Alberto felicitó al nuevo primer ministro del Estado de Israel

El Presidente saludó al nuevo primer ministro elegido por el Parlamento israelí.

15 de junio, 2021 | 13.17

El presidente Alberto Fernández felicitó al nuevo primer ministro de Israel Naftali Bennett, quien fue elegido para gobernar el país por el próximo año y medio. A través de una nota, el mandatario le extendió sus felicitaciones y buenos deseos para lo que viene. 

"Quiero expresarle mi sincera felicitación por su elección como primer ministro del Estado de Israel. Como usted sabe, son numerosos los lazos afectivos que nos permite compartir una extensa agenda de trabajo, hago votos para que podamos avanzar en nuestras tareas conjuntas", le escribió el jefe de Estado Argentino a su par. 

Además, expresó:" Aprovecho esta oportunidad para renovar los vínculos que unen a nuestros estados y desearle el mayor éxito a su gobierno". 

El lunes, el nuevo Gobierno israelí prometió mejorar las relaciones con el Partido Demócrata del presidente estadounidense Joe Biden y la vida de los palestinos, mientras que acusó al anterior Ejecutivo de Benjamin Netanyahu de socavar la imagen de Israel en Occidente.



Los ministros del nuevo Gobierno fueron recibidos por el presidente y anunciaron sus primeros nombramientos, un día después de que el Parlamento aprobara la investidura del primer ministro Naftali Bennett y desbancara a Netanyahu tras 12 años en el poder. Bennett, el primer primer ministro de derecha nacionalista de Israel que no pertenece al Likud, el partido de Netanyahu, participó junto a éste de un acto de traspaso del poder, pero no con la ceremonia que tradicionalmente acompaña al cambio de Gobierno.

La investidura del nuevo Gobierno puso fin a un período de parálisis política durante el cual Israel celebró cuatro elecciones en dos años. Todos los comicios giraron en torno a la polémica figura de Netanyahu y a si era conveniente que siguiera en el poder mientras enfrenta un juicio por corrupción. Para sus seguidores, Netanyahu es un gran estadista con una capacidad única de liderar a Israel. En cambio, para sus detractores era un líder autocrático que gobernaba con la táctica de "divide y reinarás".

Su Gobierno se caracterizó por las altas tensiones entre los israelíes judíos y el 20% de la población israelí que es de origen palestinos, y dentro de la mayoría judía, por la grieta entre su base religiosa y nacionalista y sus rivales más laicos y moderados.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►