Fuerte suba de la obra pública en PBA: "Trabajan al 100% de su capacidad"

El ministro de Infraestructura y servicios públicos provincial, Agustín Simone dialogó con El Destape sobre el estado de las obras públicas en territorio bonaerense. El FIM, la gran herramienta que aplauden los intendentes. Las rutas 11 y 56 estarían terminadas en noviembre. Las obras que se vienen en la provincia más poblada del país. 

22 de julio, 2021 | 10.28

Agustín Simone, el ministro de Infraestructura y servicios públicos de la provincia de Buenos Aires, es el hombre que Axel Kicillof designó para ejecutar toda la obra pública. Con más de un año y medio de estar al frente del ministerio, Simone se muestra más asentado en su rol y logró un balance entre las pequeñas obras que los intendentes ejecutan a través del Fondo de Infraestructura Municipal y las mega obras viales e hidráulicas que generan transformaciones de fondo en la provincia de Buenos Aires. 

En diálogo con El Destape, el titular de la cartera de Infraestructura detalló el estado de las obras públicas en territorio bonaerense y afirmó que “las empresas de obra pública están al 100% de su capacidad técnica”. ¿Qué significa esto? “Que ya no hay más empresas con capacidad para hacer obra pública en la provincia. No hay”, afirmó Simone y agregó: “Nosotros, cuando tenemos que tomar una licitación, analizamos la capacidad técnica de cada empresa. Esto quiere decir que vemos qué puede hacer una empresa. Supongamos que tiene capacidad técnica para hacer 100 kilómetros de ruta, no le puedo dar cinco licitaciones de 100 km a la misma empresa porque no lava a poder hacer, no tiene la capacidad”. 

“Hay una devaluación técnica y financiera que establece cada empresa de cuánto puede hacer. Bueno, hoy estamos este al 100%, significa que la capacidad actual de las empresas en la provincia de Buenos Aires ya está toda ocupada con las licitaciones que nosotros tenemos. Entonces, a lo que voy es que falta inversión privada. Hoy lo que falta en la provincia es que el sector privado invierta más para poder las obras que necesitamos, porque el sector público no ejecuta las obras por su cuenta”, afirmó el ministro. 

O sea, me estás dando una realidad que es completamente diferente a la que todos los días los medios hegemónicos cuentan...

Yo te hablo obviamente de la situación puntual de la obra pública. Es un dato técnico, no es una apreciación política. Hoy nos cuesta licitar más obras, porque hay pocas empresas que tengan margen. De hecho estamos llamando a empresas de afuera, de otras provincias para que vengan. 

El ministerio tiene para este año un 9% del total del presupuesto de la provincia de Buenos Aires, ¿Cuánto llevan ejecutado? 

Ahora nosotros tenemos comprometidos, con las licitaciones que tenemos lanzadas, el presupuesto de este año y el año que viene. Son obras que se hacen en tres o cuatro años. Por ejemplo, la ruta 6 es una obra de más de 5 millones de pesos. Este año gastaremos mil millones en esa obra, porque son obras largas que se analizan en base a cómo se calzan en el tiempo. Hoy tenemos licitado o en llamado varias veces nuestro presupuesto, mínimo 2 veces. Tenemos dos presupuestos comprometidos, lo que hay mirar después es la curva de ejecución de cada una de las obras en el tiempo, entendiendo que hay una pandemia. 

Teníamos un país y una provincia parados, ¿y qué implicaba esto? Que a veces a una empresa, aunque le adjudiquemos una obra, le tomaba  tiempo empezar, porque hacía dos o tres años que no hacían obra pública y entonces se habían descapitalizado, tenían instalaciones desarmadas. Las empresas tuvieron que, también en medio de la pandemia, ponerse a trabajar con una realidad completamente distinta en la que habían tenido el 2018 y 2019. Eso lo vemos y a nosotros nos está generando un retraso en el avance de nuevas obras.

Han quintuplicado el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), de 2 mil a 12 mil millones pesos. Es decir, le dieron obras a los intendentes, los hacen partícipes, y logran que ellos se tengan que poner encima de la obra para que avance, para que se inaugure. Han logrado un buen funcionamiento del programa… 

Es así. Esto es el resultado de un trabajo hormiga de un año y medio. Nosotros no somos afectos a los anuncios grandilocuentes o a las grandes firmas de compromisos para adelante, sino que vamos muy sobre lo seguro, porque tenemos la convicción que es la forma en que hay que hacer las cosas. Y hoy se ven los resultados.

Y te digo una cosa más, los ministros, y no solamente yo, escuchamos mucho al territorio y a los intendentes de los distritos, estoy convencido de eso. No tendría nunca sentido que yo caiga con una obra en un lugar y que intendente me diga ‘¿por qué hiciste esto?’ Y esto antes pasaba.  Yo creo que esa escucha activa hoy, lo que te permite es que nunca va a pasar eso, nunca va a pasar que yo saque una licitación y que el intendente me diga ‘Che, esto para mí no es importante’. El FIM es una muy buena herramienta y vamos a continuar con esta mecánica. Incluso estamos empezando a descentralizar obras que consideramos que los municipios las pueden ejecutar más rápido que nosotros. 

¿Qué tipo de obras?

Son obras de plazos más cortos. Obras de arquitectura, de vivienda también. La mayoría de las viviendas que estamos haciendo son descentralizadas en municipios.  Salvo licitaciones muy grandes de viviendas como en La Matanza, Moreno o Florencio Varela, donde son cientos, nos parece más eficiente que las ejecuten los distritos.

Analizando el impacto, y siendo muy conservadores, tenemos calculado que se van a generar 180 mil puesto de trabajo de piso. Pensá que los fondos del FIM de este año, en menos de dos meses, teníamos el 80% firmado. ¿Qué quiere decir? Que el 80% de los municipios tenían todos sus proyectos aprobados en menos de dos meses. Evidentemente están trabajando muy bien. 

¿Cómo está el plan habitacional para este año y que es lo que proyectan para el 2022?

El gran problema de la provincia es la disponibilidad de terreno. Así que lo que lo que venimos haciendo es: terreno que tiene factibilidad, terreno donde se hace vivienda. Y en sentido no hay limitaciones. Este año no vamos a llegar a tener 10.000 viviendas, pero el objetivo sigue estando y nosotros queremos llegar a 10.000 anuales. El gran desafío en la provincia es generar tierra. Los municipios tienen que generar tierra urbana para poder después ir y construir vivienda. Necesitamos llegar a estas 10.000 viviendas por año y mantener una política sostenida durante muchísimos años a este nivel. Pero estaremos en un número interesante este año

¿Cuán interesante es el número? ¿Más de la mitad de las 10 mil viviendas? 
Sí. Vamos a tener iniciadas un número que va a estar este que me dijiste, por encima del 50% seguro de las 10 mil seguro. 

La última entrevista que te hice fue en septiembre de 2020. Ahí me dijiste que tu obra, la que vos querías hacerla, que lleve tu sello es la Ruta 11, ¿Cómo viene esa obra? 

Venimos bien, tiene plazo de finalización para noviembre. Tiene que estar terminada antes de la temporada de verano, es el objetivo que tenemos y estamos en condiciones de cumplirlo. Es una obra fundamental, tanto la ruta 11 como la 56 que te llevan a toda la costa atlántica. Creo que va a ser un cambio fundamental.

Ahora, con una inversión superior a los 4800 millones de pesos, los trabajos que se están realizando son en una longitud de 158 km. En la Ruta 11 está en ejecución el tramo General Conesa y San Clemente del Tuyú. Ya se finalizó el tramo San Clemente del Tuyú – Mar de Ajó.  Es una obra que está 85% con lo cual, la ruta está, ya se ve.  

Y en la  Ruta 56 estamos con los trabajos de construcción de la segunda calzada que se realizan entre General Conesa y General Madariaga. Lo que pasa es que hay que terminar puentes, todo un trabajo fino que lleva varios meses porque nos va a llevar de acá hasta noviembre.

¿Qué es lo que se viene? 

Muchos anuncios y muchas licitaciones que ya están a la vista. Vamos a licitar el resto de la ruta 4, que es otra de las grandes obras viales. Vamos a avanzar con las grandes obras hidráulicas, como en La Matanza, también con la próxima etapa del Luján, con la próxima etapa del Salado, avanzar con rutas como la 41, habrá más caminos rurales. Le estamos dando una importancia al interior de la Provincia que que no se le da hace muchísimo tiempo con con obras de todo tipo.

¿Cómo va a ser esta campaña electoral dentro de la provincia de Buenos Aires entendiendo que el tema obras va a estar presente?

Mira, me parece que nosotros tenemos y lo tiene Axel, somos gente con foco en la gestión muy fuerte. Yo creo que en la campaña va a ser lo mismo. Seguimos trabajando, y seguimos tratando de tener más obra pública. La obra también es darle un impulso a la economía, esto que yo te contaba, de tener ocupado toda la capacidad técnica las empresas de la provincia de Buenos Aires. Queremos tener a la economía funcionando a plena marcha, siendo empujada por la obra pública.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►