COVID-19: Estados Unidos presiona a líderes mundiales con el objetivo de poner fin a la pandemia

El presidente Joe Biden busca que apoyen las nuevas metas de vacunación y pide a los países con "capacidades relevantes" que donen 1.000 millones de dosis de vacunas más y aceleren la entrega de las 2.000 millones de dosis ya comprometidas.

14 de septiembre, 2021 | 19.03

Estados Unidos busca que los líderes mundiales para que apoyen las metas para poner fin a la pandemia del COVID-19, entre las que se incluye garantizar que el 70% de la población mundial esté vacunada contra el virus en 2022.

El texto de tres páginas, al que accedió a Reuters, está dirigido a los países, organizaciones internacionales y grupos del sector privado invitados a una cumbre virtual sobre el COVID-19 prevista por Estados Unidos durante el período de la Asamblea General de las Naciones Unidas que comienza esta semana.

El documento también pide a los países con "capacidades relevantes" que donen 1.000 millones de dosis de vacunas más y aceleren la entrega de las 2.000 millones de dosis ya comprometidas. La vicesecretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, confirmó el objetivo de vacunación del 70%, pero no dio más detalles sobre la cumbre o el documento.

El documento de Estados Unidos pide a los países más ricos que garanticen la disponibilidad de al menos 3.000 millones de dólares en 2021 y 7.000 millones de dólares en 2022 para la preparación de las vacunas y para combatir las dudas sobre las mismas. Otros objetivos clave son garantizar que al menos una de cada 1.000 personas se someta a pruebas semanales antes de finales de 2021, y crear una capacidad que garantice que todos los trabajadores sanitarios tengan acceso a equipos de protección personal, como mascarillas, en 2021.

El borrador también pide a los países más ricos que aporten 2.000 millones de dólares para reforzar el suministro de oxígeno líquido a granel y que donen al menos 1.000 millones de kits de pruebas para 2022 para los países de rentas baja y media-baja, y 3.000 millones de dólares en medicamentos para el COVID-19 hasta 2022.

Asimismo, pidió al sector privado que financie una estrategia mundial de 2.000 millones de dólares para impulsar el suministro de sistemas de oxígeno para finales del próximo año, y que ponga a disposición de los países más pobres kits de análisis a un precio no superior a 1 dólar el kit.

El mes pasado, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y otros grupos internacionales instaron a los líderes mundiales a acelerar la vacunación, advirtiendo que menos del 2% de los adultos en la mayoría de los países de bajos ingresos estaban vacunados, en comparación con casi el 50% en los países de altos ingresos.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►