Un jurado de Nueva York declaró culpable de fraude y evasión fiscal a empresas de Trump

06 de diciembre, 2022 | 19.42

(Agrega detalles de la acusación, declaraciones del fiscal y fecha probable de sentencia)

Un tribunal de Nueva York declaró hoy culpable de fraude y evasión fiscal a dos empresas de la Organización Trump, el holding familiar del expresidente de Estados Unidos Donald Trump, informaron fuentes judiciales.

La sentencia, que se espera que sea emitida en enero próximo, podría suponer una multa de hasta 1,61 millones de dólares.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El jurado encontró a las compañías Trump Corp. y Trump Payroll Corp. culpables de “todos los cargos” que enfrentaban, afirmó el fiscal jefe del distrito Manhattan, Alvin Bragg, en Twitter.

Ambas firmas “se salieron con la suya con un esquema que otorgó a los altos ejecutivos lujosos beneficios y compensaciones mientras ocultaban intencionalmente sus ganancias a las autoridades fiscales para evitar pagar impuestos”, agregó Bragg, según la agencia de noticias Europa Press.

Las dos empresas estaban acusadas de múltiples cargos de fraude fiscal y falsificación de registros comerciales en relación con ese esquema, que durante 15 años no reportó ni pagó impuestos sobre la compensación de sus altos ejecutivos.

Trump y sus familiares no fueron acusados en este caso, pero los fiscales sostuvieron reiteradamente durante el proceso que existió una conexión entre el expresidente y los beneficios otorgados a ciertos ejecutivos.

Entre esos beneficios figuraron departamentos financiados por las empresas, alquiler de automóviles y gastos personales, según la televisora CNN en Español.

El fiscal Joshua Steinglass dijo en su alegato final ante los miembros del jurado que Trump “sancionó explícitamente” el fraude fiscal y los exhortó a rechazar el argumento de la defensa, según la cual el ex director financiero de la Organización Trump Allen Weisselberg fue un empleado deshonesto impulsado por su propia codicia.

“Toda esta narrativa de que Donald Trump es felizmente ignorante simplemente no es cierta”, subrayó Steinglass.

El jurado escuchó que Trump accedió a pagar la matrícula de la escuela privada de los nietos de Weisselberg y firmó un contrato de alquiler de un departamento en Manhattan para acortar el viaje del ejecutivo.

Trump firmó personalmente los cheques de bonificación de sus empleados en Navidad y puso sus iniciales en un memorando en el que reducía el salario de otros altos ejecutivos, lo que, según los fiscales, sugería que sabía todo el tiempo sobre el esquema fraudulento.

Weisselberg, que está de licencia paga por la empresa, pasó tres días en el estrado de los testigos y se declaró culpable de 15 delitos graves por no pagar impuestos sobre ingresos por 1,76 millones de dólares.

Como parte de su acuerdo de culpabilidad, será sentenciado a cinco meses de cárcel si el juez determina que testificó con sinceridad.

En su testimonio, Weisselberg admitió que debería haber pagado impuestos por un total de aproximadamente 200.000 dólares en un año, que incluían el departamento de lujo en Manhattan, dos autos Mercedes-Benz, estacionamiento, servicios públicos, muebles y la matrícula de la escuela para sus nietos.

También testificó que se pagó a sí mismo y a otros ejecutivos como si fueran consultores independientes, lo que permitió a las empresas de Trump evadir el pago de impuestos.

Asimismo, dijo ante el tribunal que logró el esquema con la ayuda de su subordinado, el controlador de la Organización Trump, Jeffrey McConney, quien recibió inmunidad por declarar ante el jurado y admitió parte de la conducta ilegal en su testimonio.

Weisselberg remarcó que una vez que Trump fue elegido presidente de Estados Unidos hubo una “limpieza” y muchas de las prácticas ilegales cesaron.

La sentencia de culpabilidad tras el juicio de una semana es una victoria para la oficina del fiscal de distrito de Manhattan dirigida por Bragg, que basó su caso en el libro mayor general de Trump Corporation, los registros fiscales y el testimonio de Weisselberg.

Las empresas halladas culpables no corren el riesgo de ser disueltas pues la legislación del estado Nueva York no lo prevé, pero sí podrían verse afectadas tanto para operar como para financiarse, dijeron expertos citados por medios locales.

El veredicto de culpabilidad se produjo mientras Trump afronta una investigación por su manejo de numerosos documentos clasificados y cuando, sin reconocer aún el resultado de las elecciones de 2020, que perdió ante el presidente Joe Biden, anunció que procurará postularse nuevamente a la Casa Blanca en 2024.

Asimismo, Trump enfrenta una demanda civil por 250 millones de dólares de la fiscal general de Nueva York, Letitia James, que acusa al exmandatario y a sus hijos adultos de estar involucrados en un fraude que se extendió por una década.

James procura inhabilitarlos a perpetuidad para que se desempeñen como funcionarios o directores de empresas en el estado Nueva York, entre otras sanciones.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►