Simone: "Apuntamos a obras que tengan efecto en la gente"

Kicillof anunció un ambicioso plan de obras pospandemia. El ministro de Infraestructura, Agustín Simone, detalló lo que viene y lo que fue. La pesada herencia y el baluarte del Estado.

20 de septiembre, 2020 | 00.05

A diez meses de haber asumido el Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires, el ministro de Infraestructura bonaerense, Agustín Simone detalló las obras que ejecutarán durante su mandato, la visión política del gobierno, las dificultades que enfrentó desde el inicio de la pandemia y la pesada herencia que recibió. 

Néstor y Bush: la historia


“No pensamos como una obra emblemática la infraestructura sino que nuestra característica apunta a pensar más en el efecto real sobre la gente”, expresó en un mano a mano con El Destape el joven funcionario y agregó: “Tal vez muchas de las obras que hagamos no se vean, pero sí le cambien la vida cotidiana a la población de manera directa”.


Tras la jura y asunción, Simone se encontró con deudas y un estado de abandono dentro del Ministerio: “Si bien en 2017 metieron mucha plata en vialidad y dieron inicio a muchas obras, firmaron convenios y préstamos, todo cambió con el ajuste de 2018. Como no tenían fondos para ejecutar todo, en vez de dar de bajas algunas obras, empezaron a espaciar los pagos, ejecutaban más lento. Por ejemplo, si una empresa tenía 100 obreros, en vez de hacer menos obras tardabas más tiempo en hacerlas. Entonces en vez de 100 trabajadores le decías, ‘poné 30 y en vez de 3 máquinas, poné 1’, pero eso terminó detonando los plazos de obra que se incumplieron; neutralizaron los plazos y no se certificó nada. Cuando asumimos había 700 redeterminaciones de precios paradas”.  


Respecto de los números de Infraestructura, desde su oficina en el quinto piso del edificio del ministerio en La Plata, el funcionario explicó: “Después de las PASO de agosto del año pasado se paró todo. No había más presupuesto, estaba agotado. Pararon las obras y no se pagó más nada, ni la boleta de la luz. Para que te des una idea, en valor de obras paradas había más de $50 mil millones, y recibimos una deuda de $20 mil millones”.

 

 

Los “ñoquis” del Estado 

 

Se notaba que no trabajan en La Plata, se notaba que no venían”, expresó el ministro cuando fue consultado sobre qué aspecto le había sorprendido al llegar a su área. “Cuando digo que no venían se podía ver en que, por ejemplo, no funcionaba ni el baño. Había gente que no tenía nada para hacer porque no se gestionaba desde acá, sino desde la Capital Federal en las oficinas de la calle Reconquista”.  


En referencia a las dificultades que aun afrontan producto de la pandemia, Simone reconoció que “teníamos un plan de trabajo y de obras y de refuerzo en la economía para salir de las crisis de los últimos 2 años y nos pasó lo que pasó. Si bien hay que planificar, porque estoy convencido de eso, tenés que tener la capacidad de adaptarte porque hay cosas – como el COVID - que no manejamos”.


En ese sentido, el dirigente destacó la labor de los y las trabajadoras: “Cuando las cosas se ponen difíciles el empleado público le pone el cuerpo de una manera muy difícil de explicar. Hay un nivel de entrega, una disposición al sacrificio a cambio de lo habitual que es algo que quiero revalorizarlo. Después de 4 años en donde se defenestró tanto al empleado público, estoy seguro que gran parte del mérito de lo que logramos fue por el esfuerzo de los y las trabajadoras del Estado”. 

Polos productivos, rutas, cloacas, casas 

La ruta 11; la hice toda mi infancia y es una ruta que la gente la transita para tomarse unos días de vacaciones y ver todos los choques durante el verano…Voy a disfrutar mucho cuando la terminemos”, se sinceró Agustín Simone ante la consulta de El Destape respecto a cuál era la obra que lo obsesionaba y que quería terminar sí o sí.  


Sobre el plan anunciado por Axel Kicillof, las obras que ya firmaron para comenzar y la visión política desde Infraestructura, el ministro detalló: “Estamos proyectando sobre los anillos productivos de la Provincia para que crezcan esas zonas pero también para que se pueda crecer en el interior. Por eso estamos trabajando sobras las ruta 41, la 6 que comunica La Plata – Zárate y los une al puerto. Nación está haciendo la Presidente Perón que es la continuación del Camino del Buen Ayre y además estamos trabajando en la 51 que va de Bahía Blanca hasta Ramallo y cruza toda la Provincia”. 


Por otra parte, “firmamos por $4 mil millones con Nación para obras de agua y cloacas en el interior. Las cuencas de Luján y el Reconquista son proyectos que queremos y vamos a hacer. Están los proyectos sobre plantas potabilizadoras y las de tratamiento de residuos cloacales”. 


En referencia al plan de viviendas, Simone confirmó que “queremos que la Provincia vuelva a tener los niveles de construcción que siempre tuvo. Queremos terminar las 5 mil que recibimos paralizadas y, con el endeudamiento, tenemos unas 2500 que le presentamos al Banco Mundial. Además tenemos identificadas 7 mil casas más que estamos trabajando con Nación”. 

 

La planta potabilizadora de La Plata, Berisso y Ensenada que mejorará la calidad del agua a un millón de habitantes es otra de las obras que prometieron los últimos dos gobernadores pero nunca se realizaron. “Me preguntás por qué esta vez sí… Mirá Scioli lo anunció porque estaba buscando un préstamo y no lo consiguió. Vidal sí lo consiguió y hasta firmó para avanzar, pero no lo ejecutó. Nosotros ya renegociamos los préstamos y ya firmé la resolución de licitación. Es una cuestión de decisión política, ahora dependerá la capacidad técnica para ejecutar la obra”. 
 

¿Un nuevo aeropuerto en la costa? 

 

En La Plata, la promesa de tener un aeropuerto propio es casi una frase que todos los intendentes prometen pero nunca se cumplen. Incluso Daniel Scioli, cuando fue gobernador, también lo afirmó. “Para radicar un aeropuerto se realizan estudios de demanda, es decir si el lugar tiene posibilidades para que haya distintas rutas de vuelos. También hay que evaluar las frecuencias y la efectividad”, explicó Simone y agregó: “Hoy los estudios no marcan que La Plata sea efectivo tener un aeropuerto”. 


Consultado sobre cuáles serían las ciudades que podrían contar con un aeropuerto, el ministro dijo: “Estamos estudiando en Villa Gesell y Azul por su gran potencial turístico. Incluso Tandil es otra ciudad en la que se podría hacer. Pero repito, es una cuestión de estudios de demanda, porque no son obras baratas y además, después tienen que funcionar y ser eficientes”. 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►