Estas son las empresas más antiguas de Argentina

14 de septiembre, 2022 | 09.05

Detrás de las cosas que nos atraviesan día a día se encuentran muchas de las empresas más antiguas de Argentina. Desde los productos más básicos hasta los más complejos. Por eso creemos que estas joyas del mundo de los negocios merecen una mención, y vamos a dársela.

Empresas más antiguas de Argentina

¿De dónde vienen los libros de tu biblioteca, o la leche en tu heladera? Lo mismo con esa cucharada de azúcar para el café. No vas a poder creer que se trata de empresas que vienen produciendo dichas cosas hace más de un siglo.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Las empresas más antiguas de Argentina han pasado por los vaivenes de la historia de nuestro país, y han sobrevivido. Hablamos de negocios que tienen más de cien años de actividad, en un país de 200 años de fundado. 

Por eso queremos que esta nota sea la mención que se merecen. Además, vas a hacerte conocedor de esta parte de la historia argentina. Haremos un repaso de cada una de ellas: quiénes son sus fundadores, cómo arrancaron y adónde llegaron hoy.

Estrada, 1869

Haciendo un pequeño esfuerzo, cualquiera que haya hecho la escuela recordará este nombre. En el lomo o contratapa de sus libros de clase estaba el sello: Editoral Estrada. 

Es que esta fue la primera editorial, entre las empresas más antiguas de Argentina, en proveer al sistema educativo. Su fundador fue Ángel Estrada, hace más de 145 años, en 1869.

Ángel también creó la primera fábrica de papel en el país, abasteciendo al sector papelero completo. La empresa comienza a crecer, y en el 2007 su enfoque se vuelca casi por completo a la producción papelera.

Pero esto no le hace perder su contacto con la educación: produce marcas como Rivadavia, El Nene, Arte y Laprida. Las cuales comercializan productos de estudio como hojas, cartulinas, afiches, mapas, y demás. 

La Nación, 1870 

En 1970 aparece uno de los diarios pioneros de nuestro país. Fundado por el reconocido político y militar argentino Bartolomé Mitre. Desde entonces esta compañía fue creciendo y diversificándose, siempre en manos de la familia Mitre. A medida que avanzaba la tecnología fue renovándose y convirtiéndose en el gran multimedios que es hoy.

Es uno de los medios de información más tradicionales y más elegido por los argentinos desde hace décadas.

Estudio O’ Farrell, 1883

En el año 1883 nace un estudio jurídico que porta el apellido de su fundador, Santiago Gregorio O’ Farrell. Don Farrell, como lo llaman en el estudio, tiene una historia cívica y política destacada. Ocupó cargos políticos, como el de legislador, y también fue un reconocido jurista, orador, y educador.

Iniciado el Siglo XX, comienza a asesorar a empresas como Ford y Ferrocarril Oeste, ganando cada vez más reconocimiento. Ford es uno de sus hitos, e incluso al día de hoy sigue siendo su cliente.

Con más de 120 años de trayectoria, actualmente el estudio está integrado por más de cien abogados. La especialidad del lugar es, lógicamente, el derecho empresarial en todas sus áreas.

Por sus impecables labores fue reconocido como  “Asesor Global de Inversión” por la Comisión Nacional de Valores de Argentina.

Giesso S.A., 1884

Cambiamos de rubro, pero seguimos con las empresas más antiguas de Argentina. Es el turno de Bonifacio Giesso, un sombrerero que en 1884 comenzó lo que hoy conocemos como Giesso S.A. 

La historia de esta reconocida empresa de indumentaria comienza en Buenos Aires con una modesta tienda. Ofrecía  principalmente sombreros a medida, pero también gorras, camisería fina, y accesorios como gemelos, cuellos y puños duros o botones. Toda la indumentaria era masculina.

Ocurrió que el local era vecino, por ejemplo, a la casa de Domingo Faustino Sarmiento, quien era cliente. Otros políticos importantes comenzaron a vestirse allí, y la marca fue sumando calidad para responder a la demanda.

En 1950 tras una gran inversión abre tres locales nuevos en las importantes avenidas Santa Fe, Alvear y Corrientes. De ahí en más, todo fue crecimiento para la familia Giesso. Actualmente, dirigida por un bisnieto del fundador, cuenta con 18 locales en el país y lanzó una línea femenina.

Testorelli S.A., 1887

Nos remontamos a Suiza de 1886, desde donde Don José Testorelli partía hacia América del Sur en busca de oportunidades. Como muchas de las empresas más antiguas de Argentina, Testorelli es fundada por un inmigrante.

Ya en éstas tierras, abre las puertas de la joyería que lleva su nombre en el partido de San Isidro. El barrio, en ese momento fuertemente aristocrático, lo conecta rápidamente con políticos de altas esferas.

Ésto, sumado a su reconocido profesionalismo como joyero y relojero, hace que desde la municipalidad le encomienden un trabajo importante. José crea un reloj floral en la plaza principal y así su marca aumenta su fama. Décadas después termina de consagrarse estableciendo una relación comercial con la marca Rolex, con quienes siguen trabajando hasta hoy.

Actualmente la joyería sigue en manos de los Testorelli, manteniendo la tradición. No hay nadie que pueda negar la garantía de calidad que son sus joyas y relojes.

Cervecería y Maltería Quilmes, 1890

En  el conurbano bonaerense encontramos una fábrica mítica, que seguramente haya entrado en todas las casas del país. Estamos hablando de la cervecería y maltería Quilmes, fundada por Otto Peter Friedrich Bemberg. ¿Quién puede decir que no conoce el logo, si no el gusto, de la cerveza más tomada de Argentina?

A fines del año 1890 se sirvió el primer vaso de Quilmes, y desde entonces no hubo límites. Entrado el Siglo XX se logró algo icónico: la fabricación de cerveza 100% nacional. Un paso clave para esta empresa fue el desarrollo propio de la malta argentina.

 

En los años sesenta y setenta, cuando la publicidad empezó a tomar una relevancia importante, ocurre algo trascendental. La compañía lanza el slogan “El sabor del encuentro” con el cual logra cerrar su identidad popular. Se instala fuertemente como la marca líder del mercado.

Una distinción de Quilmes entre las otras empresas más antiguas de Argentina es su injerencia social. La cervecera invirtió en el desarrollo de barrios, escuelas y clínicas para la comunidad quilmeña, asentando aún más su identidad.

Al día de hoy cuenta también con plantas en Nueva Pompeya, Zárate, Córdoba, Tres Arroyos, Corrientes, Trelew, Tucumán y Mendoza. Se estima que domina alrededor del 80% del negocio cervecero nacional. También comercia internacionalmente.

Grimoldi S.A., 1895

Volvemos al rubro de la indumentaria para nombrar a otra destacada compañía entre las empresas más antiguas de Argentina. Grimoldi es el nombre de la compañía y apellido de su fundador, Alberto. 

El inmigrante italiano llegó al país años antes del final del Siglo XIX, e instaló una zapatería en Buenos Aires. Allí se asentó y no tardó mucho tiempo en hacerse conocido por su buen trabajo. Lo que más lo destacó del resto de la oferta local fueron sus diseños.

 

Lamentablemente la crisis nacionales fueron desbaratando su capital, y la empresa se vió obligada a cambiar de estrategia. Increíblemente ésto fue lo que convirtió a su empresa local en la federal que es hoy. Al cerrar un acuerdo comercial con Hush Puppies y Kickers sus ventas incrementan exponencialmente.

Haciendo buenas maniobras de inversión, actualmente Grimoldi cuenta con más de 100 locales y tiene más de 500 puntos de venta en todo el país. Además de seguir trabajando con las marcas antes mencionadas se sumaron otras como The North Face o CAT, entre otras. 

Como empresa también cuenta con dos plantas industriales y cinco fábricas locales, donde fabrican calzado propio y para otras marcas.

Yerba Mate Amanda S.A., 1900

Exactamente iniciado el Siglo XX llegan al país el polaco Juan Szychowski y su familia para asentarse en Misiones. Como solía suceder, con ansias de emprender un nuevo rumbo que deje atrás a la complicada Europa del momento. Así es que comienzan a emprender lo que hoy es La Cachuera.

Está también entre las empresas más antiguas de Argentina, y es la más longeva de toda Misiones con 122 años. Principalmente fue la producción de yerba mate lo que llevó al éxito el negocio, y luego la de arroz. Aunque no es la más popular, ¿quién no se tomó un matecito Amanda alguna vez?

Amanda fue pasando de generación en generación y actualmente sigue liderada por la familia. Es líder en exportación de yerba mate, y vende sus productos alimenticios a países de distintos continentes.

Bodega Augusto Pulenta S.A., 1901

Nos vamos de la selvática Misiones al oeste, a la árida provincia de San Juan. Aquí nos encontramos con la Bodega Augusto Pulenta, fundada en 1901 con el nombre Peñaflor. 

Todo comienza con la llegada de Angelo Pulenta y Palmina Spinsanti a Argentina desde Ancona. La primera viña la plantan en 1912 entre los hermanos Pulenta, y en 1930 ya estaba funcionando la bodega Peñaflor.

La empresa comienza a crecer y a profesionalizarse. Don Antonio Pulenta, llegando a los años 40, recibe su título de enólogo. La marca comienza a profesionalizarse y tomar prestigio.

En 1997 la familia original vendió su participación accionaria para seguir el legado familiar a través de la Bodega Augusto Pulenta. La empresa de más de 100 años se transformó en la actual Pulenta Estate. Tiene viñedos en tres localidades distintas de las tierras sanjuaninas.

Frávega, 1910

Oreste Frávega, otro inmigrante que lo apostó todo en la Argentina a comienzos del Siglo XX con éxito. Inició su negocio con un primer local destinado a la comercialización e instalación de productos eléctricos y rebobinados de motores. Éste pequeño local de Almagro terminaría convirtiéndose en una líder entre las empresas más antiguas de Argentina.

El negocio familiar fue creciendo sin freno, pero los preceptos básicos nunca cambiaron. El compromiso de brindar asesoramiento, seguridad y calidad a los clientes sigue intacto, y lo afirman los números.

Las ganancias de la venta de electrodomésticos y artículos tecnológicos le permitió a Frávega expandirse a nuevos rumbos. Ya alrededor de 2010 comenzó a incursionar en la fabricación de artículos poniendo en marcha una planta industrial. 

Actualmente este gigante de los electrodomésticos cuenta con más de cien sucursales en todo el país y mantiene su planta de fabricación en Tierra del Fuego.

Banco Galicia S.A., 1905

Y bien, no podía faltar un grupo bancario entre las empresas más antiguas de Argentina. Así es que llegamos a la historia de 115 años del actualmente conocido como Banco Galicia.

Fundado originalmente como Banco de Galicia y Buenos Aires por un grupo de miembros de la colectividad gallega en Argentina. Éste fue el primer banco privado de la historia de nuestro país. Su primer directorio, como dijimos, fue constituído por gallegos de las familias Escasany, Ayersa y Braun Menéndez.

La entidad financiera comenzó funcionando muy bien y ya el 1907 cotizaba en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Para mitad de siglo al banco ya le comenzaba a quedar chica Buenos Aires. Atentos a la oportunidad, decidieron expandirse al interior del país, donde la accesibilidad a los servicios financieros era muy acotada.

La decisión fue muy acertada, ya que la financiación en los sectores rurales funcionó espectacularmente. En 1979 se unió a otros poderosos y lanzaron la primera red de cajeros automáticos a nivel nacional.

Forma parte de su historia una y su identidad estar siempre atento a la comunidad. Esto es lo que lo hace hoy en día uno de los bancos más elegidos por los argentinos.

Conclusión

Es indudable que la Argentina fue tierra de nuevos comienzos para quienes ya no veían horizonte en sus tierras. Inmigrantes de Europa, mayormente, llegaron a mediados del siglo XIX a una Argentina agroexportadora. Así fue que marcaron la diferencia, reproduciendo el modelo industrial del viejo continente.

Sin embargo estas empresas marcaron una fuerte identidad Argentina. Incluso sus dueños estaban encantados con estas tierras. Es por eso, que aunque hayan nacido de manos extranjeras hoy día forman parte de nuestra historia.

Estamos atravesados por ellas, que vienen trabajando hace más de un siglo. No podemos negar que en cualquiera de nuestras anécdotas hay alguna de éstas marcas que mencionamos. Hacen nuestra historia e identidad, y creemos importante que las conozcas.

Conocé mucho más sobre historia, industrias y productores argentinos leyendo el contenido completo de El Destape.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►