Cómo trabaja el Equipo Argentino de Antropología Forense, rol clave en la identificación de desaparecidos: "Tenemos un compromiso asumido"

El EAAF recuperó más de 1400 cuerpos de desaparecidos, identificó a más de 800 y tiene más de 600 que aún aguardan identificación. En el Día del Antropólogo, dialogamos con Virgina Urquizu, coordinadora de Unidad de Casos, sobre la campaña "Tenés una historia, tenés un derecho" y sus tareas.

27 de julio, 2022 | 10.49

Cada 27 de julio se conmemora, en nuestro país, el Día del Antropólogo ya que, ese mismo día pero de 1972, se fundó el Colegio de Graduados de Antropología tras varios años de lucha de dicha carrera contra gobiernos militares que intentaron evitar su desarrollo.

¿A qué se dedica un antropólogo? En primer lugar, se encargan de estudiar al ser humano de forma integral, sus características físicas -es decir, rasgos biológicos- y su cultura. Además se ocupa de estudiar en diferentes campos, como la antropología sociocultural o etnología, arqueología, antropología filosófica, antropología lingüística, antropología biológica y antropología forense, entre otros.

En lo que refiere a la última disciplina mencionada, nuestro país es reconocido mundialmente por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), una organización no gubernamental sin fines de lucro y de carácter científico interdisciplinario que se creó en 1984 por iniciativa de las organizaciones de derechos humanos nacionales. Su principal objetivo fue desarrollar técnicas de antropología legal que ayudaron a descubrir qué sucedió con las personas desaparecidas durante la última dictadura militar y, posteriormente, restituirlas a sus respectivas familias. Además, investiga y documenta violaciones de derechos humanos aportando evidencia en comisiones de investigación o procesos penales.

Trabajando mancomunadamente con la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), realizaron exhumaciones de muchas tumbas NN que según creían -y luego confirmaron- podían estar ocultando a desaparecidos. Más allá de su trabajo en Argentina, cabe destacar que también se desempeñaron en diferentes países de Latinoamérica, África, Europa y Asia; incluso cuentan con sedes en Nueva York (EE.UU.) y Distrito Federal, México.

Su intervención ocurre cuando una organización de derechos humanos, una comisión de investigación como la Organización de Naciones Unidas (ONU) o un cuerpo judicial requiere de su asistencia. A su vez, cabe destacar, la ONG colabora en el entrenamiento de nuevos equipos en otros países donde también se investigan violaciones de derechos humanos.

Asimismo trabajan con víctimas de violencia étnica, política, institucional, de género y religiosa; desapariciones actuales, narcotráfico, trata de personas, crimen organizado; procesos migratorios, guerras y conflictos armados, accidentes y catástrofes. "La labor del Equipo se sustenta en los principios de los Derechos Humanos, del derecho humanitario internacional y, fundamentalmente, en el respeto por el derecho individual y colectivo a la identidad, la verdad y la justicia", sostienen desde la página oficial.

En diálogo con El Destape, la coordinadora de Unidad de Casos, Virgina Urquizu, nos contó: "La Unidad de Casos es la encargada de llevar adelante la búsqueda de aquellas familias de personas desaparecidas, no solamente en casos de lesa humanidad sino en otros proyectos". Y agregó: "Somos los encargados de llevar a cabo las entrevistas a familiares, testigos, sobrevivientes. Trabajamos en la investigación forense preliminar, poder poner en relación toda la información que tenemos de cada uno de los casos y también nos encargamos de llevar adelante las notificaciones a las familias".

Según cuenta la especialista, que ingresó en el año 2007 al Equipo, pueden ser convocados por los propios familiares que buscan una alternativa ante la duda de la legitimidad de investigaciones que se llevan a cabo en algunos casos, como ocurrió en México, donde intervienen como peritos de parte. "Podemos ser convocados en causas judiciales, por jueces y fiscales. En ese caso, somos peritos oficiales", agrega. Y también pueden ser peritos por pedido de la Cruz Roja, ONU y Comisiones de la Verdad -sean nacionales o internacionales-.

Urquizu estudió la carrera de antropología social de la Universidad de Buenos Aires, trabajó en el Archivo Biográfico Familiar de Abuelas de Plaza de Mayo realizando entrevistas a diferentes actores y también en diversos proyectos con la facultad de arquitectura en Campo de Mayo y en la exESMA, por lo que tenía experiencia en el tema. "Ya había un cierto interés. Nunca pensé en trabajar en lo que es en antropología forense en particular, me pareció totalmente novedoso y especial poder combinar la formación que yo tenía para la búsqueda de personas desaparecidas", sostuvo.

Tenés una historia, tenés un derecho: la nueva campaña del EAAF

El EAAF recuperó más de 1400 cuerpos de desaparecidos del período 1, identificó a más de 800 y tiene más de 600 que aún aguardan identificación. Los familiares de personas desaparecidas pueden escribir a la ONG para aportar su muestra de sangre. En marzo de este año, se lanzó la campaña "Tenés una historia/Tenés un derecho" en el marco del terrorismo de Estado entre 1974 y 1983. 

"Si tenés un/a abuelo/a desaparecido/a u otro familiar, tenés derecho a saber si su cuerpo fue encontrado. Una gota de tu sangre puede ayudar a identificarlo para que vos y tu familia lo despidan", escriben desde las redes oficiales del organismo. Cabe destacar que las muestras son confidenciales y solo se utilizan con fines identificatorios, tomándose tanto en Argentina como en el exterior. Es todo gratuito y los familiares no quedan obligados a nada por el simple hecho de contactarse. 

La campaña gráfica en redes sociales lleva la imagen de tres nietos de personas desaparecidas identificadas y restituidas por el Equipo: Malena Crous Vicente (estudiante secundaria de 13 años, nieta de Santiago Omar Vicente, militante en FAR-Montoneros y recuperado en el Pozo de Vargas), Guadalupe Miguel Penovi (estudiante universitaria de 19 años, nieta de Lilia Mabel Venegas de Miguel, hallada en el Cementerio de Mar del Plata) y José Ferreyra (32 años, nieto de José Carlos Ferreyra, delegado sindical de la fábrica metalúrgica De Carlo, recuperado en el Cementerio de Avellaneda).

"Tenemos alrededor de 600 cuerpos exhumados que el Equipo no puede identificar porque no tenemos la posibilidad de realizar las comparaciones genéticas por faltarnos la contraparte que tiene que ver con la muestra de sangre de familiares", explica Virgina Urquizu a este medio. El EAAF está conformado por áreas de Unidad de Casos, Capacitación, Informática. Administración, Unidad de Búsqueda y el Laboratorio Antropológico e Identificación. "En marzo lanzamos esta campaña, ahora es más masiva en medios de comunicación. Estamos apelando, sobre todo, a las generaciones más jóvenes que tengan un familiar desaparecido", cuenta.

Si bien la idea es que se comuniquen con el EAAF ante los interrogantes que tengan en relación a un familiar desaparecido y a partir de allí, comenzar con una búsqueda, la coordinadora sostiene: "Es una búsqueda que nosotros sabemos que implica buscar a una persona que murió. Sabemos que es una búsqueda que no todas las familias están en condiciones de dar, que no todas las familias pueden afrontar... Las voluntades, las creencias y las necesidades de los familiares siempre van por delante". Es decir, comunicarse con ellos, no los obliga a nada. Más allá de esta campaña puntual, Urquizu asegura que hace ya tiempo tienen "más acercamientos" con los jóvenes que se preguntan sobre el pasado.

La campaña:

"Lo que hacemos es, cuando se ponen en contacto, dialogar con ellos y contarles qué tipo de trabajo realizamos. Cuál es el objetivo de dar una muestra de sangre, qué implica darla, no generar falsas expectativas teniendo en cuenta de que sabemos objetivamente que no vamos a poder identificar a todas las personas desaparecidas porque hubo diferentes maneras de hacer desaparecer esos cuerpos", nos explica la especialista del EAAF. Y suma: "Después de eso el familiar tiene el tiempo para tomar la decisión de dar la muestra o no. Hay familias que nos llaman cada dos años, nos preguntan, saben dónde estamos pero no terminan de dar ese paso. La muestra es gratuita y voluntaria, tienen que firmar un consentimiento".

Si bien el EAAF tiene su propio banco de muestras, la antropóloga sostiene que el trabajo que realizan siempre fue coordinado y de ida y vuelta con los diferentes organismos de derechos humanos y también con Abuelas de Plaza de Mayo. Por esta razón, muchas veces, si es necesario y con autorización previa de la familia, pueden compartir datos para que los bancos estén más completos. "No sé si podría estar haciendo otra cosa. Cada uno de nosotros, como integrantes del Equipo, tiene un compromiso asumido con estas familias y con estos cuerpos sin identidades", afirmó.

Cabe resaltar que, más allá de los proyectos relacionados a crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura militar, el Equipo también trabaja en desapariciones que sucedieron en períodos democráticos. "El Estado puede cometer estos crímenes pero a la vez, el mismo Estado y la sociedad, movilizando ese reclamo, termina poniendo en marcha la maquinaria para poder esclarecer lo que ocurrió", concluyó.

Hace ya un tiempo, fueron convocados por el Estado argentino y el Comité Internacional de la Cruz Roja para llevar a cabo trabajos de identificación de cuerpos de combatientes argentinos enterrados en el Cementerio de Darwin en las Islas Malvinas. Mientras ques hace más de 10 años trabajan en el Proyecto Frontera para conocer qué sucedió con los miles de migrantes que mueren o desaparecen en el corredor que va de Centroamérica a Estados Unidos o en trabajos de investigación de casos de femicidios.

Para más información sobre el Equipo Argentino de Antropología Forense: https://eaaf.or/ o visitar las redes sociales: Twitter, Facebook o Instagram.

Para aportar su muestra de sangre, pueden llamar al 0800-345-3236; escribir al mail iniciativa@eaaf.org.ar; contactarse por redes sociales a @EAAFOficial, o vía la página web www.eaaf.org.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►