A los 99 años, murió el actor Max Berliner

Con más de 50 obras en su haber, fue un referente del teatro idish en el país. Tuvo también una larga trayectoria en el cine y la televisión así también como docente.

26 de agosto, 2019 | 10.25

Con 95 años de carrera y con proyectos hasta el último momento, el objetivo de la vida de Max Berliner fue nunca detenerse: "Hay que tener algo pendiente, sino la vida no tiene sentido".

El actor, que el 23 de octubre próximo hubiese cumplido 100 años, murió hoy según comunicó su propio hijo Daniel en su Facebook: "Hoy solo música para recordarlo!!! Ejemplo de vida , así lo recordamos!!! Max viejo querido mío!!! Y un día nos dejaste!!!".

Max Berliner nació en Polonia y con apenas dos años migró a la Argentina con sus padres. Ella, costurera y él, broncero, se instalaron en el barrio de Once.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Se desempeñó como actor, director y autor de espectáculos. En un escenario también conoció a su mujer, Rachel Lebenas. "Nos encontramos por azar. Había una institución que buscaba gente joven para hacer teatro. Estaban armando el elenco de El zoo de cristal, de Tennessee Williams. Me llamaron para dirigir esa obra. Pusieron una aviso en el diario y vinieron muchas personas al casting. Tenía que elegir a una chica para el personaje de Amanda. Me acerqué y dije 'ella va a ser la protagonista'. Era Rachel. No la había visto nunca antes, pero de todas las actrices que se presentaron, la que me atrajo fue Rachel, por su personalidad, por su fuerza".

Max Berliner no se cansaba de repetir cuál era su secreto para semejante vitalidad: "Soy feliz viendo un cielo con nubes, sentando en un café contemplando a las personas, mirándolas a los ojos, y hacer todo con amor".

Más allá de su trabajo como actor y director, Berliner logró una inusitada popularidad a partir de una publicidad que hizo cuando cumplió 90 años. Berliner aparecía haciendo ejercicios físicos de gran complejidad en el anuncio de un medicamento contra el reumatismo. Ese detalle lo vinculó fuertemente con generaciones que no lo conocían y que empezaron a admirar su simpatía y vitalidad.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►