Manes, un "recién llegado" con antecedentes complicados

El neurólogo quiere venderse como alguien de afuera de la política, pero tuvo varios intentos fallidos en el pasado. Desde las visitas a Mirtha Legrand hasta el pedido desesperado a George Bush para que no ayude al país en plena crisis. La denuncia en su contra por un diagnóstico erróneo y qué dijo la Justicia.

21 de junio, 2021 | 19.59

Desde hace varias semanas, la Unión Cívica Radical insiste con la idea de que Facundo Manes tiene que liderar la lista de Juntos por el Cambio para ser diputado. En este contexto, la figura del famoso neurólogo vuelve a rondar desde diversos sectores como ya lo ha hecho en varias oportunidades. Uno de los deseos del neurocirujano siempre fue, además, involucrarse activamente en la política por un puesto. Incluso, a tal punto llega su ambición que le envió una carta al entonces presidente George W. Bush para pedirle que no ayude a Argentina y en la que estaba a favor del ajuste exigido por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La firma del texto se dio en pleno 2002 con un partido política que surgió a la luz de la antipolítica generada tras el estallido social de 2001. En aquel momento, Facundo Manes firmó un texto enviado a George W. Bush  en el cual pidieron que no haya envíos de dinero a Argentina hasta que no haya "reformas estructurales" requeridas por el FMI. El partido, que se conoció como 1810, tenía un estado embrionario en el que buscaba "refundar el país". En aquel momento, Facundo Manes tenía 33 años. 

En una entrevista de aquel entonces con el diario La Nación, Manes sostuvo que si no se metían ellos, había otros personajes que lo iban a hacer y agregó: "Esta es la única opción que nos quedó". Entre la tantas razones que esgrimió ese partido político para enviarle una carta a Bush es que, supuestamente, tenían posgrados en universidades de los Estados Unidos e Inglaterra y, entonces, tenían un "conocimiento del mundo" superior al de los politicos, aunque, por supuesto, estaban alejados de las situaciones diarias que ocurrían. 

Por otro lado, el reconocido cirujano tuvo varios inconvenientes a lo largo de su vida profesional. Uno de ellos ocurrió en 2005 cuando la escritor y artista Natalia Kohen fue internada contra su propia voluntad en un neuropsiquiátrico. En una entrevista en Página 12, la propia Kohen contó: "Facundo Manes me endilgó una enfermedad que se llama enfermedad de Pick. Pero yo estaba sana. Me hizo internar en un neuropsiquiátrico y en sus declaraciones dijo que me hizo los estudios en Fleni, donde trabajaba antes, pero ahí ni siquiera tienen mi historia. Sólo usó los papeles de esa institución". 

En ese mismo sentido, agregó: "También le dijo a una colega de él, la doctora Griselda Russo, que también me hiciera un diagnóstico y ella lo hizo, con unos términos muy científicos, sin haberme visto nunca. Yo no la conozco. Después admitió ante escribano que lo hizo para hacerle un favor al doctor Manes". Esa internación, por otro lado, liberó fondos para la familia de Kohen que pretendía declararla insana para poder administrar los bienes. Los dos doctores fueron denunciados por haber falsificados los estudios. 

Tras las dudas planteadas sobre la veracidad de los estudios, los peritos oficiales del Cuerpo Médico Forense, Ricardo Risso y Marcelo Rudelir, y del especialista en Psiquiatría del Cuerpo Médico de la Justicia Nacional, Esteban Toro Martínez; consideraron que podría tratarse de un estadío inicial de la enfermedad de Pick. Finalmente, después de un debate, los dos médicos fueron sobreseídos pero la duda quedó rondando en la familia.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►