Embed

El gobierno de Cambiemos avanzó con otra medida que busca debilitar a los clubes de fútbol para convertirlos empresas. No obstante, del otro lado, los hinchas se organizan para evitarlo.

Desde comienzos de abril, el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos aumentó de $88 a $183 la hora del adicional que cumplen los policías en los partidos del fútbol argentino.

La medida perjudica, sobre todo, a las ligas regionales, que no pueden costear los operativos, pero también afecta la economía de los clubes de la Superliga y el ascenso. El aumento se inscribe dentro de un intento del macrismo por desfinanciar las asociaciones civiles para generar el contexto necesario para cumplir un viejo sueño del presidente Mauricio Macri: El desembarco de las Sociedades Anónimas Argentinas.

Frente al avance de la privatización de los clubes sociales, un importante grupo de hinchas se han organizado en la Coordinadora de Hinchas para enfrentar el proyecto privatizador.