La diputada nacional de Cambiemos Elisa Carrió arremetió contra algunos jueces de la Corte Suprema por frenar el inicio de un juicio oral contra Cristina Kirchner y apuntó contra Alberto Fernández y Ricardo Lorenzetti, ex titular del máximo Tribunal.

"Alberto Fernández es capaz de todo", dijo en una entrevista con TN para culparlo por la resolución de la Corte. "Él tenia una enorme influencia con (la suprema) Elena Highton de Nolasco, mantenía una relación personal permanente" con ella y "el acuerdo" para frenar el inicio del juicio oral contra CFK "se hace con (Ricardo) Lorenzetti y (Carlos) Zanini" con el objetivo de lograr "la impunidad de la senadora". Según analizó, esta definición "no es para paralizar el juicio, es para absolver a Cristina".

Embed

Si bien denunció la existencia de ese "pacto", le agradeció a Dios por tener a Carlos Rozenkrantz como presidente de la Corte: "No puede renunciar porque yo le dije a la sociedad que si Lorenzetti era el presidente, hoy estábamos en un golpe de estado".

Embed

En referencia a ese supuesto "golpe", mencionó a Axel "Kicillof y compañía" quienes, según su relato, fueron a "hablar con todos los inversores y decir que si ellos llegan no pagan la deuda, con lo cual desespera a los mercados y eso llega a los precios y en consecuencia crean un clima de inestabilidad".

Dentro de ese plan desestabilizador descrito por Carrió, operaría una supuesta "Logia Róque Pérez" integrada por "jueces federales, empresarios que se reúnen en una casa de Martínez, en la casa de un empresario textil" para operar e "instalar candidaturas, garantizar impunidad".

Una de esas candidaturas es la de Lorenzetti, que "siempre quiso ser presidente. Ahora lo ven actuando, pero el que está detrás es Guillermo Seita, que trabaja con parte del peronismo federal, del kirchnerismo, con alguien de Cambiemos y que maneja al consejero de (Carlos) Rosatti".

LEER MÁS: Para Carrió, el resultado en Córdoba es una victoria de Cambiemos