La construcción sostenible y cómo ayuda al medio ambiente

31 de mayo, 2022 | 09.40

La industria de la construcción debe ayudar a crear un mundo que mejore la vida de las generaciones futuras. Esto implica, necesariamente, el uso de métodos cada vez más ecológicos. La construcción sostenible trata de satisfacer las demandas de la población en expansión mientras protege al medio ambiente.

Por su propia naturaleza, la industria de la construcción es una gran explotadora de recursos naturales. Pero con la creciente preocupación por el cambio climático y sus graves consecuencias, existe una presión cada vez mayor para que se reduzca su impacto ambiental.

A medida de que el mundo se vuelca hacia la sostenibilidad, la construcción debe hacer lo mismo. Pero, ¿qué es la construcción sostenible? ¿Cuál es su importancia? ¿Qué materiales se emplean y qué se está haciendo para lograr la transición a un método de desarrollo más amigable con el medio ambiente? En este artículo te lo contamos.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

 

¿Qué es la construcción sostenible?

La construcción sostenible significa utilizar materiales renovables y reciclables al construir nuevas estructuras. Además de reducir el consumo de energía y los residuos que pueda generar.

En otras palabras, es la práctica de crear un entorno saludable basado en principios ecológicos. Según el profesor y escritor Charles J. Kibert, la construcción sostenible se centra en seis principios: “conservar, reutilizar, reciclar/renovar, proteger la naturaleza, crear productos no tóxicos y de alta calidad”.

El objetivo es reducir el impacto de la industria en el medio ambiente. Esto se hace mediante la utilización de prácticas de desarrollo sostenible, el empleo de la eficiencia energética y el aprovechamiento de la tecnología verde.

Aunque muchos sectores de la economía están haciendo todo lo posible para ser más sostenibles, el de la construcción es único. Cada proyecto de este tipo tiene la posibilidad de disminuir significativamente el impacto ambiental. Esto se debe a las grandes cantidades de materiales y energía que utiliza.

 

Pero la construcción sostenible no termina cuando el proyecto está completo. El edificio en sí debe minimizar su impacto en el medio ambiente durante su vida útil. Esto significa que el diseño de la estructura debe incorporar elementos que tengan una influencia positiva continua en su entorno.

Estos pueden ser de lo más variados. Por ejemplo, un aislamiento adecuado para evitar la pérdida de calor, paneles solares para reducir el consumo de energía y materiales de construcción con una larga vida útil.

Importancia de la construcción sostenible

Desde el uso de energía, construcción sobre hábitats silvestres, hasta las emisiones de gases. La industria de la construcción puede dejar una huella indeleble en el medio ambiente.

La maquinaria pesada que se utiliza en la construcción aún se basa en gran medida en los combustibles fósiles. Incluso el uso ineficiente de la electricidad puede resultar más adelante en la quema innecesaria de combustibles fósiles en la línea de suministro de energía.

De hecho, la industria de la construcción representa un increíble 36% del uso mundial de energía y el 40% de las emisiones de CO2. Estos datos se desprenden de los informes de la International Energy Agency IEA.

El problema continúa con la fabricación y el envío de materiales y sus emisiones de carbono. La extracción de materias primas puede resultar en la contaminación de las capas freáticas locales.

La fabricación de hormigón ha generado más de 2.800 millones de toneladas de CO2. Una cifra que seguirá aumentando, ya que se emplean 4.000 millones de toneladas de hormigón cada año, según un artículo publicado en el portal web The Guardian en 2019.

La construcción también puede generar desechos peligrosos y su eliminación inadecuada incrementa los niveles de contaminación. Esto no solo afecta al medio ambiente, sino también la salud de las personas que viven en ese lugar.

Por estas razones, cada vez más propietarios y desarrolladores, tanto públicos como privados, están recurriendo a una forma de construcción más ecológica y sostenible. Sobre todo porque los efectos del cambio climático ya se pueden sentir en todo el mundo.

La sostenibilidad es importante por una variedad de razones, incluida una mejor calidad de vida y ambiental. Para tener comunidades prósperas y saludables, se necesita tener aire limpio, recursos naturales y un ambiente no tóxico. La industria de la construcción puede liderar el camino hacia proyectos más ecológicos.

Materiales para la construcción sostenible

Las técnicas y prácticas de construcción, así como los recursos,evolucionaron a lo largo de los años. Además, con el creciente interés en la sostenibilidad y la conservación de la energía, se han desarrollado nuevos métodos de construcción centrados en la sostenibilidad.

Una de las mejores formas de practicar la sostenibilidad en la construcción es a través de los materiales que se utilizan. Una nueva generación de materiales más resistentes, ligeros, reciclables y que consumen menos energía pueden ayudar a resolver muchos problemas de la industria.

Estos materiales tienen el beneficio adicional de proteger el medio ambiente al reducir la huella de carbono. Promueven una Tierra más limpia, al mismo tiempo que son estéticamente atractivos y mucho más eficientes.

 

Hay varias formas de hacer que los proyectos de construcción sean más sostenibles. A continuación, enumeramos las principales.

Utilizando energía renovable

Se han hecho grandes avances para llevar la energía renovable a las obras de construcción. Una solución muy conocida es un sistema de batería modular que se puede implementar en el sitio y se recarga a través de paneles solares.

Estas baterías pueden alimentar herramientas y vehículos eléctricos, así como equipos de seguridad. Algunos de estos sistemas pueden compensar una tonelada de CO2 por semana y 400 litros de gasoil. Lo cual resulta en un beneficio significativo cuando se utilizan en grandes proyectos de construcción.

Construyendo con materiales sostenibles

  • Madera: los bosques gestionados adecuadamente no solo proporcionan materiales de construcción, sino también un hábitat para la vida silvestre.

  • Hormigón sostenible: alternativas con plástico y reciclables pueden reducir la producción de dióxido de carbono en casi un 50%.

  • Materiales alternativos de ladrillos: el barro, la lana e incluso las colillas de cigarrillos se pueden usar para crear ladrillos que son igual de fuertes sin necesidad de los hornos que generan emisiones nocivas.

  • El plástico: el hecho de que el plástico no se degrade hace que su mayor pecado contra el medio ambiente se convierta en su mejor fortaleza cuando se utiliza en la construcción.

 

Uno de los objetivos clave de la construcción sostenible es erigir edificios con una vida útil más larga. Al emplear el plástico no se necesita tanto mantenimiento o reemplazo. Siempre que se use de manera responsable, el plástico tiene un papel vital que desempeñar en la construcción sostenible.

Métodos

La construcción sostenible no se trata solo de usar los materiales más novedosos. También se trata de utilizar métodos que mejoren los esfuerzos renovables y sostenibles. Algunos de ellos incluyen:

  • Cortar materiales con precisión para reducir los residuos

  • Controlar la gestión de residuos, como la separación y el reciclaje de residuos.

  • Proyectos de reutilización adaptativa que transforman edificios antiguos.

  • Gestión de obras de construcción para mejorar el medio ambiente.

  • Tratamientos de aguas en el sitio, no fumar, reciclar envases de alimentos, etc.

  • Conservación de energía.

  • Selección de materiales sostenibles y reciclados.

¿Qué es la Mesa de Construcción Sustentable?

Argentina siempre estuvo preocupada por adoptar métodos más sostenibles para aminorar el impacto negativo que puedan tener sus sistemas de construcciones en el medio ambiente. Prueba de ello son los innumerables premios internacionales que ha obtenido a lo largo de todos estos años por fomentar prácticas más ambientalistas.

En 2018 se creó la Mesa de Construcción Sustentable. Este proyecto está concebido en el marco del Gabinete Nacional del Cambio Climático.

En esta congregación convergen personalidades de la política y ambientalistas argentinos para discutir sobre los problemas generados por la industria de la construcción. Además de crear posibles soluciones en lo referente al tema de la sustentabilidad.

En sus reuniones buscan identificar cuáles son los métodos más viables para fomentar una construcción más ecológica. De esta forma puedan minimizar el impacto que la industria de la construcción pueda acarrear en el país.

Estrategia Nacional de Vivienda Sustentable

Por su parte, la Estrategia Nacional de Vivienda Sustentable es otra iniciativa argentina que fomenta el diseño bioclimático de las infraestructuras familiares. Tiene como objetivo incitar la creación de proyectos eficaces para transformar al sector de construcción de viviendas.

Este proyecto está enfocado a crear planes relacionados con el desarrollo sustentable en lo que respecta al sector de la vivienda y la construcción. Contribuir, por ejemplo, a la disminución de las emisiones de los gases que propician el efecto invernadero y que generan las empresas cuando llevan a cabos sus proyectos de construcción.

Ya han sido varios planes y estrategias que se han puesto en práctica para maximizar la eficiencia energética. También han estado capacitando a institutos de viviendas, agentes públicos, técnicos y todos los actores que componen el sector de la construcción sobre cómo llevar a cabo proyectos con eficiencia energética.

Alianza Global para los Edificios y la Construcción

La Alianza Global para los Edificios y la Construcción (GlobalABC) es una asociación voluntaria de gobiernos nacionales y locales. También participan de ella organizaciones intergubernamentales, empresas y asociaciones.

Todos ellos están comprometidos con una visión común: una industria sin emisiones, eficiente y edificaciones resilientes. En fin, un sector de la construcción comprometido con el medio ambiente.

GlobalABC funciona como un paraguas o plataforma, una red que reúne iniciativas y actores centrados en el sector de la edificación y la construcción. Actualmente cuenta con 150 miembros de 30 países.

Entre los objetivos de la GlobalABC se encuentran:

Abogar por el potencial y el impacto del sector de los edificios y la construcción en la mitigación y adaptación climática, en eventos ambientalistas.

• Hacer un seguimiento del progreso en el sector de los edificios y la construcción mediante la publicación de informes anuales. Estos se basan, en gran medida, en la información proporcionada por los miembros de GlobalABC.

• Establecer un marco conjunto para colocar al sector de los edificios y la construcción en un camino muy por debajo de los 2°C de aumento de la temperatura global. Es se busca lograr mediante el desarrollo de una visión y metas comunes.

 

Desde 2016, Argentina forma parte de GlobalABC. A ella la acompañan México, Canadá, Brasil y Estados Unidos, como los únicos países representantes del continente americano.

La adopción de métodos de construcción sostenibles no es un proceso que pueda concretarse de la noche a la mañana. Hay desafíos que enfrentar, el mayor de los cuales es el costo.

A pesar de ello, la construcción sostenible se desarrolla cada día, con una mayor demanda de espacios más limpios y verdes. A medida que aumentan los efectos del cambio climático, la sostenibilidad se vuelve aún más importante.

Naturalmente, la adopción de métodos de construcción sostenibles reducirá el impacto en el medio ambiente. Pero también hay beneficios más tangibles que demostrarán el valor más allá de las preocupaciones ambientales.

Aunque el costo de construcción es más alto, los resultados pueden pagar dividendos. Los edificios ecológicos tienen un aumento del valor mucho mayor en comparación con los edificios tradicionales.

Otro aspecto es la responsabilidad social. Con una mayor conciencia e interés en la RSE, no hay duda de que generará relaciones públicas positivas. También puede influir en el comportamiento del comprador.

Pero el tema va mucho más allá. Los beneficios relacionados con la construcción sostenible pueden crear un camino hacia un futuro más limpio.

Conclusión

Las grandes empresas de construcción no son las únicas que pueden cambiar sus métodos para mejorar el medio ambiente. Las personas que trabajan en sus propios proyectos privados también pueden enfocarse en utilizar métodos de construcción sostenibles.

Ya sea utilizando el equipo adecuado o implementando ingeniería de valor para determinar alternativas de materiales sostenibles. O bien simplemente haciendo todo lo posible para ser eficiente en cuanto al uso de la energía. Cualquiera puede ayudar a progresar en los esfuerzos de sostenibilidad.

Si querés seguir leyendo artículos como este, encontrá más contenido de interés general en El Destape.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►