Espionaje ilegal: Piden se dicte el procesamiento de Darío Nieto, el secretario privado de Macri

Querellantes pidieron que se revoque la falta de mérito que benefició a Nieto en la causa paradigmática del espionaje ilegal macrista. La Cámara Federal porteña debe revisar 38 procesamientos, entre los que se cuentan directivos de la AFI, y la situación procesal del secretario de Macri.

04 de agosto, 2021 | 08.25

El secretario privado de Mauricio Macri, Darío Nieto, vuelve a estar en la mira judicial. Una de las causas paradigmáticas del espionaje ilegal macrista ingresó en una nueva etapa de definiciones y querellantes pidieron que se dicte su procesamiento por el rol que tuvo en el sistema de inteligencia ilegal que se montó durante el gobierno cambiemita.

Elecciones 2021 en El Destape Radio

La Cámara Federal porteña realizó este martes una audiencia para escuchar a las partes antes de revisar 38 procesamientos y la falta de mérito de Nieto que resolvió el juez Juan Pablo Augé cuando la causa estaba en los tribunales de Lomas de Zamora. Entre los imputados de esta megacausa de espionaje ilegal se encuentran directivos de la AFI y el Servicio Penitenciario, exespías del grupo Super Mario Bros y Susana Martinengo, quien trabajaba en la Casa Rosada en la Oficina de Documentación Presidencial.

Entre quienes expusieron de forma oral ante los camaristas Eduardo Farah, Mariano Llorens y Pablo Bertuzzi –los últimos dos designados por Macri- se encuentran los abogados y víctimas del espionaje ilegal en la cárcel de Ezeiza, Rafael Resnick Brenner y Jorge Chueco.

Resnick afirmó que hubo un sistema de inteligencia ilegal y "Darío Nieto era uno de los arietes de ese sistema que recibía a través del grupo Super Mario Bros (integrado por espías de la AFI) y de Patricia Bullrich distintas elaboraciones de inteligencia”.

Entre otras cosas, citó mensajes de Susana Martinengo en los que la secretaria informó a espías de la AFI que hicieron espionaje ilegal que había entregado sus informes a Nieto.

Por eso pidió junto a Chueco que se revoque la falta de mérito con que se benefició a Nieto en primera instancia y “se dicte su procesamiento”. También reclamó que “se ordene la investigación ‘más arriba’ de las personas que dieron ese tipo de instrucciones al señor Darío Nieto”. Y se confirmen los 38 procesamientos que se dictaron en la justicia de Lomas de Zamora.

Resnick, al iniciar su ponencia, resaltó que el caso debiera tramitar en los tribunales de Lomas de Zamora por una cuestión de competencia y explicó por qué tanto Llorens como Bertuzzi fueron recusados y a su entender no pueden intervenir en este proceso. Esgrimió un “temor de parcialidad”. Llorens figura con un ingreso a la Quinta de Olivos a ver a Macri, tal como publicó El Destape. Y Bertuzzi aparece en celular de Nieto. Ambos fueron designados por Macri en la instancia revisora de Comodoro Py. Bertuzzi a dedo, por lo que deberá abandonar el cargo una vez que se termine el proceso de designación de un “juez natural” en el sillón que actualmente ocupa.

Por su parte, otras querellas como las de Amado Boudou y Roberto Baratta, presentaron un escrito en el que también pidieron que se confirmen todos los procesamientos y se sume a Nieto a la nómina de procesados. Citaron la prueba documental que compromete al secretario de Macri y también mencionaron los mensajes de Martinengo con espías de la AFI que hacen referencia a Nieto.

En el escrito, firmado por los abogados Alejandro Rúa y Graciana Peñafort  (quienes también fueron espiados ilegalmente) se deja en claro que no se comparte la falta de mérito que sugirieron los fiscales de Lomas de Zamora Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide con respecto a Nieto, situación procesal que luego fue definida por el juez Augé: “No compartimos en este aspecto la posición de les fiscales, pues las pruebas que se han acumulado al respecto y ya fueran oportunamente valoradas tanto por les fiscales como por esa propia autoridad judicial al tiempo de convocar las declaraciones del caso, según se las reseñara, se mantienen incólumes y resultan ‘suficientes para estimar que existe un hecho delictuoso y que aquél (NdelR: en este caso Nieto) es culpable como partícipe de éste’”.

Rúa y Peñafort resaltaron que Nieto también mantuvo un vínculo estrecho con Juan Sebastián De Stéfano (Director de Jurídicos de la AFI macrista y procesado en este caso) y el operador judicial Daniel Angelici, investigado en la causa de la Mesa Judicial PRO, lo que podría abrir un nuevo capítulo en esta megacausa.

Defensa y confesión de Nieto

En el marco de este proceso fue que el abogado de Nieto, Gervasio Caviglione Fraga, hizo una confesión respecto al celular de su defendido: “El teléfono celular de mi cliente fue la agenda diaria del ex Presidente de la Nación, Ing. Mauricio Macri”, confirmó en un escrito firmado el 2 de agosto pasado que presentó ante la cámara federal porteña para pedir que se ratifique la falta de mérito de su defendido.

Tal como publicó Ari Lijalad en este medio, en un intento de defender a Nieto, su abogado terminó por confirmar que todo lo hallado en ese teléfono es clave para comprender el armado de causas judiciales, de los circuitos de la información del espionaje ilegal y del día a día del lawfare.

En pos de defender al secretario de Macri, el letrado aseguró a la cámara porteña: “A pesar de una verdadera cacería punitiva iniciada en su contra se descartó que mi asistido perteneciera o formara parte de una facción o empresa humana delictiva montada desde el Estado Nacional para realizar espionaje ilegal”. Y agregó: “El Sr. Nieto no tuvo en sus manos jamás un informe de inteligencia legal o ilegal ni conoció o trató de manera alguna en su vida a un agente orgánico o inorgánico de ninguna agencia de inteligencia estatal y no hay en la causa ninguna prueba que diga lo contrario”.

Las pruebas y el "Uno"

Este martes, durante la audiencia también tomó la palabra Miguel Ángel Perrota, ex responsable de Asuntos Internos del SPF y uno de los 38 procesados que tiene el expediente. Está comprometido en el capítulo penitenciario que tiene este caso, por el espionaje ilegal a detenidos políticos. En su defensa, Perrota dijo que en el servicio penitenciario “hay 500 funcionarios que tendrían que haberse enterado si algo pasaba y el que está dando explicaciones acá soy yo”. “Yo no hice nada porque no me enteré o no hice nada porque la cosa nunca sucedió”, añadió. Luego, remató: “No hay ninguna prueba en ningún lado que diga que nosotros teníamos información que no pudiéramos tener”. Chueco le retrucó que hay sobradas pruebas en el expediente de que todos los hechos relatados sucedieron.

Y lo cierto es que abundan elementos probatorios que comprometen al gobierno de Macri, sobre todo, a la cúpula de la AFI y el SPF. En lo que hace al capítulo penitenciario, conocido como Legajo 9, hay constancia de escuchas ilegales a presos políticos y fichas de los mismos que tenían tanto agente del SPF y como de la AFI.

Respecto al resto de las víctimas que tiene el caso hay imágenes de los seguimientos que hizo la exSIDE. Entre los “objetivos” de la AFI macrista había dirigentes oficialistas y opositores. Figuran desde Cristina Fernández de Kirchner a Horacio Rodríguez Larreta, pasando por dirigentes sindicales, sociales, eclesiásticos, empresarios y hasta Florencia Macri –hermana de Mauricio-. Hay chats entre los agentes de inteligencia nucleados en el grupo Super Mario Bros que no dejan lugar a dudas sobre el espionaje ilegal que se desplegó durante el gobierno de Macri. Algunos, incluso, hacen referencia a órdenes del “Uno”, a quien se identifica como el entonces jefe de Estado.

Por ejemplo, en una de las decenas de operaciones, uno de los jefes operativos de los Super Mario Bros, Alan Ruiz, le pidió a su tropa que investigue a un funcionario judicial: “Dividanse q es pedido del 1”, aseguró. Para los fiscales de Lomas de Zamora que intervinieron en el caso la frase de Ruiz hace “referencia a Mauricio Macri”.  

No es casual que a la hora de los procesamientos se haya destacado que los imputados “conformaron una organización criminal construida desde el propio aparato del Estado Central, en especial desde el Poder Ejecutivo Nacional y una de sus dependencias directas, la Agencia Federal de Inteligencia”. La AFI era comandada por Arribas, íntimo amigo de Macri.

Para los investigadores que estuvieron al mando de la pesquisa en los tribunales de Lomas de Zamora “un examen global de las maniobras ilícitas desarrolladas permite concluir que la estructura delictiva era fundamentalmente vertical y se valía de roles supeditados a distintas jerarquías”. El interrogante es hasta dónde llegará la Justicia a la hora de delimitar esa jerarquía. Sobre todo la de Comodoro Py, que es la que tiene el caso luego de una decisión de la Cámara Federal de Casación Penal.

Uno de los camaristas que firmó esa resolución por la que se pasó la causa desde Lomas de Zamora al edificio de Retiro fue Mariano Borinsky, quien tal como reveló El Destape se reunió 16 veces con Macri en la Quinta Olivos. Tan fluida era esa relación que hasta en el celular de Nieto apareció una nota que dice “Hablar con Borinsky. Tema denuncia, administrativo y penal”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►