Reporte clasificado: una oscura red de torturas negadas por el Estado

El cineasta Scott Z. Burns se despacha con un contundente thriller ético-político que denuncia las torturas aplicadas por la CIA, para obtener confesiones.

14 de noviembre, 2019 | 18.23

En Estados Unidos y durante la presidencia de George W. Bush, el Estado se encargó de ocultar las nefastas operaciones de tortura física y psicológica realizadas por miembros de la CIA, bajo la promesa de obtener mejores confesiones. Lo cierto es que desde el Estado hicieron la vista gorda pese a saber que los funestos mecanismos no funcionaban. El sadismo ganó y las prácticas permanecieron impolutas. Hasta la llegada Daniel J. Jones (en la película encarnado por el increíble Adam Driver, una verdadera potencia en ascenso) un funcionario encargado de investigar la operación secreta de Bush. En este oscuro contexto se centra Reporte Clasificado, una historia verídica con determinada precisión informativa.

Elecciones 2021 en El Destape Radio

La senadora demócrata Dianne Feinstein (Annette Bening) es la encargada de asignarle a Jones el caso, y una pieza clave en el juego político que podría desmoronar todo un sistema. Y si bien la película parte de una trama compleja (por momentos densa) los hechos son tan inhumanos que obligan al espectador a permanecer atrapado a la historia, buscando respuestas y atando cabos a la par del protagonista. Reporte Clasificado es un thriller político que encuentra sus puntos más fuertes en los paradigmas morales de sus protagonistas, obligándolos a ir hacia los extremos. Es también una historia que busca limpiar los registros vergonzosos de la historia reciente de Estados Unidos. Y lo logra con sobriedad.

La cinta sigue el esquema de clásicos como Todos los hombres del Presidente (1976) o El síndrome de China (1979) y se aferra al abanico de subtramas que en el juego político abundan: extorsiones, aprietes, amenazas y decisiones claves que pueden perjudicar a los poderosos. Por momentos, se estanca en una meseta de interrogantes y la acción se ralentiza; los espectadores más inquietos pueden bostezar. No obstante, la rigurosidad de los datos y la ya mencionada increíble actuación de Adam Driver (que no para de cosechar elogios con A Marriage Story, de Netflix, y en diciembre volverá con Kylo Ren en The Rise of Skywalker) sostienen la película, que denuncia los crueles abusos del sistema. La CIA está llena de hipócritas.

Reporte Clasificado

  • Nuestra Opinión: Buena.
  • Guion y dirección: Scott Z. Burns.
  • Elenco: Adam Driver, Annette Bening, Jon Hamm, Corey Stoll, Ted Levine, Tim Blake Nelson, Maura Tierney, Michael C. Hall y Sarah Goldberg.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►