El exsecretario de Cultura de la Nación Darío Lopérfido decidió bajarse de la carrera para ser el próximo Jefe de Gobierno porteño y argumentó que no quiere "poner en riesgo un triunfo de (Mauricio) Macri".

“Fui precandidato a jefe de Gobierno hasta hoy, decidí no competir, lo hablamos con Yamil Santoro, estuvimos todo el día de charlas, con Roberto Cachanosky, Ricardo López Murphy. Estoy agradecido a José Luís Espert de estar en su lista, el Partido Autonomista Nacional también”, expresó el dirigente este martes 28 de junio durante una entrevista en el programa Intratables.

Y agregó: “No quiero que por mi culpa pierda el Gobierno, no quiero que vuelva el Kirchnerismo. No quisiera poner en riesgo un triunfo de Macri”. Además, aseguró que hoy su "prioridad" es que "no gane el kirchnerismo" y que "votará a Macri" en la elección presidencial y "en blanco en las elecciones de la Ciudad”.

“No hay PASO en la Ciudad, en la elección pasada no se la dieron a Martín Lousteau. Tengo una visión distinta a Horacio Rodríguez Larreta, tiene una visión distinta dónde poner foco en el gasto público, hay que bajar los impuestos”, aseguró.

Por su parte, el presidente del partido liberal Mejorar y gran impulsor de la candidatura de Lopérfido, Yamil Santoro, explicó en las redes sociales la situación que desencadenó en la decisión y avaló el análisis del daño colateral al oficialismo: "nos enfrentamos con el riesgo de ser funcionales al kirchnerismo".

"El daño se plasmaba de dos maneras: el 99% de "nuestros" votos nacionales saldrían de Macri y además, discursivamente resultaba muy difícil no dañar tratando de posicionar una tercera vía por fuera del desquicie que representa la grieta en ascenso", explicó.