La ministra defendió al policía de la Ciudad que asesinó a un hombre de una patada en el barrio de San Cristobal pero evitó responder si se manejó según el protocolo.

En diálogo con Radio La Red, la funcionaria explicó que "era una persona que estaba generando una amenaza" y enfatizó en que "el cuchillo es una de las armas más peligrosas porque puede matar."

"Evidentemente la situación fue de tratar de que esta persona no siga en esa actitud agresiva con una metodología que no fue la mejor. Necesitaba una Taser, tienen que tener armas adecuadas. El policía no lo buscó y se entienden en un marco de una situación de agresividad".

Además, la ministra evitó contestar si respetó o no el protocolo, ante la pregunta y aclaró: "No cambia (que lo haya matado), el hecho de que estaba defendiendo a los ciudadanos".

En esta nota