Veganismo y vegetarianismo: ¿pueden cambiar tu salud?

Conocé las diferencias entre veganismo y vegetarianismo. ¿Este tipo de alimentación podría ser la clave para una vida saludable?

15 de diciembre, 2020 | 09.28

Tanto el veganismo como el vegetarianismo son preferencias de alimentación que procuran un mejor equilibrio en lo que consumimos. En ambos casos, se evita el consumo de carnes y productos animales, pero ¿cuál es la diferencia?

Evasión en Argentina: Los ricos fuera de borda

La dieta vegetariana se enfoca en el tipo de alimentos que se consumen, reduciendo y hasta evitando cualquier producto de procedencia animal. Sin embargo, en el caso del veganismo se trata de un estilo de vida en todos los aspectos cotidianos.

Estos cambios en la forma de comer buscan generar conciencia para con el planeta y su bienestar. Su popularidad ha ido creciendo y muchos aseguran que tiene grandes beneficios para la salud. Analicemos un poco de qué se trata.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

 

 

¿Qué es el veganismo?

Lo primero que se dice sobre el veganismo es que se trata de algo más que la alimentación. Se dice que es un estilo de vida, porque se basa en la creencia de que el ser humano no se encuentra por encima de ningún animal.

Esto genera un rechazo a cualquier tipo de producto que provenga de un animal, y no solo hablamos de la alimentación. Las prendas de vestir y objetos decorativos de lana, cuero o seda quedan fuera del guardarropa y hogar de un vegano.

Tanto productos de higiene como shampoo y jabón, hasta cosméticos, deben provenir de una empresa que no realice pruebas en animales. Sobra decir que dentro de su alimentación no se incluyen carnes, huevos, lácteos ni miel.

 

 

Básicamente, asumir el veganismo implica hacer un uso y consumo consciente de productos que no hayan tenido ninguna interacción con animales. Esta filosofía busca terminar con la crueldad y el abuso animal de las distintas industrias.

 

¿Qué es el vegetarianismo?

La dieta vegetariana se trata de eso, un estilo de dieta que excluye a la proteína animal: carne, pollo, cerdo o pescado. En principio, este tipo de alimentación busca un equilibrio en la salud del cuerpo, procurando una buena nutrición.

Sin embargo, en el vegetarianismo sí se consumen los productos derivados de animales, es decir: leche, crema, queso, miel, huevo, mantequilla, dulce de leche. A este tipo particular de dieta se le conoce como ovo-lacto-vegetariano.

En el vegetarianismo tampoco se hace una distinción en la vestimenta o el consumo de productos de higiene y belleza. Se trata de una dieta que reduce el consumo de carnes. Esto busca reducir la mortalidad de animales para el consumo humano.

Se pueden hacer variantes de la dieta, evitando productos lácteos o suprimiendo el huevo. Para algunos vegetarianos puede resultar sencillo incorporar una dieta vegana más estricta, aunque esto no influya en el estilo de vida general.

Algunos vegetarianos incluyen el pescado en su alimentación, a este tipo de dieta se le llama pescetariana. Esto ayuda a incrementar el consumo de vitaminas del grupo B, que suelen ser deficientes con las dietas sin proteínas animales.

Diferencias

La principal diferencia entre el veganismo y el vegetarianismo es que el primero es un estilo de vida integral, mientras que el segundo es una forma de alimentarse.

En el veganismo, la alimentación consiste de:

  • Verduras de hoja verde

  • Frutos

  • Cereales

  • Semillas

  • Brotes

  • Algas

  • Tubérculos

  • Frutos secos

 

Se busca principalmente que sean productos orgánicos, libres de pesticidas y que tampoco hayan sido procesados. Esto evita consumir productos de empresas que favorezcan el maltrato animal, manteniendo los alimentos libres de contaminantes.

Dentro del vegetarianismo, se consume una variedad de alimentos más amplia, entre los que se incluyen:

 

  • Leche de vaca

  • Leche de cabra

  • Miel

  • Huevo

  • Productos derivados de cualquiera de los anteriores.

 

A esto se le suma el consumo de vegetales, frutos, cereales, semillas, brotes, tubérculos, frutos secos, algas, etc.

La principal diferencia radica en el consumo de productos derivados, como el dulce de leche, la mantequilla, la mayonesa e inclusive los aderezos de ensalada. Además, en el veganismo se evitan los productos animales en todos los aspectos de la vida.

¿Qué son los productos orgánicos?

Aunque estamos de acuerdo que cualquier producto agrícola o agroindustrial es, en principio, orgánico, el término se refiere a algo más que eso. Se trata de productos que forman parte de una producción ecológica o amigable con el ambiente.

Ya sean productos de procedencia animal, vegetal o derivados, su elaboración debe contener sustancias naturales. Esto excluye fertilizantes y pesticidas químicos, así como hormonas, antibióticos, colorantes y saborizantes artificiales.

Para que un producto pueda tener la denominación de orgánico, debe cumplir con los siguientes requisitos:

 

  1. Que su producción no involucre síntesis química

  2. Métodos y prácticas que preservan los nutrientes del suelo

  3. Que su producción tenga un uso racional de recursos naturales

  4. Contar con un certificado vigente de un organismo reconocido.

 

Tanto en el vegetarianismo como en el veganismo se busca un consumo consciente de productos orgánicos. Esto se debe a las siguientes razones:

 

  • Incrementa la calidad de vida con una dieta segura y libre de químicos y pesticidas sintéticos.

  • Evita la erosión del suelo, lo que favorece la reconstrucción natural del sistema.

  • Favorece el consumo local de la producción de negocios pequeños.

  • Tanto trabajadores como consumidores están libres de ser expuestos a químicos dañinos para la salud.

  • Se evita la filtración de químicos y fertilizantes a las capas subterráneas del suelo, que pueden permear en los suministros de agua potable.

  • Se favorece la rotación de cultivos, lo que mantiene la tierra saludable.

  • Los alimentos tienen una mayor cantidad de nutrientes y, por si fuera poco, su sabor incrementa exponencialmente.

 

¿Es posible eliminar de tu dieta los productos de procedencia animal?

Aunque pueda parecer relativamente sencillo eliminar los productos animales de tu dieta, es importante hacerlo con calma. Además, cualquier cambio radical en la alimentación debe ser supervisado por un profesional de la nutrición.

Dicho esto, es posible ir haciendo una eliminación de los alimentos que provengan de animales. Lo más recomendable es retirar primero la comida que tiende a causar un mayor malestar estomacal.

La proteína animal es uno de los primeros alimentos en ser retirado cuando se trata del cambio hacia el vegetarianismo o veganismo. La carne vacuna, el cerdo y el pollo forman la triada de lo primero que debe eliminarse en la dieta.

Dependiendo de la edad y las necesidades nutricionales, puede reducirse e inclusive evitarse el consumo de pescado. Posteriormente, se puede reducir la cantidad de productos derivados de animales.

Puedes hacer los ajustes que mejor se adapten a tu estilo de vida. La clave es encontrar un equilibrio que propicie la salud y bienestar de tu cuerpo, recibiendo una buena cantidad de nutrientes.

 

¿Cómo introducirse al vegetarianismo y veganismo?

De alguna forma podría decirse que el veganismo es una forma más estricta de vegetarianismo. Por ello, para iniciarse en este tipo de dietas, es importante hacerlo paso a paso.

Puedes iniciar con una dieta vegetariana y transicionar poco a poco tu alimentación, y estilo de vida, hacia el veganismo. Lo primero que debes tomar en cuenta es la sustitución de proteínas animales.

 

 

Cereales como el arroz, maíz, cebada y avena son una buena fuente de proteínas vegetales que además, evitan el consumo de grasas saturadas. La soja es uno de los alimentos favoritos cuando se trata de suprimir los productos animales.

El principio de toda buena dieta es el de proveer al cuerpo de los nutrientes más importantes para su funcionamiento, así como satisfacer el hambre. Tanto en el vegetarianismo como en el veganismo, es importante cuidar este aspecto.

 

Los veganos y vegetarianos ¿son más sanos?

El veganismo y vegetarianismo también han demostrado ser de beneficio para la salud. Esto se debe, principalmente, al incremento en la ingesta de vegetales y comida más saludable, lo que beneficia inmediatamente al organismo.

Con una dieta más equilibrada, el cuerpo recibe una mayor cantidad de nutrientes que permiten al cuerpo desarrollar todas sus funciones de forma correcta. La comida libre de pesticidas y químicos sintéticos reduce la aparición de ciertas enfermedades.

Al implementar estos cambios en la dieta, se consume más fibra, lo que favorece la salud gastrointestinal. Esto previene la aparición de ciertos tipos de cáncer, además de regular el azúcar en la sangre.

Para muchas personas, incursionar en el vegetarianismo o el veganismo puede ser la mejor opción para combatir ciertas enfermedades. Pero es importante recordar que puede no funcionar de la misma forma en todos los organismos.

Si estás pensando en iniciarte en estos estilos de vida, primero consulta con un especialista de la nutrición. 

 

Alimentación de los argentinos

La cultura gastronómica que se vive en Argentina, se distingue por su alto contenido de productos animales, especialmente cárnicos. Las parrilladas son un referente de la forma de comer de los argentinos.

Durante el almuerzo y también hacia la cena, la carne es la estrella principal de los platos. En una cultura donde este producto animal es intrínseco, resulta muy complicado cambiar el estilo de alimentación.

El alto consumo de productos cárnicos en Argentina, también tiene un impacto en la salud general de la población. El sobrepeso y la malnutrición son algunos de los ejemplos del deterioro en el bienestar del organismo.

Con un consumo excesivo de carne, se pueden presentar todo tipo de riesgos para la salud. Existe un deterioro de la salud cardiovascular a largo plazo, elevando los niveles de colesterol e incrementando las probabilidades de sufrir un infarto.

El debate de los veganos contra los carnívoros


En la actualidad, existen diversas razones para elegir el veganismo o vegetarianismo como una opción alimenticia. Para algunas religiones como el hinduismo, las vacas son seres sagrados. Por ello, su consumo está prohibido.

Para el budismo, se sigue una estricta dieta vegana, debido a que sus principios filosóficos predican la no violencia hacia cualquier ser vivo. Son razones éticas que defienden los derechos de los animales y pueden no provenir de una religión.

Reducir y eliminar el consumo de productos animales es una forma de mostrar respeto hacia la naturaleza y sus recursos. Como movimiento social, levanta la voz con respecto al maltrato animal.

Quienes llevan una dieta carnívora, aseguran tener un estilo de vida más sano. Esto provoca un debate, sobre cuál es el tipo de alimentación correcta. La respuesta es sencilla: El que mejor se adapte a tus necesidades.

 

¿Qué recomiendan los especialistas?

Tanto el veganismo como el vegetarianismo pueden representar algunas desventajas que llegan a poner en riesgo la salud integral del cuerpo. El primer problema que se presenta es la deficiencia de vitamina D, que resulta esencial para la salud ósea.

La deficiencia de vitamina B12 es otro de los grandes problemas, ya que no puede ser encontrada en vegetales, nueces o semillas. Esto puede ocasionar mala absorción, mala digestión y anemia.

Por otro lado, incorporar una dieta vegetariana puede beneficiar la salud del corazón y ayuda a prevenir la aparición de algunos tipos de cáncer. Ante una mayor ingesta de nutrientes, es posible brindar un buen equilibrio en el organismo.

Debido a la enorme popularidad de estos estilos de alimentación, muchas personas los eligen sin considerar el impacto en su salud. Mientras que para algunos puede ser la solución a sus problemas de salud, para otros puede generar desequilibrio.

Los especialistas y profesionales de la salud recomiendan incorporar estos cambios bajo la supervisión de un experto. Esto permitirá monitorear los cambios positivos y ajustar la dieta para obtener los mejores resultados a largo plazo.

 

Conclusión

El vegetarianismo consiste en un estilo de alimentación que evita el consumo de proteínas de origen animal. El veganismo, es un estilo de vida que elimina cualquier producto, alimenticio, de higiene, de vestido o belleza, que provenga de animales.

Ambas dietas ofrecen ciertos beneficios para la salud, debido a que incrementan el consumo de nutrientes en la alimentación. Sin embargo, para algunas personas esto puede ocasionar otras consecuencias que afecten la salud.

En un país con un alto consumo de carne, a nivel cultural y gastronómico, puede ser un poco más complejo hacer este cambio de dieta. Pero, no es necesario que hagas un cambio radical, puedes hacerlo paso a paso, hasta donde te sientas cómodo.

Te invitamos a seguir leyendo El Destape para encontrar los mejores consejos de salud y nutrición que te permitirán encontrar un equilibrio en tu estilo de vida.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►