¿Quiénes fueron y son los pintores argentinos más importantes?

El arte es un referente en la cultura de Argentina y con el arte surgió una diversidad de pintores argentinos. Muchos, conocidos por el mundo, otros que debés de conocer.

29 de septiembre, 2020 | 00.32

Las artes plásticas constituyen una parte fundamental de la identidad de Argentina. Son el testimonio de la historia e ideología del país, pero también el reflejo de sus sentimientos y creatividad. 

Acompañanos en este recorrido para conocer a algunos de los pintores argentinos que, con sus pinceladas, imaginaron nuestro país y dejaron un legado cultural. ¡No te lo pierdas!

Pintura en Argentina

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

A lo largo de la historia, la pintura argentina ha ido evolucionando junto con el país. Las influencias europeas siempre fueron importantes, pero también desarrollamos nuestras propias versiones, adaptándolas a nuestros paisajes e ideologías.

Vamos a deternos en la historia de las artes plásticas argentinas. También, repasaremos uno por uno a los pintores argentinos más importantes y sus aportes principales a nuestro arte. 

Si querés conocer más acerca de los grandes artistas nacionales, te recomendamos estos videos.

 

 

Recorrido histórico de la pintura argentina

Prehistoria

Muchas de las comunidades originarias del territorio argentino desarrollaron el arte rupestre. Se trató de representaciones gráficas de casi 10.000 años de antigüedad.

Estas pinturas pueden visualizarse en diversos destinos del territorio argentino, desde el Norte hasta la Patagonia. Al noroeste de la provincia de Santa Cruz se encuentra la Cueva de las Manos, declarada por la Unesco Patrimonio cultural de la Humanidad.

 
 
 

La Colonia

Durante el período colonial, la pintura local estuvo caracterizada por un fuerte predominio de lo religioso. De esta manera, el arte era un instrumento persuasivo y transmisor de ideas.

Los artistas más importantes de la pintura colonial argentina fueron los jesuitas. Estos incorporaron pinturas y esculturas a los templos, dedicándose también a la formación de indígenas en sus talleres.

Siglo XIX

Luego de la Revolución de Mayo se popularizan las corrientes de pensamiento francesas. De esta manera, la temática religiosa del período colonial fue menos abundante.

La actividad pictórica se desarrolló fundamentalmente en el retrato y las escenas de costumbre.

Siglo XX

A partir de 1920 comienza el período de modernización de las artes plásticas argentinas. Esto se da gracias al regreso de pintores argentinos, que traen con ellos la influencia de las corrientes vanguardistas europeas.

Se cuestionó el gusto dominante y las instituciones oficiales del momento. Además, se fundó Amigos del Arte, un organismo que ofreció un espacio a las nuevas tendencias. 

 

Pintores argentinos más famosos

Carlos Morel

Buenos Aires (1813-1894). Junto a Fernando García Molino, son considerados los primeros pintores argentinos. En sus óleos y litografías, refleja la época del rosismo: plebe urbana y pobladores rurales.

Procesa del Carmen Sarmiento

San Juan (1818-1899). Primera pintora argentina cuya especialidad fue el retrato. Entre ellos podemos encontrar algunas personalidades del momento, como su hermano y presidente Domingo Sarmiento y el escritor Juan María Gutiérrez. También realizó pintura de flores, paisajes y motivos religiosos.

Luisa Sánchez de Arteaga

Buenos Aires (1823-1883). Junto con Procesa del Carmen fue una de las primeras mujeres dedicadas a la pintura. La posición privilegiada de su familia le permitió dedicarse al arte. 

Entre sus obras más destacadas podemos encontrar una copia de Rafael La virgen de San Sixto y un autorretrato en acuarela.

Prilidiano Pueyrredón

Buenos Aires (1823-1870). Pintor, ingeniero y arquitecto argentino. Precursor de la pintura en el país, se abocó a temas de salón y representación costumbrista. Fue el primer pintor de desnudos femeninos de Buenos Aires, con sus reconocidas obras La siesta y El baño.

Carlos Enrique Pellegrini

Francia (1800-1875). Aunque es de origen francés, este ingeniero adquirió fama en Argentina como retratista y pintor. En 1828 llegó a nuestro país y, luego de trabajar como retratista y litógrafo creó, en 1841, la Litografía de las Artes. 

También fundó la Revista del Plata y, como ingeniero, edificó el antiguo Teatro Colón. Su hijo, Carlos Pellegrini, fue el primer presidente argentino hijo de inmigrantes.

Cándido López

Buenos Aires (1840-1902). Fotógrafo, soldado, zapatero y trabajador rural. Aunque nunca se dedicó profesionalmente a la pintura, sus obras forman parte fundamental del acervo argentino del arte. Mediante sus pinturas reflejó las vivencias de las guerras civiles de aquellos años.

Ángel della Valle

Buenos Aires (1852-1903). Nacido en una familia de inmigrantes italianos, Ángel pudo acceder a una educación europea. Durante su estadía en Florencia, Italia, comenzó a pintar cuadros de tema pampeano. 

Entre las obras de este artista se encuentra La vuelta del malón, considerada como la primera pintura genuinamente nacional.  

Reynaldo Giudici 

Italia (1853-1921). Su familia migró a Argentina cuando era un niño y comenzó su desarrollo como artista en nuestro país. Tuvo una fuerte influencia en la escena artística local. Fue uno de los fundadores de la Sociedad Estímulo de Bellas Artes, hoy Academia Nacional de Bellas Artes. 

Su obra podría encuadrarse como realismo de intención social y costumbrismo. Entre las más importantes se encuentran La sopa de los pobres y La traicionada.

Eduardo Schiaffino

Buenos Aires (1858-1935). Además de ser un gran pintor argentino, es el responsable de la institucionalización de nuestro arte. Su activa labor en la escena artística del momento, permitió la organización de salones anuales de pintura y escultura y las primeras muestras sistemáticas profesionales. Fundó y dirigió el Museo Nacional de Bellas Artes.

Eugenia Belín Sarmiento

San Juan (1860-1952). Discípula de su tía abuela Procesa Sarmiento, se dedicó a las artes destacándose en varias exposiciones del país. Fue la primera pintora sanjuanina en participar en el Salón Nacional. Abordó diversos géneros y se convirtió en la más importante retratista de Domingo Sarmiento.

Ernesto de la Cárcova 

Buenos Aires (1866-1927). Además de ser un gran artista argentino, Ernesto de la Cárcova se destacó como gestor cultural. Fue artífice de la Escuela Superior de Bellas Artes y del Museo de Calcos y Escultura Comparada. 

Entre sus obras se destaca especialmente el óleo Sin pan y sin trabajo, del año 1894. Con él obtuvo la máxima distinción en la Exposición Universal de Saint Louis.

Eduardo de Martino

Italia (1838-1912). Fue oficial de la Marina de guerra Italiana y, en 1870, se estableció en Buenos Aires. Durante varios años se dedicó a la pintura dejando un fiel testimonio del pasado argentino. Se lo considera el marinista por antonomasia y quien influyó al primer marinista argentino, Justo Lynch.

Luis Adolfo Cordiviola

Buenos Aires (1892-1967). Este artista argentino dedicó a las sierras de Córdoba lo más significativo de su obra. Fue uno de los mejores pintores argentinos animalistas. 

Buena parte de sus obras estuvieron influenciadas por su barrio, San Isidro. En ellas se reflejan las viejas esquinas, los sauces costeros y lanchas del arroyo Sarandí.

Carlos Ripamonte 

Buenos Aires (1874-1968). Reconocido pintor argentino, se dedicó tanto a la pintura como a la docencia. Fue miembro fundador de la Academia Nacional de Bellas Artes y presidente de la Sociedad Estímulo de Buenos Aires. En su obra abordó las costumbres del paisaje idealizado pampeano con un lenguaje naturalista.

Cesáreo Bernaldo de Quirós 

Entre Ríos (1879-1968). El poeta argentino Leopoldo Lugones denominó a Bernaldo de Quirós como “el pintor de la Patria”. Formado en Buenos Aires y Roma, se sumó al grupo Nexus. En el conjunto de su obra se destacan especialmente pinturas dedicadas a gauchos y otros personajes de la vida de los argentinos. 

Fernando Fader

Francia (1882-1935). Su familia migró a Argentina cuando él tenía tres años. En 1915, se trasladó a las sierras cordobesas por consejo médico luego de contraer tuberculosis. Allí conoció al galerista alemán Federico Müller que lo contrató e impulsó a continuar su carrera pictórica. 

Fue el principal seguidor del impresionismo alemán en el país. Entre sus retratos, óleos y acuarelas se destacan La mantilla, La madre y La liga azul.

Xul Solar

Buenos Aires (1887-1963). Oscar Agustín Alejandro Schulz Solari es más conocido como Xul Solar. Fue, entre muchas otras cosas, uno de los más importantes pintores argentinos. Su pintura fue definida como fantástica antes que surrealista. 

La mayor parte de su obra se encuentra en pequeño o mediano formato, con acuarela o témpera. Aunque también empleaba óleo y otros soportes menos convencionales como cartón, madera y vidrio.

Martín Malharro

Buenos Aires (1865-1911). Pintor argentino que renovó de manera cualitativa la actividad artística del país. Impregnado con el espíritu impresionista, su exposición en Buenos Aires provocó desconcierto y rechazo. 

Sin embargo, no se dejó influir y luchó con otros jóvenes para desterrar concepciones academicistas y naturalistas del arte argentino.

Faustino Brughetti

Buenos Aires (1877-1956). Estudió en Europa y, en 1901, realizó la primera exposición impresionista en el diario La Prensa. Se convirtió en el introductor del impresionismo en Argentina, así como del expresionismo y el simbolismo. En 1914 fundó la Academia de Bellas Artes de La Plata, que lleva su nombre.

Walter de Navazio

Córdoba (1887-1921). Este pintor cordobés buscó reflejar en sus obras lo fugitivo de un momento en la naturaleza. Sus creaciones, a primera vista, se podrían encasillar como regionalismo cordobés. Sin embargo, en aquellos paisajes del artista se escondía un subconsciente simbólico.

Antonio Berni 

Santa Fe (1905-1981). Este importante y renombrado artista plástico argentino comenzó sus búsquedas en Europa, cuya etapa más destacada fue el aporte expresionista. 

Sin embargo, se inclinó hacia el realismo, colocando su obra al servicio del ideal social humano. Con agudeza, Berni utilizó diversas técnicas plásticas y artísticas para reflejar de una manera crítica, la realidad social. 

Raúl Soldi

Buenos Aires (1905-1994). Artista plástico argentino de reconocida trayectoria internacional. Estudió en la Academia Nacional de Bellas Artes. Entre sus obras, podemos encontrar desde grandes pinturas en basílicas y museos hasta en portadas de libros de poesía. 

Eduardo Sívori

Buenos Aires (1847 - 1918). Se trató de uno de los impulsores de la creación de la Sociedad Estímulo de Bellas Artes, fundada en 1876. Maestro de gran prestigio, presidió la Sociedad Estímulo. Fue un artista prolífico que continuó pintando y enviando obras a los Salones Nacionales hasta el año de su muerte.

Emilio Pettoruti 

Buenos Aires (1892-1971). Artista vanguardista argentino, introdujo en el país las premisas estéticas del futurismo y el cubismo. También fundó y dirigió la revista Crónica de Arte y fue director del Museo de Bellas Artes de La Plata dos veces. Entre sus obras destacadas se encuentra Pájaro de luz.



 

Benito Quinquela Martín

Buenos Aires (1890-1977). Se trata de uno de los grandes artistas plásticos de la cultura argentina. Este pintor se nombró a sí mismo “el inventor de La Boca”. El acervo de pinturas que dejó es parte invaluable de la cultura argentina. 

El barrio de La Boca fue su pasión. El artista se inspiró en él para sus obras no solo como paisaje, sino también como escenario del trabajo y el esfuerzo de sus habitantes. 

Ramón Silva

Buenos Aires (1890-1919). Entre los círculos de jóvenes artistas herederos del posimpresionismo, Silva asomó como el más independiente de esta camada. 

Los paisajes de París fueron una constante temática del artista, mitigada gracias a las estadías en Córdoba, que impulsaron su representación nacional. Radicalizó su pintura desde la empatía con la naturaleza y el cromatismo, lejos de las referencias miméticas. 

Norah Borges

Buenos Aires (1901-1998). Artista plástica argentina y crítica de arte. Fue una participante activa del escenario cultural argentino e integrante, junto con su hermano Jorge Luis, del grupo Florida. 

 

Su desarrollo  artístico personal atravesó con un lenguaje propio las formas de la modernidad. Además, ilustró los primeros libros de grandes escritores como Borges, las hermanas Ocampo y Julio Cortázar.

Raquel Fornel

Buenos Aires (1902-1988). Esta artista argentina formó parte del grupo París. Su producción artística evolucionó desde el naturalismo hacia el expresionismo. En 1937 ganó la medalla de oro en la Exposición Internacional de París. 

Además de la pintura, se destacó en otras disciplinas como grabadora, escultora y profesora de dibujo.

Norma Bessouet

Buenos Aires (1940-2018). Gran personalidad del escenario artístico, Bessouet fue una dibujante, grabadista, escultora y pintora argentina. Con tendencia surrealista y simbolista, utilizó técnicas renacentistas dejando en cada pintura un fuerte sello personal. 

Su obra tiene puntos de contacto con el realismo mágico latinoamericano. En 1970, obtuvo el Gran Premio del Salón Nacional Argentino. 

 

 

Luis Felipe Noé

Buenos Aires (1933). Además de ser uno de los principales pintores argentinos contemporáneos, Noé también destaca como teórico y docente. En 2019, se cumplieron cincuenta años de su primera exposición. 

Desde aquel momento, este artista ocupa un lugar central en el arte y la cultura argentina. En los años sesenta fundó el grupo Otra figuración, que marcó un hito en la vida cultural del momento. 

Diana Dowek

Buenos Aires (1942). Las obras de Diana Dowek se destacan por ser ideológicas y políticas. En ellas se ocupa de reflejar la historia del país. Con un estilo estético muy marcado, lo artístico se vuelve político en cada pincelada. Su obra es un agudo e impactante testimonio de la historia argentina.

¿Y en la actualidad?

Una de las características más evidentes del arte actual es el protagonismo de los nuevos medios. Es decir, la fotografía, videos y el arte digital. La irrupción y permanente avance de la tecnología llevan a los artistas a incorporarla como recurso y soporte de sus obras. 

También, otras manifestaciones artísticas han tomado importancia estos últimos años. Entre ellas, se encuentra el arte urbano y callejero que ha florecido durante estos años, muchas veces ligados a circunstancias políticas puntuales.

Conclusión

Los pintores argentinos contribuyeron fuertemente con sus obras, pero también con sus políticas y actividades, a construir y mantener el escenario cultural del país. Por ello, resulta fundamental conocer sus nombres y aportes a la identidad nacional. 

Si te gustó este artículo, podés conocer más acerca de los referentes argentinos y de nuestra historia en El Destape.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►