El fiscal federal Carlos Giménez Bauer, quien tenía a su cargo las causas de direccionamiento de la obra pública y el presunto encubrimiento en la investigación del atentado a la AMIA contra Cristina Kirchner y otros funcionarios en la etapa del juicio oral, renunció en las últimas horas, pese a que había pasado al fuero federal hacía poco tiempo y aún no había debutado en esa función.

Según publicó el portal Infobae, Giménez Bauer está "en edad para jubilarse" y no podría concretarlo en medio de "un mega juicio". Él iba a ser el fiscal ante el TOF 9, al cual el sorteo le dio la responsabilidad de juzgar a Cristina tanto en la causa por el redireccionamiento de la obra pública como por la de presunto encubrimiento a partir de la denuncia de Nisman.

La dimisión del fiscal se concretará el próximo 1 de mayo y ahora la Procuración deberá elegir, entre ocho letrados del mismo nivel para determinar al reemplazante del fiscal renunciante. En la actualidad, el cargo que dejó vacante Alejandra Gils Carbó está ocupado por el interino Eduardo Casal y se aguarda que el Senado designe a uno nuevo.

LEE MÁS

Embed

Es decir: el Gobierno podría designar en breve a quien tendrá la responsabilidad de nombrar al fiscal que deberá llevar adelante la acusación contra Cristina en un tribunal que debutará como federal con estas causas calientes.

La renuncia del fiscal se produce luego de que el Tribunal Oral Federal número 9 recibiera la causa que pesa contra Cristina Kirchner por el supuesto direccionamiento de la obra pública, al cual se le sumarían las investigaciones de Hotesur y Los Sauces, conformando una verdadera mega causa.

La elección de este tribunal provocó malestar en Comodoro Py, ya que sospechan que fue elegido discrecionalmente por el Consejo de la Magistratura, debido a que el TOF9 inaugurará su presencia en el fuero federal con este "mega juicio" y no cuenta con experiencia.