Los libros de ciencia ficción que no podés dejar de leer

Estos son los libros de ciencia ficción que debés leer si te interesa este género literario.

19 de julio, 2021 | 10.00

Los libros de ciencia ficción son algo muy preciado para los lectores ávidos de aventuras. Todos conocemos alguna historia de este género pero, ¿de qué se trata exactamente? Lo cierto es que no hay consenso sobre qué lo define.

A grandes rasgos, se puede decir que en los libros de ciencia ficción se plantean escenarios especulativos. Estos serían consecuencia de los avances tecnológicos, científicos, sociales y/o culturales de la sociedad. 

El auge del género se dio durante la segunda mitad del siglo XX. Los avances de la ciencia y la tecnología despertaron el interés sobre las formas en que el mundo podría cambiar. Pero cuidado, que esto no significa que todas las historias se sitúen en el futuro: hay para todos los gustos.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Te compartimos un breve video que cuenta un poquito más sobre este género:
 

 

 

¿Por qué amamos tanto la ciencia ficción?

Con este género literario pasa algo especial. No todo el mundo se dedica a conocerlo pero, en general, quien lo hace, nunca deja de consumirlo. ¿Qué es lo que despierta tanta fascinación?

Sus relatos plantean cosas casi inimaginables, pero cada elemento siempre tiene sentido dentro de su universo. Estos mundos imaginarios muchas veces nos despiertan cuestionamientos sobre las tendencias de nuestras sociedades actuales. 

Algunos libros de ciencia ficción se presentan como agudas críticas a determinados aspectos de la realidad. La metáfora y la extrapolación de elementos a universos imaginarios funcionan como detonantes de ideas interesantes sobre los universos que sí habitamos.

Libros de ciencia ficción más famosos

Hoy en día las opciones para elegir parecen infinitas. Los libros de ciencia ficción se siguen escribiendo. Acá te contamos sobre los clásicos que forjaron al género. Ordenadas cronológicamente, estas son las historias que no podés dejar de leer.

“Viaje al centro de la tierra”, Julio Verne (1864) 

Además de ser una popular novela, es importante en la historia de su género. Su autor, el francés Julio Verne, es considerado el padre de la ciencia ficción moderna. La vuelta al mundo en 80 días es otro de sus libros.

Viaje al centro de la tierra narra la aventura de un tío y un sobrino. Pasan un mes sin ver la luz del Sol, hacia los confines del planeta.

La historia fue llevada al cine en tres oportunidades:

  • En 1959, dirigida por Charles Brackett.

  • En 1976, dirigida por Juan Piquer Simón.

  • En 2008, dirigida por Eric Brevig. Esta última se hizo en 3D.

 

Este libro se encuentra en formato digital en el sitio web del Gobierno de la Nación. En este enlace podés descargarlo.

“La máquina del tiempo”, H. G. Wells (1895)

Herber George Wells es reconocido como el primer autor de libros de ciencia ficción, aunque cuando los escribió, este término aún no se usaba. 

Proveniente de una familia humilde, su rendimiento académico lo dotó de una beca para estudiar en la Normal School of Science de Londres. En esta institución tuvo como profesor a Thomas Huxley.

En La máquina del tiempo, acude al recurso del viaje temporal del protagonista para presentar varios futuros distópicos. Utiliza en su prosa elementos de la teoría de la evolución de Darwin.

Explica que el estilo de vida que los seres humanos se habían fabricado a sí mismos dio lugar a una “involución”. Esta estaba reflejada en un sistema extremo de castas, conformadas por diferentes mutaciones.

Se trata de una historia atrapante, escrita de modo simple. Una buena opción para quien quiera comenzar a adentrarse en el mundo de la ciencia ficción.

 

“La guerra de los mundos”, H.G. Wells (1897)

La guerra de los mundos es uno de los libros de ciencia ficción más conocidos. Una invasión extraterrestre pone en peligro a la humanidad, a partir de la llegada de unos terroríficos marcianos a un pueblito al sur de Londres.

“Antes de juzgarlos con excesiva severidad, debemos recordar que nuestra propia especie ha destruido completa y bárbaramente, no tan solo a especies animales, como el bisonte y el dodo, sino a razas humanas culturalmente inferiores.”

Con esta frase Wells explica que su intención no era tanto espantar al lector con la posibilidad de una invasión extraterrestre. Se trata, más bien, de ponerlo en el lugar del derrotado.

Nos sitúa en una guerra en la que contamos con armas menos desarrolladas que las del enemigo. Con este recurso despierta conciencia sobre las consecuencias del proyecto imperialista de su Inglaterra natal.

Quizás conozcas la historia sin haber leído el libro. En 2005, Steven Spielberg hizo la adaptación al cine y, en 2019, una miniserie de la BBC.

“Un mundo feliz”, Aldous Huxley (1932)

Esta famosa distopía es otro ejemplo de la efectividad de las sátiras sociales que pueden encontrarse entre los libros de ciencia ficción. En esta novela, Huxley imagina una sociedad futura, perfectamente estable y ordenada por la tecnología.

La aparente felicidad que se goza en este universo pronto revela su fragilidad. La comparación entre “los salvajes” y la “perfección” invita a la reflexión.

¿Qué es la felicidad? ¿Qué nos hace humanos? Si te interesa pensar estos aspectos, te invitamos a hacerlo de forma entretenida con este gran libro de ciencia ficción.

“La invención de Morel”, Adolfo Bioy Casares (1940)

Esta novela es motivo de orgullo argentino. Adolfo Bioy Casares fue uno de los escritores más importantes de nuestro país. Tuvo una prolífica carrera.

La invención de Morel es la más famosa de sus obras. El argumento trata de un hombre que llega a una isla donde encuentra personas que viven una misma semana una y otra vez. Entre los habitantes, se enamora de una mujer que, sin embargo, parece no darse cuenta de su presencia.

Se trata de una historia romántica que, de alguna manera, habla de la relación entre el amor, la soledad y la tecnología. Temas que hoy parecen estar más vigentes que nunca.

“1984”, George Orwell (1949)

¿Sabías que el concepto de “gran hermano”, en el que se basó el popular reality show, surgió de este libro? 1984 presenta una sociedad donde opera una estricta vigilancia. 

Lo increíble de esta novela, y lo que la convierte en uno de los libros de ciencia ficción que no podés dejar de leer, es su aspecto premonitorio. Micrófonos espías, digitalización de la escritura y de la música, pantallas y fake news: Orwell sabía lo que se venía.

“Fundación”, Isaac Asimov (1951)

Fundación es tanto una novela como el título de una trilogía que inaugura. Trata de un futuro lejano en el que la humanidad ha colonizado toda la galaxia. 

El Imperio Galáctico es un universo ficcional ampliamente desarrollado por Asimov, lo cual lo vuelve fascinante. La trilogía se presenta como si fueran libros de historia sobre un futuro que todavía no aconteció. 

La obra de Asimov es particularmente prolífera. Si te gustan los libros de ciencia ficción, vas a tener para entretenerte un buen rato.

“Fahrenheit 451”, Ray Bradbury (1953)

Se trata de un clásico de la literatura, más allá del género. Si nos ponemos fatalistas, podemos decir que las similitudes entre el universo distópico que presenta y nuestra realidad actual, asustan.

 

Pantallas gigantes y auriculares inalámbricos en todos lados: Bradbury supo interpretar la dirección en que la sociedad apuntaba con sus avances tecnológicos. 

451 grados Fahrenheit es la temperatura a la cual se enciende el papel. De aquí el nombre de la novela. En este mundo, leer está prohibido porque genera sufrimiento y lo conveniente, para mantener el orden, es no sentir.

 

“La naranja mecánica”, Anthony Burgess (1962)

La película de Stanley Kubrick es muy popular, fue en 1971 un éxito de taquilla aclamado por la crítica. ¿Sabías que se trata de una adaptación de un libro?

La historia muestra primero a un grupo de jóvenes que se rebelan a su sociedad con una violencia desenfrenada. Y luego, los mecanismos violentos con que la propia sociedad (en realidad, el Estado) corrigen su conducta. 

El nivel de violencia se muestra como producto y reflejo del consumismo y alienación que reinan en una sociedad no muy distinta de la nuestra. Es una novela oscura que narrativamente emplea un recurso particular.

¿Sabías que La naranja mecánica cuenta con una lengua inventada? Se trata de una jerga hablada por algunos de sus protagonistas. Es introducida a la trama sin demasiadas explicaciones, lo cual resulta novedoso y desafiante al lector.

“¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”, Philip K. Dick (1968)

Si nunca leíste un libro de ciencia ficción y te da miedo empezar, esta puede ser una buena opción. Se trata de una novela corta que, aún así, se ha convertido en un clásico dentro del género.

Además, un dato interesante: Blade Runner es una adaptación que hizo Ridley Scott de este libro. Lamentablemente, Dick no pudo ver su historia convertirse en una película de culto, ya que murió justo antes del estreno en 1982.

El escenario de esta historia es un mundo lleno de radioactividad, producto de una guerra nuclear. Lo que se presenta es la clásica trama “humanos versus máquinas”, poniendo en cuestión los límites entre lo natural y lo artificial.

“Contacto”, Carl Sagan (1985)

Carl Sagan fue un astrónomo que hizo importantes aportes a la evolución química, topografía marciana y meteorología venusiana. Trabajó con la NASA y ganó numerosos premios. 

Pero, más que por su prolífera carrera profesional, lo recordamos por su compromiso con la divulgación científica. Quizás lo conozcas de su libro Cosmos, o de la serie basada en este. Y, si no es así, ¡te la recomendamos!

Pero Sagan es además el autor de la novela Contacto. Una astrónoma descubre un mensaje enviado por extraterrestres y se encuentra ante el desafío de descifrarlo.

Se retratan los efectos sociales y políticos que se desencadenan, así como el conflicto de la religión. Son expresiones ficcionalizadas de las ideas que Sagan defendió durante su carrera.

“Marte rojo”, Kim Stanley Robinson (1992)

Ya hablamos de marcianos invadiendo el planeta tierra en La guerra de los mundos. Bueno, Kim Stanley Robinson nos invita a una aventura en sentido contrario.

Marte rojo trata sobre la colonización de este planeta, desde la perspectiva de sus primeros 100 habitantes humanos. La novela está organizada en ocho partes, desde la mirada de ocho integrantes de este grupo.

¡Pero la historia no se acaba en este libro! Robinson publicó también Marte verde y Marte azul, en 1993 y 1996 respectivamente. Estos libros de ciencia ficción componen la llamada trilogía marciana. Incluyen revoluciones y evoluciones tecnológicas para la habitabilidad del planeta. Una verdadera aventura.

 

“Carbono modificado”,  Richard Morgan (2002)

Personajes que escapan a la muerte usando cuerpos como si fueran fundas. Si te suena, puede que lo hayas visto en Netflix. La novela de Morgan fue llevada a la pantalla por el gigante del streaming. 

Al igual que la serie, el libro es de ritmo rápido y atrapante. De manera futurista, logra plantear los problemas de una eterna preocupación de la humanidad: no dejar de vivir.

“El cuento de la criada”, Margaret Atwood (1985)

Esta novela se popularizó muchísimo en los últimos años a partir de su adaptación a la televisión, convirtiéndose en un best seller. Pero fue publicada hace ya décadas por la canadiense Margaret Atwood. 

Uno de los capítulos más terribles de nuestra historia nacional inspiró esta novela. La autora tomó elementos de la expropiación de niños durante la última dictadura militar en Argentina y del nazismo.

Por si todavía no sabés de qué se trata este best seller, acá te contamos. Una dictadura puritana se instala en lo que era Estados Unidos.

El sistema organiza a la población según los roles que se ven obligados a cumplir en la sociedad. Uno de estos roles es el de “criada”: mujeres fértiles que cumplen una función meramente reproductiva.

Lo más interesante de esta perturbadora novela es su cuota de realismo. La historia muestra cómo una sociedad como la nuestra deriva en un escenario escalofriante. Así, nos invita a preguntarnos sobre la fragilidad del sistema en el que vivimos.

 

Conclusión

Puede resultar intimidante al principio y cuesta elegir por dónde empezar. Pero los libros de ciencia ficción constituyen un lenguaje particular de análisis y crítica social. 

Nuevas preguntas sobre viejos problemas, futuras consecuencias de actuales tendencias. No es difícil reconocer el encanto de este género que tantas joyitas literarias nos ha dado.

Ya te presentamos nuestra selección de libros con sus respectivas descripciones. ¡Ahora solo te queda elegir uno para empezar!

Para seguir aprendiendo sobre cultura, no dejes de leer El Destape.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►