Muerte de Diego Maradona: cuatro testimonios inéditos sobre sus últimas horas en Tigre

Un vecino y médico, un policía, la masajista y la toxicóloga revelaron detalles desconocidos hasta ahora: "Desayunó, se metió en su cuarto y nunca más nadie lo vio".

21 de abril, 2021 | 17.33

Si bien ya pasaron casi cinco meses desde la muerte de Diego Armando Maradona, continúan apareciendo testimonios inéditos al respecto. Ahora, según Intrusos por América TV, hablaron en un documental de Todo Noticias (TN) cuatro personas que hasta ahora no se habían dado a conocer públicamente: un vecino y médico, un policía, la masajista y la toxicóloga que intentaron auxiliar al ídolo durante aquel trágico 25 de noviembre de 2020 en la casa de Tigre en la que vivía.

Collin Campbell Irigoyen, el doctor que vivía al lado del hogar de "Pelusa" en el country y corrió a tratar de socorrerlo, detalló que "estaba en mi casa por almorzar, me llamaron a las 12.26 y me preguntaron si podía ir a asistirlo". Luego, contó que "me encuentro al psicólogo y a la asistente con todo el cuarto bastante desordenado. Estaba el custodio haciéndole respiración boca a boca, la enfermera con los masajes cardíacos y, al pie de la cama, la psiquiatra".

El médico expresó que "apenas ingreso les pregunto hacía cuánto que estaba así, acostado y sin signos vitales". Y la respuesta de ellos fue elocuente: 
"Lo único que pudieron decir fue que se había levantado temprano a la mañana para desayunar, volvió a ingresar a su cuarto, cerró la puerta y nunca más tomaron contacto con él. Logramos ponerle una vía de acceso, pero a la aérea no pudimos acceder".

"El médico a cargo de la ambulancia intentó ver si tenía algún tipo de actividad eléctrica, pero tampoco, y seguimos con las maniobras", se explayó.

Por su parte, el empleado de seguridad del barrio San Andrés, Lucas Farías, admitió que "yo fui el primer agente que tomó conocimiento. Uno se encuentra con un panorama y un despliegue de ambulancias que no es el usual".

El testimonio de la masajista y la toxicóloga

Por si fuera poco, también aportaron sus testimonios inéditos la masajista Rocío Soledad Frank y la toxicóloga María Elena Gómez. La primera aseveró que "en 2019 me llama su pareja de ese momento para decirme si podía hacerle una limpieza de cutis y, cuando llego, me encuentro con que en realidad iba a atender a Maradona".

Entonces, describió la situación: "Le empieza a temblar el brazo izquierdo y él le dice a un chico que estaba ahí ´creo que estoy con presión alta, traeme la pastilla de la presión´. Y se la trae con una cerveza. Por las fotos me di cuenta de que era ´Charly´", en referencia a Carlos Ibáñez, quien era parte del entorno del crack, médico y la pareja de una prima de Rocío Oliva, la ex del "Diez".

"Tengo una amiga que vive ahí y me decía ´lo vi cuando lo sacaron a caminar, no está bien, no puede caminar. Ahí es cuando yo lo llamo, le pregunto cómo estaba y me dice ´y acá estoy... Solo como un perro", profundizó. Por su lado, Gómez ejemplificó: "La relación entre un médico y su paciente se basa en la confianza, pero a mí no se me ocurre sentarme a tomar alcohol con un paciente, no está bien".

Cómo sigue la causa por la muerte de Diego Maradona

Hay siete imputados, entre ellos el neurocirujano Leopoldo Luque, la psiquiatra Agustina Cosachov, el psicólogo Carlos Díaz y la enfermera Daiana Madrid. Algunas fuentes en el expediente revelaron semanas atrás que esa lista no estaba cerrada bajo ningún concepto y que podría extenderse a otras personas que rodeaban al astro del fútbol.

La junta médica se encuentra elaborando un informe, a partir del cual los fiscales deberán evaluar si la causa sigue caratulada como "homicidio culposo" cometido por el abandono y la negligencia de los responsables de cuidar la salud del ídolo o si se recapitula como "homicidio simple con dolo eventual".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►