Afonía y disfonía: diferencias, causas y tratamiento

Muchas personas confunden ambos términos creyendo que son sinónimo, sin embargo, son distintas. Cómo solucionar estos problemas de salud.

16 de abril, 2021 | 12.32

La afonía y disfonía son afecciones de salud con marcadas diferencias que se producen en las cuerdas vocales, una parte de la laringe ubicada en la garganta. Cuando las cuerdas vocales resultan inflamadas o infectadas, se suelen hinchar. Esto es lo que puede desencadenar la afonía y disfonía.

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

Muchas personas confunden ambos términos creyendo que son sinónimos. Sin embargo, se trata de dos trastornos vocales relacionados pero diferentes. La disfonía es conocida popularmente como ronquera y la afonía es el perder la voz.

Una manera de recordar la diferencia entre ambas es analizando su nombre. El prefijo “a-” antes de cualquier palabra significa ausencia. Por lo cual, la a-fonía es la falta de voz. Sin embargo, el prefijo “dis-” está relacionado a una alteración. De esta manera, la dis-fonía quiere decir un desequilibrio en la voz.

Causas de la afonía y disfonía

La afonía generalmente se considera la más grave de las dos afecciones. Esta ocurre cuando se pierde la voz, o bien, cuando esta suena como un susurro muy bajo. Puede ser algo gradual o no y entre las causas principales suelen encontrarse problemas en la laringe.

En primer lugar, ciertas enfermedades del aparato respiratorio, como la faringitis, la laringitis, o las alergias, dan lugar a la afonía. Así como la tos persistente, los tumores o nódulos. Un mal uso de la voz, como forzarla demasiado, también puede dar lugar al desarrollo de la afección. Además, existen determinados productos irritantes o tóxicos que pueden resultar muy negativos. Por ejemplo, el tabaco o el alcohol, la pimienta o el vinagre, los productos químicos o abrasivos.

Por supuesto, después de una cirugía de laringe u otros procedimientos médicos, durante el proceso de recuperación se puede producir una afonía. Igualmente, el problema puede haber surgido a causa de traumatismos.

¿Qué tratamientos existen para la afonía y la disfonía?

La disfonía, en cambio, se trata de una alteración en la voz. Sin embargo, en este caso no llega a desaparecer por completo como ocurre en la afonía. Popularmente, el problema es conocido como ronquera. El problema puede haberse desarrollado por distintos motivos. Desde aquellos en los que una persona gritó en exceso hasta una persona que tenga un cáncer glótico o una complicación post-quirúrgica.

Generalmente, en los casos más leves, son más propensos a desarrollar la afección quienes más trabajan la voz en el día a día. Como por ejemplo los docentes, los locutores, o los recepcionistas. La disfonía principalmente se produce cuando se cargan demasiado las cuerdas vocales, se grita muy fuerte, no se abriga bien el cuello cuando hace frío o se ingieren bebidas heladas. Si bien las causas son similares a la afonía, esta condición suele durar menos tiempo y no suele relacionarse a una enfermedad más grave.

Tratamientos para la afonía y disfonía

Como primera medida, suele recomandarse realizar reposo vocal y no forzar la voz u obligarla a elevar el sonido. En algunos casos se puede indicar una rehabilitación foniátrica o un tratamiento quirúrgico endoscópico.

Para determinar si hay lesiones o malformaciones, generalmente se usa una técnica llamada laringoscopia. Esto se lleva a cabo con un tubo pequeño que se introduce en la garganta, en el extremo tiene una cámara.

Algunos remedios para la afonía o disfonía por causas leves -como pueden ser mal uso de la voz o toma de frío- son:

Receta n°1 contra los desequilibrios en la voz

Ingredientes

  • 1 cebolla.
  • 2 cucharaditas de miel, 50 gramos, pues la miel posee numerosas propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antioxidantes.

Cómo se prepara

En primer lugar, cuela la cebolla y pícala en grandes trozos. Luego añade el producto a la licuadora junto con la miel. Por último, tritura bien la mezcla.  consume tres cucharadas de esta mezcla al día.

Receta n°2 contra los desequilibrios en la voz

Ingredientes

  • 1 vaso de agua, 200 ml.
  • Jugo de limón. Una pieza de fruta es suficiente, ya que el limón tiene enormes propiedades y beneficios para la salud.

Cómo se prepara

Primero hierve el agua y déjala entibiar. Luego, vierte el zumo de limón. Se recomienda hacer gárgaras dos veces por día.

Receta N°3 contra los desequilibrios en la voz

Ingredientes

  • 1 taza de agua, 250 ml.
  • 1 cucharada de sal, 10 gramos.

Cómo se prepara

Primero calienta el agua y disuelve la sal. Después, haz gárgaras antes de que se enfríe por completo. Es recomendable repetir varias veces al día el proceso con agua nueva.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►