COVID-19: la operación de Clarín contra Cafiero por la compra de vacunas al Fondo Covax

El medio macrista sostuvo que el Gobierno no pidió más vacunas al Fondo para "ahorrar dólares". Un análisis que no tuvo que ver con las negociaciones reales.

02 de junio, 2021 | 19.05

Una vez más, Clarín operó contra el Gobierno y difundió una mentira sobre la adquisición de vacunas mediante el mecanismo Covax. En esta oportunidad, el medio macrista sostuvo que el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, reconoció que el Gobierno "no pidió más vacunas al Fondo para ahorrar dólares". Sin embargo, la respuesta que el funcionario le dio al Senado en su informe refiere a que la opción elegida se debió a que no había "ninguna garantía respecto del plazo de entrega" de vacunas.

El artículo en cuestión explicó que Cafiero habría reconocido que "el Gobierno podría haber pedido más vacunas al Fondo Covax", pero que no lo hizo porque debería "haber anticipado mayor cantidad de dólares" a un contrato que no ofrecía, en ese entonces, garantías respecto del plazo de entrega. Supuestamente, "el Gobierno, según el funcionario, gastó U$S 31 millones en comprar dosis del Mecanismo Covax, cuando pudo haber adquirido más cantidad si desembolsaba U$S 60 millones, aunque no estaban garantizados los plazos de entrega".

"Los dichos de Cafiero surgen del análisis que hizo Clarín del informe que el jefe de Gabinete dio ante el Senado de la Nación, en el que respondió un total de 1.100 preguntas, la mayoría vinculadas a la estrategia sanitaria nacional frente al Covid-19 y a los pormenores sobre la compra de vacunas", afirmó el artículo. El análisis de Clarín es falso.

Qué fue lo que pasó con las vacunas de Covax

¿Por qué el gobierno optó por solicitar el piso mínimo del 10% del total de hasta 9 millones, siendo que el mecanismo permitía reservar un máximo equivalente al 40% de la población vulnerable y prioritaria? En principio, el Ministerio de Salud ya había informado el 6 de abril que se establecieron una serie de principios para la cooperación de Covax. Entre ellos, se destacan los conceptos de solidaridad y de equidad en la distribución de dosis entre los países que participan del mecanismo. Por ende, hasta allí no hay novedad.

En su rendición de cuentas ante el Senado, Cafiero explicó que la compra opcional, que es la compra que hicieron la Argentina y México, es más adecuada a los países que tienen formato de compra bilateral, es decir, que tienen negociaciones bilaterales con proveedores a través de contratos. Ese modelo de compra permite que, a medida que el fondo Covax va celebrando contratos con distintos desarrolladores y proveedores de vacunas, ponga a disposición de los países lo que ellos llaman una pre asignación, una distribución de dosis disponible conforme al criterio de solidaridad mencionado

"Se optó por un mecanismo del 10% de las dosis por una evaluación de costo-beneficio y oportunidad. De haber sido una mayor cantidad de dosis, se debería haber anticipado mayor cantidad de dólares contra un contrato que no ofrecía, en ese momento, ninguna garantía respecto del plazo de entrega, vacunas a entregar y condiciones contractuales", sostuvo Cafiero. 

No hubo ningún tipo de "ahorro" en el entendimiento, ni se evitaron "costos" en pos de no conseguir más vacunas. Lo que sucedió fue que Argentina optó por el piso mínimo y fue una decisión inteligente, luego de observar cómo se desarrolló el mecanismo. Actualmente, ningún país del mundo tiene un cronograma de entregas confirmado. Por el contrario, nuestro país tiene contratos bilaterales, con cronogramas de entrega comprometidos. El monto total de la inversión fue de U$S 31 millones. 

Si se hubiera elegido cubrir un 20% de la población, se tendría que haber anticipado más de U$S 60 millones en aquel momento y la situación de aquel momento sería igual a la actual. Es decir, se estaría esperando que se celebren contratos y prontos a recibir las primeras vacunas que se ajustaron ahora. El país nunca recibió certezas sobre la hipotética recepción de vacunas.

La desmentida de Covax a la oposición

En medio de la polémica por las negociaciones del Gobierno con el laboratorio Pfizer para obtener vacunas contra el coronavirus, el director regional de COVAX, Santiago Cornejo aclaró sus dichos y volvió a desmentir la información que decía que la Argentina rechazó vacunas de Pfizer, tal como algunos medios de comunicación opositores publicaron.

En diálogo con A24, Cornejo explicó lo ocurrido en su presentación y marcó que "la situación es como lo aclaré con la ministra, Carla Vizzotti": "En una pregunta describimos el proceso del mecanismo COVAX: nosotros les damos las opciones de las diferentes vacunas que tenemos en carpeta y las llamamos 'ventanas', en inglés 'Opt-in/Opt-out Windows'".

Según el director, en ese momento, "como no era una discusión sobre Argentina hice un comentario muy rápido y seguí, pero veo que se malinterpretaron algunas cosas".

Para aclarar cómo fue la situación de Argentina a la hora de adquirir vacunas Pfizer, Cornejo explicó: "El país tiene la primera ventana para decidir aceptar la vacuna Pfizer. Pero luego, cuando enviamos toda la información sobre todos los requisitos de indemnización y responsabilidad-definidos por Pfizer, no por Covax-que el país tenía que firmar, ahí nos comunicaron que no podían firmar y, por lo tanto, que no podían continuar con la segunda ventana".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►