La ex presidenta Cristina Kirchner evalúa interponer un recurso ante tribunales internacionales para denunciar "persecución judicial". Las razones de esta decisión se deben a la inhibición general de los bienes de la ex mandataria, un congelamiento de sus cuentas bancarias y el embargo del contenido de las cajas de seguridad de su hija, Florencia Kirchner.

La medida que ordenó el juez Claudio Bonadío de inmovilizar los activos bancarizados de Cristina Kirchner tiene como consecuencia que no podrá cobrar su pensión como ex jefa de Estado ni la que percibe tras el fallecimiento de Néstor Kirchner. Según indicó Ámbito Financiero, la defensa de CFK evalúa recurrir a tribunales internacionales. Por lo pronto, el abogado Carlos Beraldi apelará y solicitará la apertura de la feria judicial para tratar el tema.


La "persecución judicial" se enmarca también que desde el entorno de Cristina Kirchner consideran que las pensiones no pueden ser embargables ya que son equivalentes a un sueldo. "Seguramente esto termine en la Comisión Interamericana", reafirmó esta mañana Gregorio Dalbón, otro de los abogados de la ex presidenta, en diálogo con Radio del Plata.

A su vez, hoy Dalbón opinó que "si la meten presa, solo van a conseguir que sea la próxima presidenta", en relación a la situación judicial que experimenta desde terminado su mandato.

En esta nota