Hallaron un cuerpo en la zona donde desapareció Facundo Castro

El cuerpo fue encontrado en un canal. La madre de Facundo, sus abogados y el fiscal están en el lugar. Trabaja la Policía Federal y aguardan la llegada del Equipo Argentino de Antropología Forense.

16 de agosto, 2020 | 00.00

El cuerpo apareció flotando en un canal en la zona de Villarino Viejo, entre Cabeza de Buey y General Cerri, al límite con Bahía Blanca. Los abogados de Cristina Castro, Luciano Peretto y Leandro Aparicio, y el fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez están en el lugar. En el operativo trabaja la Policía Federal Argentina y esperan la llegada de los peritos y del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). El dato surgió de un pescador que avisó a la policía cuando vio el cuerpo en la ría.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

Fuentes de la investigación informaron a El Destape que fueron alertadas sobre el hallazgo de un “cuerpo esqueletizado". Luciano Peretto, uno de los abogados de la madre, informó que el cuerpo está "completo en estado absolutamente disecado”. Desde el lugar del hallazgo aseguró que aún no hay definiciones concretas sobre si las características del cuerpo corresponden a Facundo.

El abogado Leandro Aparicio dijo que "si el cuerpo es de Facundo, no llegó voluntariamente ahí, fue puesto". En declaraciones a TN en la noche del sábado, aseguró que tienen certezas de que hubo un encubrimiento y "dudas sobre cómo terminó ahí".

"Tenemos esperanzas de que el Equipo Argentino de Antropología Forense pueda aportar más luz a las dudas que tenemos", dijo Aparicio. También destacó que la querella tiene confianza en el trabajo realizado por la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), que asiste en la investigación al fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez, recusado por la familia en dos oportunidades.

En esa zona se realizó este jueves un nuevo rastrillaje sin resultados en busca de Facundo en la localidad de General Daniel Cerri, a 15 kilómetros al sur de Bahía Blanca, con efectivos de la Policía Federal junto a perros adiestrados. Del operativo también participó Marcos Herrero, adiestrador canino perito de la familia. Fue ordenado por el fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez y se focalizó en un sector de vías del ferrocarril, donde el fiscal considera que podría haber llegado Facundo Castro, según una de las hipótesis que investiga.

Hasta el momento del hallazgo de este sábado, la principal línea de investigación para todos los actores de la causa, salvo para el fiscal que la instruye, es la de desaparición forzada con responsabilidad de la Policía Bonaerense. La relación entre la madre de Facundo Castro y sus abogados con el fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez es irreconciliable.

Como contó El Destape, Martínez priorizó siempre la búsqueda de Facundo con otras dos hipótesis que se alejan de las sospechas sobre el accionar policial. Aún está pendiente la audiencia por la segunda recusación, postergada dos veces esta semana.

Cristina y sus abogados insisten en que los elementos que hay en la causa apuntan a la responsabilidad de agentes de la Policía Bonaerense en la desaparición, y no descartan denunciar penalmente al fiscal. Se reunieron con Amnistía Argentina este sábado y analizan llevar el caso a organismos internacionales.

Villarino es un partido ubicado en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires, y donde se encuentran las localidades de Pedro Luro, lugar de salida de Facundo Castro en la mañana del 30 de abril con destino a Bahía Blanca, y las localidades en las que fue detenido dos veces, Mayor Buratovich y Teniente Origone.

El agente Alberto González de Teniente Origone, último policía en contacto comprobado con Facundo, es quien realiza la segunda detención, sobre la ruta 3, luego de que dos personas le avisaron que había un joven recostado en la banquina. González va hasta el lugar en su patrullero, el recorrido está acreditado en la causa. Lo identifica a Facundo con la cédula de conducir porque, según declaró, el joven le dijo que no tenía el DNI, con el que sí lo habían infraccionado a la mañana en Mayor Buratovich los agentes Maria Sosa y Jana Curuhinca.

González asegura que lo dejó seguir y que vio cuando una camioneta Renault Duster Oroch color gris levantó a Facundo y salió con dirección a Bahía Blanca. Ahí aparece una testigo de identidad reservada que declaró el 14 de julio y dijo que llevó al joven hasta la intersección de las rutas 3 y 22, poco antes de una barrera fitosanitaria de Gendarmería Nacional, y que Facundo siguió caminando para esquivar el control.

Es por esa declaración que el fiscal Ulpiano Martínez ordenó esta semana un rastrillaje, sin resultados, en cercanías de General Daniel Cerri y Ombucta, en el suroeste bonaerense. Se centró en un sector de vías del ferrocarril, donde considera que podría haber llegado Facundo Castro, otra de las hipótesis del fiscal.

Ahora resta determinar si el cuerpo efectivamente es de Facundo y aguardar los resultados de los peritajes del Equipo Argentino de Antropología Forense, que se incorporó a la investigación por recomendación del ministerio de Seguridad de la Nación, a través del Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (SIFEBU), y de la secretaría de Derechos Humanos. Fue luego de un un encuentro virtual entre el fiscal Ulpiano Martínez, el fiscal general adjunto de la Procuraduría de Violencia Institucional (PROCUVIN) Andrés Heim y los expertos del EAAF, el director ejecutivo, Luis Fondebrider, y el investigador Carlos Somigliana.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►