pensar en eso me tranquiliza. En él no hay sitio para la muerte, es energía viva que se manifiesta todo el tiempo aunque no esté físicamente.

Me quedó un gran vacío y un profundo dolor, como así también una enseñanza maravillosa y única.

Santiago no le temía a la muerte, por eso llevó sus ideales más allá de su beneficio personal y su egoísmo individual para hacerlo colectivo, en este caso en la Pu Lof Cushamen, pero podría haber sido en cualquier otro lugar. Para lograr llevar los ideales hasta la muerte hay que tener mucha conciencia, cosa que él había logrado conseguir. A veces pienso que pudo haber alcanzo un estado de iluminación en los últimos días de su vida, pero eso es una apreciación personal.

En cuanto a mi familia, también lo sienten todos los días y ese dolor no se lo pueden quitar de ninguna manera.

german y sergio.jpg

ED: Más allá de la indiferencia del Gobierno nacional, hubo un gran apoyo de la sociedad en la búsqueda de tu hermano, movilizaciones cada 1ro de cada mes, ¿Te sorprendió la cantidad de gente que se sumó a la lucha que emprendió tu familia? Como fue el apoyo de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.

La verdad que el apoyo de todos los Organismos de Derechos Humanos fue sumamente importante y de trascendencia, fue el combustible que puso en marcha todo el motor solidario de gran parte de la sociedad como así también la importancia de las personas que se movilizaron en distintos puntos del país porque conocieron a Santiago, En cada lugar que estuvo se relacionó con muchas personas, y eso hizo que la voz que se alzó para pedir por su aparición fue tan potente que se hizo escuchar.

¿Por qué fue tan potente, genuina y valiosa esta lucha? Porque precisamente conocieron sus ideales y creyeron en ellos, por eso le dieron la importancia y la transcendencia que se vio. Porque Santiago sembró verdaderas amistades, sinceras y sin dinero de por medio, sembró conciencia. Por eso hoy, está dando sus frutos, porque hubo amor, honestidad, valor, conciencia, disciplina, transparencia. Santiago estuvo bien enraizado con sus ideales en sus últimos años de vida.

santiago maldonado 2.jpg

ED: Se entiende que existe por parte del Gobierno de Cambiemos un apoyo a las fuerzas de seguridad en todo su accionar a pesar de los casos de violencia institucional más resonantes que hubo, al respecto, ¿Tenes alguna opinión del decreto presidencial que habilita a las fuerzas armadas a ejercer un rol en temas de seguridad interna?

Cuando un gobierno lamentablemente no satisface las necesidades del pueblo y el pueblo se moviliza en contra de las políticas implementadas por dicho gobierno, éste al no tener respuestas ante los atropellos que lleva a cabo, solo le queda implementar la represión para evadir la problemática, aunque sea momentánea.

Es un tema sumamente complicado y delicado que arrastra siglos de historia y es como el cuento de la buena pipa, hasta que el pueblo no sienta el equilibrio social, cultural y económico las protestas nunca van a cesar y las represiones tampoco. Es lamentable y muy doloroso, pero así es la realidad, no solo ocurre en Argentina sino que en la mayoría de los países.

ED: Hace pocos días, comenzó a circular un informe del perito Enrique Prueger refutó la conclusión de que Santiago se ahogó en el río, vos o tu familia ¿hablaron con Prueger? ¿Qué avances hay en la causa? ¿Y qué opinión tenes sobre el rol de la Justicia en la causa de tu hermano?

En cuanto al informe de Enrique Prueger no puedo opinar nada porque no sé nada de peritajes ni de procedimientos científicos. Sobre la Justicia puedo determinar que va en un proceso lento, como sucede en la Argentina en casos de extrema importancia y más aún en el caso de Santiago que es tan complejo y magnificente.

Esperamos que se llegué a la verdad y que se haga justicia cuanto antes, es nuestro más profundo anhelo como familiares de Santiago.