Quién es Carlos Maslatón, el "puntero" de Milei que hizo estallar la interna libertaria

Tras ser armador de la juventud de la UCEDÉ, Carlos Maslatón dejó la política para dedicarse a las finanzas. Retornó a través del libertario Javier Milei. Quién es y cómo piensa el “puntero” del economista mediático, que hoy está en la mira de La Libertad Avanza.

15 de junio, 2022 | 09.23

Declaraciones repudiables, la primera caída en las encuestas tras las elecciones de 2021 y un acto de escasa convocatoria en la localidad bonaerense de Gerli fueron tres golpes consecutivos que recibió el armado del diputado nacional de La Libertad Avanza Javier Milei. Sin embargo, a esta seguidilla de hechos, se le sumó la explosión de un nombre: Carlos Maslatón.

Apenas concluido el acto en Gerli, Maslatón estalló en su Twitter contra el armador Carlos Kikuchi y Karina Milei, hermana del diputado nacional, acusándolos de complotar contra la proyección presidencial del mediático economista, defensor del libre mercado y predicador de las ideas más a la derecha del espectro político.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Fuentes de La Libertad Avanza afirmaron que Maslatón “no es parte” del espacio “por lo que no es correcto hablar de una interna” en el tema libertario. Pese a esto, el abogado que sigue firme respaldando el proyecto presidencial del economista. Para saber por qué este abogado fue un catalizador de la implosión de la interna liberal, hay que conocer al personaje y cómo piensa el hombre objetado por el entorno de Milei

Quién es Carlos Maslatón

Primera vida política

En 1987, en pleno gobierno de Raúl Alfonsín y en una elección histórica, Franja Morada pierde el centro de estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires ante la UPAU, una agrupación formada en los albores de la vuelta a la democracia, en 1982. El creador de la agrupación era Maslatón, que se comió una paliza por parte de los militantes radicales cuando bajaba de un taxi, salvando su vida de milagro.

El otro antecedente político en la vida del estudiante liberal de abogacía había sido a los 15 años enviarle una carta a la ganadora de las internas del Partido Conservador inglés, Margaret Thatcher, que, para cuando los radicales le estaban pegando en el taxi, era parte de la ola neoliberal internacional de los 80 junto al estadounidense Ronald Reagan.

El crecimiento del aparato electoral de la UPAU creció de manera exponencial, por lo que se decidió dividirlo en dos: la mitad continuó en la militancia universitaria y la otra parte conformó el brazo juvenil de la UCEDE. Fue así que en 1988, Maslatón fue electo concejal de la Capital Federal por el partido de Álvaro Alsogaray.

El partido de los liberales aguardaba con gran expectativa las elecciones de 1989, tras haber llenado un estadio de River Plate, en el que Maslatón fue orador. Finalmente, la UCEDÉ terminó acoplándose al gobierno del peronista Carlos Menem, que implantó la ola neoliberal de los 80 en la década siguiente. De esta manera, el partido de los liberales perdieron su rol de representantes de su doctrina, y perdieron su autonomía hasta quedar al borde de la desaparición.

“Yo fui muy partidario del gobierno de Menem. Pero a nivel del partido fue mal hecho, porque no fue un acuerdo orgánico, sino que entre gallos y media noches (Álvaro) Alsogaray, María Julia y luego Adelina (De Viola) dijeron qué cargos me dan”, comentó en diálogo con El Destape.

Vanguardia y creación del personaje

En 1992 el partido estaba muerto, dice Maslatón, y decidió finalizar su mandato de concejal, para alejarse de la política partidaria y meterse en el mundo de las finanzas. “Las finanzas van adelante de la política, que son un derivado del proceso económico. La política queda en la retaguardia, quizás por eso me fui", recordó, para agregar "en los 90 las finanzas iban a la vanguardia”.

Fue en esa búsqueda de la vanguardia que formó parte de una de las empresas pioneras de finanzas el Argentina, Patagon.com. A comienzos de la década del 2000 ganó un juicio millonario al Banco Santander, que se había hecho con el control de la compañía. “Mis enemigos en la empresa me dijeron que querían pagar el 39 por ciento y yo les dije que no, que yo me lo gané por lo que hice”, señaló, aclarando que lo que recibió no fue una indemnización. Una década después, se interesó en la nueva “movida” del mercado financiero: los bitcoins. “Yo soy un tipo del mercado financiero y cuando el bitcoin arranca en 2011, digo que es una moneda más”, explicó.

Maslatón dice que escribe espontáneamente y que tiene varios intereses. Fue así que tuvo su etapa de cronista de guerra, hecho que le dejó de recuerdo tres esquirlas en la tibia derecha, que le quedaron de haber estado en la Franja de Gaza en 2003. “Obviamente puede ocurrir algún riesgo, no tengo esa mentalidad de decir que me la estoy jugando. Voy y cubro. Tengo mentalidad de cronista de guerra”, señaló.

El crecimiento de internet y las redes sociales potenciaron la divulgación de sus opiniones: militancia por la no intervención del estado en la economía; tolerancia por el peronismo, movimiento que resulta refractario a gran parte del liberalismo argentino, y militancia en contra de la cuarentena por el coronavirus. Fue así que el inquilino del Edificio Kavanagh, la que en su momento fue la torre más alta Sudamérica, comenzara a transformarse en un personaje del mundo de las redes. Y como todo personaje, creó su latiguillo: "proceda". Queriéndolo o no, Maslatón construyó su retorno progresivo a la política, aunque para eso faltaba una recomendación casual.

Segunda vida política

Un día de 2014, un librero le comentó a Maslatón sobre un joven economista. El abogado dedicado a las finanzas decidió invitarlo a su programa de radio de los jueves. El impacto del encuentro hizo que esa invitación se prolongó por varios jueves. Así, el ex concejal de la Ucedé, conoció a Milei. “Con Milei hicimos un podcast en 2017. Tuvimos una diferencia con el plan económico de (el ex presidente) Mauricio Macri. A él le gustaba un poco y a mí nada. Después nos acercamos y cuando se lanzó a la política me dije que había que apoyarlo”, relató.

En 2021, el economista obtuvo una banca en el Congreso sacando un 17,4% en la Ciudad de Buenos Aires. En su cuenta de Twitter, Maslatón se definió como “un puntero para Milei 2023”, pese a que para ser un armador tiene un perfil muy alto.

Maslatón ya vio el ascenso y la caída de la UCEDÉ, dejó y retornó a la política y tuvo sus idas y vueltas con Milei. El tiempo dirá "proceda" y solo así se sabrá cómo termina el culebrón libertario y si el nombre del ex concejal liberal seguirá en la picota de La Libertad Avanza. Desde sus inmediaciones, aseguran que la dificultad que encuentran para echarlo radica, precisamente, en que no tiene un cargo de donde echarlo.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►