Rodeado de empresarios, Larreta lanzó su candidatura presidencial

Con un trabajo de hormiga, el jefe de Gobierno empezó a construir sus lazos federales hace tiempo, primero de forma virtual y ahora con giras presenciales. Con la excusa del cambio climático, se reunió con referentes de todo el país y se extendió más allá de las fronteras argentinas.

15 de octubre, 2021 | 06.22

Con Mauricio Macri fuera del país y jaqueado por la causa que investiga el espionaje ilegal a familiares del ARA San Juan, Horacio Rodríguez Larreta tomó el protagonismo de la campaña legislativa y lanzó, en medio de las distracciones por el debate en la Capital Federal, su candidatura presidencial ante empresarios en el coloquio de IDEA. El jefe de Gobierno enfrenta una interna momentánea con la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, y a diferencia de ella pidió armar un gobierno de coalición con el 70% del espectro político. Con un discurso antigrieta, alejado de la confrontación marcada por la referenta del núcleo duro, pidió continuidad de políticas más allá del signo político que gestione el país.

“Tenemos que apuntar a que dos tercios del sistema, o un 70% del sistema, podamos construir un camino. Eso no significa que hay que llegar al gobierno con el 70% de los votos, eso no va a pasar y no es bueno democráticamente". En ese sentido, explicó, "el gran objetivo en la Argentina es construir una visión en común que nos permita sostener a lo largo del tiempo un plan para crecer 3 o 4 puntos anuales durante 25 años" y la única forma de lograrlo es, "a quien nos toque llegar al 2023, de poder convocar al resto a un gobierno de coalición que garantice que lo que se acuerda en ese momento va a ser sostenido en el tiempo".

Sin romper con nadie, la intención del mandatario porteño pasó por ensanchar su espalda con un trabajo silencioso pero constante. Una tarea que se inició el año pasado y que terminó con esta convocatoria ante empresarios. Su enviado federal y mano derecha, Eduardo Macchiavelli, fue el encargado de plantar la semilla larretista en todo el país. Con la bandera del PRO, donde es secretario general, fue una de las figuras clave para la construcción del jefe de Gobierno. Trabajan juntos hace una década y le manejó la campaña del 2019, año en que Horacio se convirtió en el primer postulante porteño en consagrarse en la primera vuelta, sin balotaje.

Durante la cuarentena, el larretismo mantuvo reuniones virtuales con referentes de cada una de las provincias todos los días y esa modalidad remota comenzó a tomar cuerpo presencial esta semana. Larreta estuvo con Macchiavelli en Formosa, Chaco, Salta, Tucumán y Santiago del Estero. Su mano derecha aseguró en redes sociales que "la gente está cansada y ve en el 14 de noviembre una esperanza para poder empezar un camino de cambios, con un modelo de país que no les dé la espalda y realmente los escuche". No habló de los comicios de medio término como fin último sino como medio para el verdadero objetivo: el 2023.

Ese armado federal continuó el jueves con un tópico que le resultó cómodo al jefe de Gobierno para relacionarse con distintos dirigentes mundiales. En este caso, participó del Encuentro de la Alianza de Ciudades por el Cambio Climático junto a intendentes y referentes del tema. No sólo estuvo acompañado por funcionarios porteños sino también, de forma virtual y presencial, de todo el país: La Rioja, Chaco, Jujuy, Córdoba, Mendoza, Chubut, Tucumán, Mar del Plata, Bahía Blanca, Corrientes.

El cambio climático le sirvió a Larreta para viajar por el mundo. Después de las PASO, como contó El Destape, el mandatario viajó a Estados Unidos donde se reunió con autoridades del Banco Mundial, del Banco Interamericano de Desarrollo y la Oficina del Cambio Climático que dirige el demócrata John Kerry. Además, estuvo con otros 29 colegas de todo el planeta y planea una travesía a Escocia entre octubre y noviembre y otra aparición por el viejo continente antes de fin de año donde espera reunirse con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida; la de París, Anne Hidalgo; el de Berlín, Michael Müller; y la de Roma, Virginia Raggi.

La agenda post elecciones fue amplia. Apenas ganados los comicios, el armador del AMBA participó del evento Back to BA con el objetivo de relanzar la Ciudad al mundo gracias a la atracción de nómades digitales, estudiantes de intercambio, el turismo, la descentralización urbana y la rica cultura porteña. En ese evento, se mostró confiado por el resultado en las urnas y vaticinó un cambio de signo político en 2023, giro del que se cree protagonista.

Sin romper nada

Más allá de las ambiciones personales, la intención del PRO es no romper. Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta deberán juntarse, en algún momento, a tomar un café para debatir el liderazgo del espacio, bandera que cada tanto enarbola el ex presidente. Pero eso no está en los planes cercanos y su estrategia pasa por el movimiento en bloque.

Conquistados por la posibilidad de poder, se dieron cuenta que juntos pueden lograr más que separados y Macri no se metió demasiado como para generar molestias. No formó parte del cierre de alianzas y mucho menos del de listas. Son temas que le aburren y, según dijo, sacan lo peor de las personas. Concentrado en sus temas personales fuera del país, el ex presidente no está enamorado de la política y le dedica poco tiempo a ello.

A nivel alianza, Juntos por el Cambio tampoco tiene intenciones de romperse. Elisa Carrió, corrida de la escena pública, calificó a la Coalición Cívica como la garantía del espacio pero delegó las directivas mediáticas en Maximiliano Ferraro, presidente del partido, y Juan Manuel López, jefe del bloque en Diputados. La UCR sí decidió plantarse y buscar una conducción colegiada, una mesa redonda donde las decisiones se tomen en igualdad de condiciones.

Con ese abanico amplio, Larreta decidió moverse. Para quedar bien con todos, no participó de ninguna interna y se sacó fotos con los ganadores y perdedores. En Córdoba, estuvo con Mario Negri y Martín Lousteau con quienes mantiene una excelente relación. Con el primero, habla por teléfono muy seguido y con el segundo formó un gobierno de coalición en la Ciudad. Lo que quiere hacer a nivel nacional si llegara a ganar en 2023.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►