Cómo mejorar el sentido del humor

30 de junio, 2022 | 03.16

A todos nos pasa, solemos pasar por una mala racha, tanto de suerte como de pensamientos negativos e intrusivos. Y hace falta muy poco para pensar que nuestro día está arruinado y que no hay nada sobre la faz de la Tierra que pueda mejorar nuestro sentido del humor.

 

Pero nada más alejado de la verdad, lo cierto es que mantener una postura negativa de la vida puede mermar tanto nuestra salud física como mental, y así como toma de muy poco para pensar que nuestro día está echado a perder, también falta de poco para mejorar nuestro estado de ánimo y tomar nuestras desgracias con un poco de sentido del humor.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

 

En este artículo te daremos los mejores consejos para mejorar el sentido del humor. Así, la siguiente ocasión que pises accidentalmente en un charco, o heces de dudosa procedencia, sabrás que la vida a veces apesta, pero nada como un poco de sentido del humor para hacerle frente a la adversidad.

Importancia del sentido del humor

 

El sentido del humor es una de las formas más efectivas para lidiar con el estrés y vivir de una forma más positiva el día a día. Tener un buen sentido del humor puede no solo ayudarte a afrontar las vicisitudes de la vida, sino también a mejorar tu relación con otras personas.

 

 

¿A quién no le gusta pasar el rato con alguien que disfruta de reír y que nos hace sentir bien? La risa nos ayuda a liberar serotonina, el neurotransmisor relacionado con el placer y la felicidad. Estar rodeado de personas que te ayudan a vivir experiencias positivas es uno de los mayores beneficios del sentido del humor.

¿Cómo mejorar el sentido del humor?

Cuando la vida nos da de frente con un mazo, puede resultar difícil encontrarle el lado positivo y gracioso. Es normal sentirse triste o enojado cuando algo malo nos sucede.

Y no se trata de evitar enojarse o de no sentirte triste por las malas experiencias, sino de aceptar que las desgracias suceden. Hacerlo facilita que puedas adaptarte a ambientes hostiles y fortalecer tu personalidad. Como se dice popularmente, podrás “endurecer la piel” o desarrollar resiliencia.

En este artículo te damos algunos sencillos consejos para aplicar en el día a día. No te tomará más de un minuto aplicar la mayor parte de ellos. Verás que aprenderás a sonreirle a la vida, en lugar de esperar a que ella te sonría a vos.

Comer chocolate

¡Cómo si se necesitara otra razón para disfrutar de un chocolate! Pero si hiciera falta, acá está: el cacao puede regular el estrés, ya que activa los neurorreceptores endocannabinoides, los que ayudan a relajarnos y a soltar un poco más el cuerpo.

Si estás teniendo un mal día, una dulce barra de chocolate puede ayudar; te aseguramos que te sentirás mucho mejor.

Abraza a alguien

El contacto físico ayuda a reducir el estrés. 

De acuerdo con Dacher Keltner, de la Universidad de California, y autora de Born to Be Good: The Science of a Meaningful Life: una palmada en la espalda, un abrazo breve, o un saludo juguetón pueden mejorar el estado de ánimo de las personas.

Cuenta tus bendiciones

 

El ritmo de vida en Occidente, principalmente en las ciudades, se mueve a ritmos vertiginosos. Esto podría hacer de nuestros minúsculos problemas algo enorme hasta hacernos sentir cansados emocionalmente, con altos niveles de estrés e incluso malestares asociados al síndrome del burnout, es decir, quemados por dentro.

 

Cultivar un sentido de asombro por los pequeños detalles que hay en el mundo puede hacer mucho en favor de la salud mental. Mirá las flores, llevá por un momento la mirada al cielo, apreciá cada acto de bondad y las maravillas de la vida que suceden a tu alrededor.

 

Agradecé por lo que tienes, por lo que podés hacer y por lo que podés conseguir: es un milagro se lo que somos.

Hacer ejercicio

No hace falta que profundicemos demasiado para entenderlo: hacer ejercicio libera endorfinas y mientras más lo practiques, mejor te harán sentir. Entonces, tener una rutina constante de ejercicio puede ayudarte a tener un mejor sentido del humor.

 

Ve a un parque

Este punto va relacionado con el anterior, ya que ir a un parque, visitar una plaza te harán moverte, ya sea caminando o corriendo. 

En un parque, además, podrás respirar aire fresco producido por los árboles que rodean el lugar, incluso podrías encontrarte con otras personas con las que compartir un momento agradable. Rodearte de naturaleza es otra cosa por la que podrías sentirte agradecido (y hasta bendecido, si eres creyente).

 

Lo cierto es que ir a un parque, ya sea a caminar un rato, correr o sentarse en una banca a leer un rato, pueden mejorar mucho tu sentido del humor.

Asoléate

 

El aumento de vitamina D no le viene mal a nadie, nunca. Visitar un parque, caminar al aire libre son excelentes modos de  tomar baños de luz solar. De hecho, está comprobado que la depresión está relacionada con la disminución de la vitamina D.

 

Si salir resulta imposible, acércate a una ventana al menos cinco minutos y contempla la vista. Incorporar el hábito diario del sol es un beneficio extraordinario para  tu salud. Por algo el Yoga propone el saludo al sol, ¿no lo crees?

Haz algo bueno por alguien

Puede parecer difícil de creer, pero hacer algo bueno por alguien desinteresadamente te hace sentir bien en tu interior. No tiene que ser gran cosa: abrí la puerta a la persona detrás de vos, enviá un mensaje de texto deseando un buen día a uno o varios seres queridos, invitá con el café a tu compañero de trabajo. Todo cuenta.

Oler determinados olores

Inhalar ciertos aromas como el de la naranja o la lavanda induce un cierto grado de relajación, lo que puede mejorar el estado de ánimo, e incluso hacerte más productivo.

Date un masaje

Un masaje rápido en los hombros, cuello o espalda puede rápidamente reducir el estrés acumulado en esas zonas y relajar sustancialmente tus músculos. Y ya sabemos que esto, invariablemente, mejorará tu estado de ánimo. Ya sabemos: mens sana in corpore sano.

Organizá tu casa

 

Organizar la casa puede ayudarte al instante a sentirte más calmado. No necesitás de mucho tiempo, unos cuántos minutos lavando enseres de la cocina o acomodando la ropa de un cajón pueden ser de gran ayuda para mejorar tu estado de ánimo.

Convive con tu mascota

 

Seguro ya lo sabés, tu mascota es a veces tu mejor compañía, mucho más en momentos álgidos o de dificultad emocional. Si estás con tu mascota y sentís que el mundo se te cae encima, abrazala, acariciá sus orejitas o juegá con ella. ¿Cómo cambió todo, verdad? 

 

Visualizar

Para ser honestos, ninguno de nosotros está del todo satisfecho con quién es en todo momento. Pero podemos imaginar quién nos gustaría ser: alguien más relajado o ganar seguridad o aprender a tomarse las cosas con humor. 

Visualizarnos en ese proceso nos hace sentir mejor: valora las pequeñas acciones y no te desanimes cuando sientas que lo volviste a hacer. Las personas aprendemos todo el tiempo, toda la vida. ¡Disfruta del proceso!

Sonreír

Sabemos que suena cursi, pero es verdad, y el mismo Charles Darwin lo dijo: “La libre expresión, por signos externos de una emoción, la intensifica”. Sonreír puede realmente convertir el pesimismo en optimismo. 

Medita

La meditación es una forma rápida y efectiva de sacarte de un apuro. Simplemente siéntate por unos minutos, con los ojos cerrados, y concéntrate en respirar profundamente. Al finalizar verás cómo tu estado de ánimo habrá mejorado y te sentirás más relajado.

Ríe

Como mencionamos anteriormente, la risa puede mejorar significativamente el sentido del humor. No tiene que ser la risa más auténtica o ruidosa, pero puede cambiar tu sentido del humor radicalmente. 

Si querés comenzar con algo sencillo, podés ver videos algunos videos virales en YouTube o escuchar una canción de Les Luthiers.

 

Conclusión

El sentido del humor es importante para afrontar momentos estresantes que la vida nos pone enfrente. Sobre todo, es un aliado en estos últimos años cuando parece imposible encontrarle el lado positivo a la vida.

Tener buen sentido del humor puede mejorar tu relación con las personas que te rodean, lo que puede facilitar que un momento difícil resulte más llevadero. La práctica ya sea uno o varios de los consejos antes mencionados manifestará cambios positivos en tu actitud hacia la vida.

Para más información acerca de inteligencia emocional y estado de ánimo, seguí leyendo contenido de El Destape.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►