Demasiado lejos del final feliz: la trágica historia real de la princesa Pocahontas

Detrás de la película que estrenó Disney en 1995, la historia real de la princesa Pocahontas está teñida de sangre, dolor y explotación.

05 de abril, 2021 | 19.39

¿Quién fue la princesa Pocahontas en la vida real? Lejos de la historia que Disney popularizó en 1995, la heroína estuvo muy lejos de tener un merecido final feliz y su historia estuvo marcada por dolor, muerte y explotación.

Hija mayor del gran jefe Wahunsonacock, líder del pueblo aborigen de los Powhatansu, y de Nonoma Winanuske Matatiske, su verdadero nombre era Matoaka, y su apodo, Pokahantesú. Para los ingleses siempre fue Pocahontas, nombre con el que la denominaron y que en lengua algonquina significa "Divertida". Extraño nombre si se tiene en cuenta que su vida nada tuvo de diversión, falleciendo a la temprana edad de 21 años.

Su pueblo, explotado por la conquista española, sentó sus bases en Virginia y Maryland, donde se fusionaron con otras tribus creando la aldea Tsenacommacah, cuya economía se robusteció gracias a la producción de maíz y tabaco. La irrupción de los europeos al mapa cambiaría el destino de los habitantes, marcándolos con sangre.

Según el guion de la aventura de Walt Disney, la princesa Pocahontas se enamoró del inglés John Smith en pleno enfrentamiento entre los colonos de la Rubia Albión y los pueblos indígenas, su familia le salvó la vida, y Smith partió a su país muy enfermo. La mentira edulcorada de Disney omitió una realidad trasversalmente diferente. 

En 1607 John Smith, almirante y explorador, llegó a Virginia al frente de cien hombres, en un marco de enfrentamientos encarnizados entre colonos y nativos. Un día mientras navegaba por el río Chickahominy, fue capturado por una partida de los Powhatan y arrastrado a la casa de la familia de Pocahontas.

Y acá, surgen dos versiones sobre los sucesos que se dieron a continuación: según la bitácora de viajes de Smith. estuvo en una gran fiesta, y más tarde habló con el jefe indio. Luego, en una carta dirigida a la reina Ana, cuenta que Pocahontas se arrojó sobre él para protegerlo, cuando estaba a punto de morir asesinado. La contracara a esa historia, asegura que Smith creó esa mentira para hacerse famoso. Cabe destacar que al momento de los hechos Pocahontas tenía 12 años.

En 1613, a sus 18 años, Pocahontas fue al asentamiento inglés de Jamestown para ayudar a los colonos, desesperados por el hambre. Pero el 13 de abril de ese año, Samuel Argall, oficial de marina y aventurero, la secuestró, y exigió como rescate la libertad de prisioneros ingleses en poder de su padre. La princesa pasó un largo año en cautiverio hasta que John Rolfe, un rico plantador de tabaco, la liberó a cambio de que se convirtiese en su esposa. Bautizada en el cristianismo pasó a llamarse Rebecca y el 5 de abril de 1614, en Virginia, contrajo matrimonio con Rolfe. 

Aunque los nativos condenaban las uniones mixtas, el padre de Pocahontas no se negó al matrmonio y lo usó para conseguir la paz momentánea entre europeos y aborigenes. La leyenda cuenta que más adelante, la princesa volvería a cruzar su camino con el de John Smith pero en vez de reanudar la pasión, volteó la cabeza y huyó.

La princesa Pocahontas, en 1615 tuvo a su único hijo: Thomas, y viajó a Inglaterra con su marido y diez nativos powhatan. En Londres llegó a ser presentada ante el rey Jacobo I de Inglaterra y la reina consorte, Ana. Thomas Rolfe fue educado en Inglaterra, y volvió a la colonia en 1640. Allí hizo una gran fortuna e inició una de las familias más importantes de Virginia. En 1617, una fulminante fiebre se la llevó a la corta edad de 21 años. Una vida trágica y lejos del cuento romántico que presentó Disney.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►