Plantas nativas de Argentina

Conocé las plantas nativas de Argentina.

21 de mayo, 2021 | 10.00

Nuestro país alberga una parte importante de la diversidad biológica del mundo. En el planeta existen más de 200.000 especies vegetales. Se estima que por lo menos el 5% de ese total corresponde a plantas nativas de Argentina.

La flora y fauna nacional incluye especies de 18 ecorregiones distintas. En ellas se desarrollan alrededor de 115 ecosistemas. Cada uno con una gran variedad de especies autóctonas.

¿Conocés cuáles son las plantas nativas de nuestro país? Descubrilas en este artículo.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Flora Argentina

El territorio nacional presenta climas tropicales y subtropicales al norte, templados al centro y sur, así como frío húmedo al extremo sur. En semejante variabilidad territorial, Argentina posee algo más de 10.000 especies de plantas.

Las plantas subtropicales dominan el norte, en especial la región del Gran Chaco. Las plantas acuáticas proliferan en los humedales presentes allí.

 
 

Al centro del país está la Pampa húmeda, una extensa pradera. Originalmente, la pampa tenía muy pocos árboles. Pero muchas especies fueron introducidas por la intervención humana, como el eucalipto. Uno de los árboles nativos de la región es el ombú.

En la Patagonia, la mayor parte de la vegetación está compuesta de arbustos y hierbas. Estos están mejor adaptados para soportar las condiciones secas de dicho hábitat.

En Cuyo abundan los arbustos espinosos semiáridos. Aunque en sus varios oasis crecen también las hierbas y árboles de río. En el noroeste hay muchas especies de cactus. En terrenos superiores a 4.000msnm no crece ninguna vegetación importante, debido a la altitud extrema.

Plantas nativas de Argentina

Aromito

El espinillo o aromito (Vachellia caven o Acacia caven) es un árbol o arbusto de hasta seis metros de altura. Sus ramas son muy tortuosas y tienen características espinas hasta 5 centímetros de largo.

Tiene flores amarillas, muy pequeñas y esféricas, con un agradable perfume. El fruto es una chaucha leñosa castaño oscura, de entre 4 y 7 cm de largo.

Es muy común en la provincia argentina de Entre Ríos, donde crece en zonas generalmente degradadas. El espinillo representa una de las especies más comunes en el monte de las sierras cordobesas y en el espinal.

Calceolaria

Este género de arbustos se extiende de Patagonia a México, con su foco principal en la región de los Andes. Allí, crece en las áreas más húmedas del bosque de coihues, desde Neuquén al norte de Chubut y zonas cercanas a Chile.

Tienen flores amarillas o anaranjadas, que pueden mostrar manchas rojas o púrpuras. Conocida popularmente como capachito o zapatitos de la Virgen, esta hierba nativa es perenne o bianual y puede alcanzar los 50 cm de altura.

Ceibo

Una de las más famosas plantas nativas de Argentina. De hecho, es el árbol y la flor nacional de Argentina y Uruguay. En nuestro país se encuentran 4 variedades diferentes de ceibo, presentes en el noreste y centro-este.

Es un árbol de porte mediano, con alturas de entre 5 a 10 metros. Sus características flores tienen un color rojo intenso. Estas plantas florecen de octubre hasta abril.

El ceibo se usa como planta medicinal​ y ornamental. Además, resulta atractiva para las aves. Otro uso es musical, ya que el casco del bombo legüero se hace preferentemente de ceibo.

Cortadera

Su nombre científico es Cortaderia araucana. Se la conoce popularmente como cortadera, hierba de las Pampas, cola de zorro o paja brava, entre otros nombres. Es una especie endémica del sur de Sudamérica, especialmente en la región pampeana y la Patagonia.

 

La cortadera crece en densa masa, pudiendo alcanzar 3m de altura. Tiene hojas perennes, largas y finas, con bordes muy afilados. Sus flores son largas varas, en forma de densos penachos blancos, que asemejan a la cola del zorro.

Prolifera en terrenos arenosos y húmedos, comúnmente a orillas de ríos y arroyos. En los faldeos arenosos suele formar agrupaciones llamadas cortaderales o lloraderas.

Cleome hassleriana

Comúnmente conocida como pata de vaca, flor araña o planta araña. Es una especie de planta con flor, nativa de Argentina, Paraguay, Uruguay y el sureste de Brasil.

Sus flores son fragantes, muy decorativas y originales. Estas son de color morado, rosa o blanco, y crecen reunidas a lo largo de largas inflorescencias con forma de araña. Florece en verano y continúa floreciendo hasta comienzos de otoño.

Dichondra repens

Se la conoce como centavito u oreja de ratón. Es una de las pocas especies usadas para césped que no es una gramínea. Es perenne y posee hojas verde brillantes, de forma arriñonada.

Por su forma de crecimiento, esta planta nativa es capaz de colonizar espacios soleados, donde la humedad sea constante. Se adapta especialmente a zonas húmedas con inviernos no muy rigurosos.

Glandularia peruviana

Una de las más coloridas plantas nativas de Argentina, donde la conocemos como margarita punzó. Está presente, por ejemplo, en 9 áreas protegidas de nuestro país. Es una especie herbácea y rastrera, con tallos tendidos.

Posee flores de color rojo intenso, que se agrupan en inflorescencias circulares en el extremo de los tallos. Crece en pastizales y al costado de los caminos, en suelos ricos.

Flor de seda

Su nombre científico es Portulaca grandiflora y sus nombres vulgares son caá rurú quirá y flor de seda. En Argentina se distribuye en casi todo el territorio llegando hasta Chubut. Es especialmente abundante en la provincia de La Pampa.

La flor de seda crece en suelos arenosos y pedregosos con alta exposición solar. Tiene uso ornamental, gracias a sus grandes flores de corola roja y morada.

Jazmín del Paraguay

También conocida como azucena del Paraguay, su nombre científico es Brunfelsia uniflora o Brunfelsia pauciflora. Es una especie nativa de la selva paraguaya. Fue reconocida como la Flor Nacional del Paraguay desde 1939.

Es una arbustiva perenne, cultivada por sus flores blancas y lilas, muy perfumadas. En Argentina puede encontrarse en Formosa, Chaco y Corrientes.

Nalca

Su nombre científico es Gunnera  tinctoria. Es una planta herbácea muy llamativa por su tamaño. Cuenta con tallos subterráneos y enormes hojas denominadas “pangue”. Estas son simples y pueden sobrepasar el metro de diámetro.

Las flores se reúnen en inflorescencias conocidas como “caballitos”. La nalca crece en las partes más húmedas del bosque y en mallines o ñadis de Neuquén a Chubut. También prolifera en Chile, donde presenta una distribución más amplia.

Petunia

El género petunia comprende 23 especies​ pertenecientes a la familia de las Solanáceas. Son plantas perennes de escasa estatura, entre 15 a 60cm. Las flores son solitarias y axilares.​

La floración es abundante, con flores que pueden tener cualquier color, excepto el naranja. Existen incluso variedades bicolores. La planta entera exhala un agradable aroma.

La especie más común en nuestro país es la Petunia axillaris. Se encuentra en el centro de Argentina. Sus flores son blancas y perfumadas. La corola es circular y se prolonga hacia abajo formando un tubo.

Plumerillo rosado

Conocido también como manduruvá, esponja, esponjita, el plumerillo rosado tiene el nombre científico de Calliandra brevipes. Es un arbusto con hojas finamente divididas y grupos de flores rojas. Crece en el sudeste de Brasil, Uruguay, Paraguay y norte de Argentina.

Verbena bonariensis

A esta planta autóctona se la conoce como verbena yaba o taperibá mirí. Es nativa de los trópicos de América del Sur, donde crece en la mayor parte de las regiones cálidas. Por eso se puede encontrar desde Colombia y Brasil hasta Argentina y Chile.

De acuerdo al Sistema de Información de Biodiversidad de la Administración de Parques Nacionales, está presente en 7 áreas protegidas del país. Se cultiva como planta ornamental. Las flores tienen aroma a lavanda y su color es rosa púrpura.

Plantas aromáticas

En nuestro país podemos encontrar diversas aromáticas autóctonas, usadas como condimentos. También es posible encontrar creciendo de manera silvestre especies exóticas como orégano, mejorana, albahaca, tomillo.

Una de las plantas nativas de Argentina es la peperina, también conocida como toronjil. Se distribuye en el noroeste y centro, en las provincias de Catamarca, Córdoba, Jujuy, Salta, Santiago del Estero, San Luis y Tucumán. Crece entre los 500 a 3500msnm.

El aroma de la peperina de la región serrana de las provincias de Córdoba y San Luis es mentolado y fresco. Es una especie que se utiliza mucho en infusiones, como digestivo.

El burrito es una planta aromática autóctona. Su sabor y olor son agradables, con notas de menta y reminiscencias de brotes de apio. Se la consume habitualmente como infusión y también para saborizar el mate.

Esta planta está muy arraigada en el uso popular. El burrito puede encontrarse tanto en forma silvestre como domesticada en casas y jardines. Esto se debe a que se adapta fácilmente a los cambios de suelo.

Plantas medicinales

En Argentina es posible encontrar un enorme despliegue de especies vegetales medicinales. Muchas de estas plantas han sido utilizadas por los pueblos originarios para tratar enfermedades.

En la actualidad, sin embargo, sólo un pequeño porcentaje ha sido estudiado por las ciencias químicas, la investigación clínica, la farmacología o la toxicología. Algunas de las plantas medicinales argentinas más destacadas son:

Amaranto

Según estudios de la Organización Mundial de la Salud, el amaranto posee 75 de valor proteico, sobre un total de 100. Otro importante beneficio es que no contiene gluten. Por eso es un cereal recomendado para celíacos y diabéticos.

Calafate

Sus frutos son comestibles y está considerado un símbolo de la Patagonia argentina. Posee berberina, un componente con efecto antibacterial. Se usa para tratar varias infecciones entéricas, especialmente disentería bacteriana. La berberina también muestra actividad antitumoral.

Carqueja

Los pueblos originarios de las selvas tropicales utilizaron la carqueja durante siglos. La usaban como diurético y para curar enfermedades digestivas y hepáticas.

Si se toma la carqueja en forma de infusión, es muy indicada en caso de indigestiones.  También puede usarse externamente para lavar heridas y úlceras. Asimismo, es muy útil para tratar enfermedades del hígado.

Otras plantas nativas de Argentina con usos medicinales son:

  • Canchalagua

  • Canelo

  • Capuchina

  • Ambay

  • Amor seco

  • Atamisque

  • Azota caballos

  • Bailahuén

¿Por qué las necesita el medio ambiente?

Las plantas autóctonas de un país o región sostienen el equilibrio del ecosistema. Están adaptadas a vivir con el agua de lluvia o poco suministro externo. Por eso, si las cultivamos, requieren un mínimo de riego y mantenimiento.

Las plantas nativas también sirven de alimento, refugio y sitio de reproducción para la fauna local. Actúan simbióticamente, ya que los animales autóctonos - como colibríes o mariposas- reparten las semillas y polinizan las flores.

Las plantas exóticas, que fueron introducidas de otros países, van generando un desequilibrio en los ecosistemas locales. El sostenido crecimiento de la agroindustria también ha causado estragos en la flora y fauna autóctona, muchos de ellos irreversibles.

En peligro de extinción

A nivel mundial, un 20% de las 300.000 especies de plantas conocidas están en peligro de extinción. La agricultura y ganadería intensivas, la urbanización sin control y la contaminación son las causantes de que cada vez sean más las plantas en peligro de extinción. 

Algunas de las plantas nativas de Argentina también se encuentran en peligro de extinción. De norte a sur hay especies autóctonas de las que cada día quedan menos ejemplares.

Si bien somos un país pionero en políticas de conservación medioambiental y de la biodiversidad, muchos proyectos de protección fracasan. Son boicoteados por la demanda de tierras para producción agropecuaria y por la falta de inversión.

 

 

Una de las especies en peligro es la Araucaria Araucana, conocida como pehuén o pino araucano. Esta especie puede encontrarse al oeste de la provincia de Neuquén. La causa principal de su estado es la deforestación.

El palo rosa, que crece en Misiones, es otra de las especies camino a dejar de existir. Su madera de color rosácea es muy apreciada. Por eso se lo tala intensivamente para realizar muebles.

La margarita de la cumbre es una planta arbustiva de flor. Esta es una especie endémica de las Sierras Australes de Buenos Aires y alrededor de la Meseta de Somuncurá en Rio Negro. Está considerada en peligro crítico de extinción, debido a la pérdida de su hábitat silvestre.

Conclusión

Tenemos un país de amplia geografía, con muchos climas y ecorregiones. Estos son los motivos de una rica biodiversidad, aspecto que se ve reflejado en la gran cantidad de plantas nativas de Argentina.

Desde el ceibo y la cortadera hasta la flor de seda y la margarita punzó, son muchas las especies autóctonas. Algunas de ellas son aromáticas, otras tienen usos medicinales. Por desgracia, varias se encuentran en peligro de extinción, como el pehuén.

Ya descubriste muchas de las plantas nativas de nuestro país. Ahora seguí leyendo más contenido de interés general en El Destape.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►