Encuestas 2021: la mayoría cree que no hay condiciones para la vuelta a las clases presenciales

Pese al deseo mayoritario porque vuelvan las clases presenciales, casi el 63% de los argentinos cree que en su provincia o ciudad no están dadas las condiciones para que así sea, según una encuesta de la consultora Analogías. La principal causa es la dificultad para hacer cumplir los protocolos sanitarios. 

05 de febrero, 2021 | 08.54

Si bien es conocido que la gran mayoría de los argentinos quieren que vuelvan las clases presenciales, un mayoritario 62,9% piensa que no están dadas las condiciones para dar ese paso en su respectiva provincia o localidad. Principalmente, creen que es así por la dificultad en hacer cumplir los protocolos sanitarios y, en menor medida, por la actitud de los gremios docentes y la situación edilicia de las escuelas. "Existe un alto porcentaje de personas que creen que no están dadas las condiciones para la vuelta y tiene que ver con que entienden que las pautas sanitarias no se están cumpliendo. Hay una relación causal entre una cosa y la otra", explicó Marina Acosta, directora de la consultora Analogías, que realizó la encuesta.

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

El sondeo se hizo durante la última semana de enero con la metodología flash, exclusivamente centrado en el tema educativo y la vuelta a las aulas. La discusión se politizó en los últimos tiempos al nivel que la oposición convocó a otro de sus habituales banderazos para este domingo 9 con el lema "Volvamos a las escuelas". Sin embargo, en el decreto que anunció la prórroga de la fase de DISPO para todo febrero, el Gobierno se hizo eco de la preocupación y subrayó que en cada distrito del país “se deberán implementar políticas sanitarias que prioricen el funcionamiento de los establecimientos educativos con modalidades presenciales”. Pero el macrismo busca convertir la cuestión en una bandera propia y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, buscó posicionarse como el primero en convocar a la vuelta, agendando el inicio el 17 de febrero.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El dato más llamativo del trabajo de Analogías fue que el 62,9% respondió "poco" o "nada" cuando le preguntaron si en su provincia estaban dadas las condiciones para la vuelta a las clases presenciales, mientras que un minoritario 34,7% respondió "mucho" o "bastante". Cuando indagaron acerca de los motivos para esta percepción, un 42,6% consideró que se debía a la dificultad de hacer cumplir los protocolos. "Sólo el 24,4% opinó que se trata de una negativa o resistencia sindical. Cuando vemos la apertura por segmento de opinión política, se percibe una acumulación nítida de esa opción entre quienes calificamos como 'opositores duros' al Gobierno, que en un 53% la consideran la principal causa de la dificultad", se detalló en el sondeo. 

De hecho, la opinión del resto de la gente coincide con lo que viene exponiendo el sector de los maestros. En un encuentro que realizaron este jueves dirigentes del gremio UTE-Ctera junto a representantes 11 colectivos -no docentes, padres de alumnos, etc- reiteraron su deseo de un regreso a las aulas de manera segura pero en base a un "protocolo serio", que consideran que en este momento no existe en CABA ni hay posibilidades de cumplirlo. Algo aproximado a lo que surge de la encuesta.  

En menor medida, la situación edilicia de las escuelas -15,2%- y el temor de las familias -12,7%- aparecen en el trabajo como las razones de esta falta de preparación para el retorno de las clases presenciales. Acosta explicó que algo que surge de los últimos sondeos que vienen realizando es que hay una opinión crítica general sobre toda la gestión de la pandemia. No sólo hacia el Gobierno, sino también hacia el sector empresario, a la oposición y a los medios de comunicación. En este último trabajo, la gente también fue muy crítica hacia la propia población: consideró que un 79,7% está respetando "poco" o "nada" las medidas de prevención y de distanciamiento social. Apenas alrededor del 20% entiende que los cuidados se cumplen "mucho" o "bastante".

"La gente está muy impactada por las dificultades económicas pero también por las que se derivan de la propia pandemia. De alguna forma podría relacionarse con esto que la OMS describió como 'el hartazgo pandémico', eso podría explicar esas críticas en varias direcciones", analizó Acosta.

También fue clara la respuesta acerca de que deben ser los gobernadores quienes determinen las aperturas y cierres de la cuarentena en cada provincia, según crezcan o bajen los números epidemiológicos. Un 74,3% consideró que debe ser así mientras que un 21,4% creyó que no, entendiendo que la tarea tendría que recaer en otras autoridades. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►