Parques nacionales: maravillas naturales y culturales

Conocé a detalle cuáles son los parques nacionales de Argentina y en qué provincia quedan.

27 de agosto, 2020 | 08.27

Los parques nacionales son las áreas naturales protegidas más importantes de nuestro país. Refugios de la biodiversidad y los recursos naturales, pero también espacios de una gran riqueza cultural y turística. 

Iguazú, Nahuel Huapi, Los Glaciares, seguramente habrás escuchado hablar de estos lugares o incluso los conozcas. ¿Querés descubrir las maravillas naturales de nuestro territorio? Estos son los parques nacionales de la República Argentina.

 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible: su función

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MAyDS) se encarga de diseñar e implementar la política ambiental y la gestión de los recursos naturales. Ejecuta programas y proyectos dedicados al agua, los bosques, la fauna silvestre, la preservación del suelo y la lucha contra el cambio climático.

A su vez, es responsable del control, la fiscalización y la prevención de la contaminación. También es su tarea promover el desarrollo sustentable de las comunidades mediante acciones de conservación de los recursos naturales. 

 

 

¿Qué es la Administración de Parques Nacionales?

La Administración de Parques Nacionales es un organismo dependiente del MAyDS. Es responsable de implementar políticas para conservar y manejar todas las áreas protegidas. Es decir, parques y reservas nacionales y monumentos naturales.

Además, lleva adelante distintas acciones vinculadas a la conservación de la biodiversidad y del hábitat de especies en peligro. Asimismo, a la preservación de recursos culturales y la protección de yacimientos paleontológicos y arqueológicos. 

Esto es muy importante, ya que su función va más allá del cuidado del patrimonio natural. Implica también generar prácticas de manejo sustentable y gestionar un atractivo turístico de incalculable valor al conjunto de la sociedad. 

Por último, establece vínculos de cooperación y asistencia con organismos públicos y privados, nacionales e internacionales. Promueve la investigación y la educación ambiental para una convivencia armónica con la naturaleza.

 

Importancia de los Parques Nacionales

Para quienes disfrutan del contacto con la naturaleza, quizás los parques nacionales sean de los sitios más hermosos para visitar. Al contar con estatus de protección legal, son los espacios en donde mejor se conserva y cuida la biodiversidad de los ecosistemas.

 

 

En este sentido, Argentina fue pionera en Latinoamérica y el tercer país en el mundo en crear parques nacionales. 

Pero además de la importancia ambiental, las áreas naturales tienen un gran valor científico, educativo y turístico. Algunos parques nacionales de la República Argentina hasta forman parte del listado del patrimonio mundial confeccionado por la UNESCO.

Senderismo, trekking, acampe, navegación, cabalgata y avistamiento son algunas de las tantas actividades que ofrecen los parques nacionales al visitante. Y la mayoría de ellos son con entrada gratuita. 

¿Te imaginaste caminando entre bosques de arrayanes o adentrándote en la selva o sorprendiéndote con las imponentes Cataratas del Iguazú? La diversidad biológica y cultural de los parques nacionales constituyen el patrimonio de toda la sociedad. Son tesoros que vale la pena conocer.

 

Conocé los Parques Nacionales de la República Argentina

¿Sabías que Argentina cuenta con 35 parques nacionales? Las áreas protegidas ocupan el 4% del territorio nacional, esto sería alrededor de 4 millones de hectáreas. Y trabajan en estos espacios aproximadamente 200 guardaparques.

Descubrí estas fascinantes reservas naturales y culturales de nuestro país. 

 

Parque Nacional Baritú

Este parque está ubicado en la provincia de Salta. Protege más de 70.000 hectáreas de la selva de montaña o yungas, una de las ecorregiones de mayor diversidad. 

La ausencia de grandes explotaciones productivas hace que sus ambientes naturales permanezcan casi intactos. Entre la flora hay árboles de tipa, pacará y jacarandá, lianas y enredaderas. En el bosque, nogal, aliso y pino del cerro. 

Entre los mamíferos mayores se cuentan el yaguareté, actualmente en peligro de extinción. También el puma, el oso hormiguero, el tapir, el carpincho y el zorro. Caminando por los senderos se pueden avistar ardillas y monos caí.

 

Parque Nacional Calilegua

Si viajamos a Jujuy encontraremos este parque que pertenece a la ecorregión de la selva de las yungas. Se trata de la mayor muestra de este ecosistema y cuenta con una gran biodiversidad, propia de los ambientes selváticos. 

Se registran 123 especies de árboles, 120 mamíferos y 350 de aves. Muchas de las especies están en peligro de extinción, como la taruca o huemul del norte, el yaguareté y el águila poma.

 

 

En cuanto a su riqueza cultural, aun se conservan cerámicas y objetos asociados a los pueblos que habitaron el lugar antes de la colonización. 

 

Parque Nacional El Rey

Si estás en Salta, no dejés de visitar este parque que abarca más de 44.000 hectáreas de yungas y Chaco seco. El lugar está encerrado por cordones montañosos que descienden hasta el valle central. Desde los cerros bajan numerosos arroyos que confluyen en el río Popayán.

A través de los senderos vas a recorrer distintos ambientes que aportan diversidad de flora y fauna. Además, antiguamente, el área fue habitada por comunidades indígenas agricultoras que dejaron materiales de gran valor arqueológico. 

 

Parque Nacional Río Pilcomayo

En Formosa se ubica este parque de vital importancia para la conservación de la biodiversidad de los humedales en Argentina. Allí el río es el protagonista. El paisaje típico es un extenso pastizal con palmares de caranday e isletas de monte inmersos en él.

¿Lo más impresionante? Ver animales en su hábitat natural: yacarés, boa curiyú, mono carayá, carpincho, coatí, tapir y puma. Y otras figuritas más difíciles como el aguará guazú y el oso hormiguero grande.

Por ser humedal de importancia internacional, en 1992 fue incorporado a la Red de Sitios Ramsar.

 

Parque Nacional Iguazú

Sin dudas, entre los parques nacionales, este es uno de los más visitados e imponentes. Tal es así que fue designado patrimonio mundial de la humanidad por la UNESCO en 1984. Además, las Cataratas del Iguazú forman parte de las nuevas maravillas del mundo.

 

 

Ubicado en la provincia de Misiones, su ecosistema es el de la selva paranaense, el de mayor biodiversidad del país. El parque se recorre a través de paseos con pasarelas que te van llevando a las diferentes cataratas. La más impactante es la Garganta del Diablo, típica postal del parque. 

Visitar el parque es una experiencia única. Te vas a cruzar con monos caí, coatíes (que siempre están rondando cerca de las personas en busca de comida), ardillas y tucanes. 

Por el suelo, agutíes, zorros, lagarto overo y quizás, por sus huellas, reconozcas la presencia del yaguareté, especie en peligro de extinción. En el agua, algún yacaré, tortugas y numerosos peces.

 

Parque Nacional Chaco

Este sitio en la provincia de Chaco alberga una porción representativa de la ecorregión del Chaco húmedo. Se caracteriza por la presencia de áreas de quebrachales (quebracho colorado y quebracho blanco). 

Desde mediados del siglo XIX sufrió una explotación desmedida, la que condiciona la supervivencia de los bosques y motivó la creación del área protegida. La diversidad de ambientes brinda refugio a una gran diversidad de fauna.

Muchos animales son fácilmente visibles, como el bullicioso mono carayá. Estas conviven con especies amenazadas como el oso hormiguero, el lobito de río, el aguará guazú y el tapir. 

 

Parque Nacional Mburucuyá

Las tierras que forman parte de este parque nacional de la provincia de Corrientes fueron donadas por una pareja danesa. Pertenecen a la ecorregión de los esteros del Iberá, pero con influencia de las vecinas regiones chaqueña, paranaense y del espinal. 

Los animales son abundantes y es fácil observarlos incluso a la vera de la ruta. Carpinchos, zorros de monte, corzuelas, yacarés, aguará popé son algunos de los más vistos. Pero en el parque también habitan otros, amenazados de extinción, como el aguará guazú o el ciervo de los pantanos.

 

Parque Nacional Pre-Delta

Localizado en la localidad de Diamante, provincia de Entre Ríos, se halla este parque de 2.608 hectáreas. Pertenece a la ecorregión Delta e Islas del Paraná y atesora islas, arroyos, lagunas y riachos cercanos al río Paraná. 

Este gran río trae sedimentos desde las tierras del norte argentino con los que se conforman las islas. Además, es un corredor de biodiversidad que aporta animales y plantas de regiones norteñas como la selva misionera y el Chaco.

Entre los mamíferos se pueden observar carpinchos, comadrejas coloradas y gatos monteses. Bajos las aguas, cardúmenes de sábalos, dorados, surubíes y mojarras.

 

Parque Nacional El Palmar

En la provincia de Entre Ríos vas a encontrarte con una de las muestras más importantes de los palmares de yatay. El área posee 8.213 hectáreas que pertenecen a la ecorregión espinal. 

Este parque resguarda ecosistemas especiales que fuera de sus límites prácticamente han desaparecido por el avance de las actividades agropecuarias.

Entre sus atractivos encontrarás senderos y miradores a los arroyos y el río Uruguay. 

Es un lugar ideal para acampar. No te pierdas el observatorio de aves y el avistaje de fauna. Durante los días calurosos, los lagartos overos merodean en las cercanías del sector de camping.

 

Parque Nacional Sierra de las Quijadas

Este parque de la provincia de San Luis posee una superficie de 73.785 hectáreas. Conserva una muestra representativa del Chaco semiárido y monte de llanuras y mesetas.

El lugar resulta un paraíso para los paleontólogos, ya que se han hallado restos fósiles de dinosaurios y reptiles voladores. Para recorrer los senderos hay que acceder exclusivamente con guía habilitado.

 

Parque Nacional Lihue Calel

Lihué Calel quiere decir “sierra de la vida” en araucano y es el nombre de este sistema de sierras, de origen volcánico, ubicado a 120 km de General Acha, provincia de La Pampa. 

El área pertenece a la ecorregión monte de llanuras y mesetas, con parches de espinal. En esta zona se asentaron diversas comunidades indígenas. 

En el parque se puede acampar, subir a los cerros, realizar avistaje de flora y fauna autóctona y llegar hasta un sector de pinturas rupestres. Durante el recorrido verás pumas, zorros, maras o liebres patagónicas, gatos monteses, vizcachas, ñandúes y guanacos. 

 

Parque Nacional Laguna Blanca

En la localidad de Zapala, Neuquén, se encuentra uno de los parques nacionales representante de la estepa patagónica. Laguna Blanca es de los cuerpos de agua dulce más importantes de la región norte de Patagonia. 

Se alza entre antiguos conos volcánicos a 1.270 metros sobre el mar, y tiene una superficie aproximada de 1.700 hectáreas. Es el hábitat de cisnes cuello negro, gallaretas, chorlos y flamencos.

 

Parque Nacional Lanín

Si estás conociendo la Patagonia argentina, tenés que visitar este parque en Neuquén que lleva el nombre del volcán de 3.776 metros. Pertenece a la ecorregión de bosques patagónicos con sectores de estepa patagónica y altos Andes. 

Vas a sorprenderte con sus lagos glaciarios, ríos, saltos y cascadas. Con sus bosques y cumbres nevadas. Es ideal para ir y pasar varios días ya que el parque cuenta con hostería, campings, un complejo termal y restaurantes. 

 

Parque Nacional Los Arrayanes


¿Te imaginás caminando por un inmenso y añoso bosque de arrayanes? Situado en la provincia de Neuquén, se trata del único bosque de esta especie que queda en el mundo. Se estima que estos árboles nativos tienen alrededor de 300 años. 

 

 

El parque comprende la Península de Quetrihué, que se interna en el Lago Nahuel Huapi. Te recomendamos seguir el sendero que recorre toda la península y ofrece hermosos paisajes del bosque y vistas panorámicas del Lago Nahuel Huapi. 

Además del famoso bosque de Arrayanes, podés realizar una caminata corta hasta la Laguna Patagua para contemplar un ambiente abierto y disfrutar de las pedregosas playas de sus orillas.

 

Parque Nacional Nahuel Huapi

Si hablamos de la historia de los parques nacionales, el Nahuel Huapi fue el primero en crearse, allá por el año 1903. Está emplazado en las provincias de Neuquén y Río Negro. 

Este refugio de naturaleza y cultura resguarda una muestra representativa de bosques, estepa, alta montaña y cuencas hídricas. Impacta por su naturaleza, sus vistas de una belleza única y su diversidad social y cultural. 

Se trata de unos de los parques nacionales más concurridos por turistas nacionales y del mundo. Es lugar de encuentro de pobladores criollos, comunidades mapuches, vecinos, instituciones, organizaciones y turistas. 

 

 

Su gran atractivo turístico e interés por esos territorios implican un desafío presente para la convivencia de la conservación ambiental y el desarrollo humano.

 

Parque Nacional Lago Puelo

Una muestra representativa de los bosques patagónicos es el Parque Nacional Lago Puelo, en la provincia de Chubut. Entre volcanes, ventisqueros y lagos, crece la selva valdiviana. Es uno de los tres parques nacionales que protegen al alerce.

Entre los animales se pueden encontrar el picaflor rubí y el pato de los torrentes, el huemul y el monito de monte. Es un lugar ideal para trekking, bicicleta, cabalgatas, pesca deportiva y observación de aves. 

 

Parque Nacional Los Alerces

Si venís recorriendo la Patagonia, este parque tiene que estar entre tus sitios a visitar. También se ubica en Chubut este representante de los bosques patagónicos, que atesora frondosos y añosos bosques de caña colihue, arrayán, coihue y alerces.

En el 2017, la UNESCO declaró sitio de patrimonio mundial a 188.379 hectáreas del parque. Más de 7.000 de esas hectáreas protegen bosques milenarios de alerces, con ejemplares de 2.600 años de existencia, nuestra especie arbórea más longeva y corpulenta.

Si querés ver cielos estrellados, hacer senderismo y navegar por los lagos, este lugar es perfecto para eso. 

 

Parque Nacional Perito Moreno

Si viajamos más al Sur llegamos a este parque de la provincia de Santa Cruz que combina Estepa Patagónica y Bosques Patagónicos. La mayor parte es ocupada por dos importantes cuencas lacustres, compuestas por ocho lagos.

Abundan los bosques de lenga, los arbustales y pastizales de coirón. El huemul, ciervo autóctono declarado monumento natural, encuentra protección aquí.

 

Parque Nacional Los Glaciares

El manto de hielo más grande del mundo, después de la Antártida, se alza en este parque nacional. Sin dudas, es uno de los monumentos naturales más sublimes de la naturaleza argentina. La UNESCO declaró a los glaciares sitio de patrimonio mundial en 1981.

Ubicado en la provincia de Santa Cruz, es el más extenso del Sistema Nacional de Áreas Protegidas Argentinas. Se creó justamente para preservar los hielos continentales y glaciares, el bosque andinopatagónico y la estepa patagónica. 

 

 

Aventurate en este lugar único en el mundo. Podés hacer trekking sobre hielo, navegaciones, senderismo, escalada y pesca. No te pierdas los Glaciares Perito Moreno, Upsala y Spegazzini y los imponentes cerros Torre, Chaltén y Fitz Roy. 

 

Parque Nacional Tierra del Fuego

Se trata del parque nacional más austral de nuestro país. Está ubicado en Tierra del Fuego, sobre el canal Beagle. Preserva cerca de 70.000 hectáreas de bosques patagónicos. El escenario natural está formado por costa marina, lagos, valles, turberas y bosques. 

En la costa se destacan la Bahía Lapataia, único fiordo argentino del canal y la Ensenada Zaratiegui. La temporada ideal para visitar el parque es entre octubre y abril. 

 

Parque Nacional Quebrada del Condorito

Se encuentra en el centro de las Sierras Grandes, en Córdoba. Nació gracias al interés y el trabajo de naturalistas, ONG y profesionales de las ciencias naturales de la Universidad Nacional de Córdoba de proteger esta ecorregión de Chaco seco. 

Por un lado, se buscaba asegurar la supervivencia de los cóndores, principales protagonistas del lugar. Por el otro, proteger la naciente de las cuencas hídricas de los ríos de la región. 

El paisaje está formado por cañadones de más de 400 metros de profundidad. Allí se pueden realizar varios paseos de ecoturismo para avistar cóndores. 

 

Parque Nacional Talampaya

En la provincia de La Rioja se encuentra esta área protegida de más de 200.000 hectáreas. En el año 2000 la UNESCO la declaró patrimonio natural de la humanidad. 

Seguramente la reconocés por sus paredones rojizos de diversas formas. El Cañón de Talampaya es el atractivo más importante y de mayor belleza escénica de todo el parque nacional. Completan este escenario magníficas manifestaciones rupestres, los petroglifos.

 

Parque Nacional San Guillermo

En la provincia de San Juan llegamos a este lugar, uno de los parques nacionales de mayor dificultad para acceder a causa de ubicarse a 4.000 m.s.n.m. En su territorio se entremezcla la porción más austral de la ecorregión de la puna con los altos Andes. 

Para ingresar, es obligatorio hacerlo acompañado por un guía de turismo habilitado. Durante el recorrido se pueden ver grupos de vicuñas y guanacos. Estas  poblaciones se encuentran en proceso de recuperación luego de haber estado en serio riesgo de supervivencia.

 

Día Nacional de los Parques Nacionales

 

Cada 6 de noviembre se celebra este día en reconocimiento al explorador, geólogo y paleontólogo argentino Francisco Pascasio Moreno, conocido como “Perito Moreno”. En 1903 donó al Estado un área de aproximadamente 7.500 hectáreas ubicadas entre las provincias de Neuquén y Río Negro.

 

 

Este gesto fue realizado con una única condición: conservar la fisonomía natural de las tierras y destinarlas a los visitantes. Es decir, con el fin de convertirlas en un parque público natural.

Así fue como nació el núcleo de las primeras áreas protegidas nacionales, conocido como “Parque Nacional del Sur” que años más tarde fue bautizado como Parque Nacional Nahuel Huapi. 

 

Conclusión

De la cordillera al mar, del Norte a la Patagonia, Argentina cuenta con muchísimas maravillas naturales y culturales: los parques nacionales. Estas áreas protegidas son refugios de la biodiversidad y los ecosistemas.

Pero no solo eso. También son espacios de gran riqueza para la investigación científica y motores de la actividad turística. Además, garantizan la diversidad cultural y el desarrollo sostenible de las comunidades locales. 

Conocé más novedades sobre los parques nacionales y otros temas ambientales en El Destape.  

LA FERIA DE EL DESTAPE ►