06 de diciembre, 2019 | 17.09
Paraná acéfala: caos en la ciudad gobernada por Cambiemos | Entre ríos

Paraná acéfala: miles de contratos de baja, obras paralizadas y una caja en rojo

Mientras el intendente es enjuiciado, su gestión hace agua por todos lados.

Mientras el intendente es enjuiciado, su gestión hace agua por todos lados.

El gobierno de Sergio Varisco en Paraná, Entre Ríos, se va de la peor manera. Mientras el intendente es enjuiciado en la Justicia Federal, acusado de financiar la compra y venta de droga a través de una narcobanda criminal -y con otras tres causas más en la Justicia Provincial- su gestión hace agua por todos lados. Reclamos gremiales, incumplimientos paritarios, contratados políticos cesanteados, funcionarios echados por decreto, obras paralizadas, una caja en rojo y basura que se junta por orden de un juez pintan un panorama muy grave, en el cual deberá asumir Adán Bahl, el vicegobernador y presidente municipal electo, el próximo 11 de diciembre.

Al escenario desolador de la capital entrerriana, ya descripto con anterioridad en El Destape (link nota 22 de septiembre) se le han sumado nuevos problemas. El último, y más grave, es el no cumplimiento de una resolución firmada en la Secretaría de Trabajo de la provincia, en la cual la comuna se comprometía a sostener los contratos de obra por lo menos hasta el 10 de diciembre y además garantizaba una cláusula gatillo para que los salarios aumentarán acorde a la inflación. No se cumplió con nada. Los convenios empezaron a ser dados de baja y el incremento nunca se concretó.

La situación se agravó y el Sindicato Único de Obreros y Empleados Municipales -Suoyem- accionó: el domingo 3 de noviembre, y por el término de cinco días completos, los agentes de la comuna decidieron cortar la recolección de residuos. La ciudad se llenó de toneladas de basura, al punto que, en algunas zonas, los propios vecinos se decidieron, la juntaron y la llevaron al Volcadero. El viernes 8, luego de una audiencia en la Justicia -amparo de por medio- el juez de Garantías, Alejandro Cánepa, interpuso una conciliación obligatoria de 10 días, que finalizó -sin acuerdo- el último viernes 22.

¿Puede volver a verse afectada la recolección de residuos en Paraná? "Nosotros no aceptamos la oferta del municipio, así que tomaremos una decisión el lunes, en asamblea" explicó el secretario general de Suoyem, Jorge Brocado, a medios de la capital. El sindicalista hizo referencia así al 8% no remunerable ofrecido por le gobierno en la Secretaría de Trabajo días atrás, para destrabar el conflicto. "Nosotros pedimos una suma acorde a la inflación y que se den de alta los contratos caídos, tal cual fue la promesa".

Cuando Sergio Varisco estaba en campaña por la reelección, antes de junio, la oposición alertó sobre algunos puntos que ya eran preocupantes, a saber: el ingreso desmedido de personal por convenio político, la elaboración -de apuro- de cientos de contratos, la ejecución sin previsión del Presupuesto del período y el no respaldo financiero necesario para finalizar las obras encaradas. El tiempo le dio la razón.

Luego de la derrota electoral, el intendente dio de baja alrededor de 1500 contratos, sin previo aviso. Una parte de ellos, por ejemplo, afectó a los 13 docentes de la Escuela Municipal de Danza, que el 30 de septiembre se quedaron, sin saberlo, desvinculados. De hecho, se enteraron en noviembre, cuando fueron a cobrar octubre -donde trabajaron normalmente- y se encontraron con que no tenían su sueldo depositado.

Ante ese escenario, la directora de la institución, Alexia Loskin, organizó una conferencia de prensa, donde expresó la delicada situación que atraviesa la Escuela. Como consecuencia de ello, Varisco elaboró un decreto y la echó. Junto a ella, otros funcionarios jerárquicos más se quedaron sin su trabajo. La diferencia: Loskin no entró con esta gestión, sino que era directora del organismo desde 2007 y había concursado el cargo en 2014.

"Nosotros con la gestión tuvimos diferencias desde el inicio. Nos anularon las funciones didácticas que hacíamos en el teatro, por ejemplo, porque decían que iban 'muchos chicos del barrio'. Entonces, la brecha ideológica era muy grande" explicó Loskin a El Destape.

La ahora exdirectora de la Escuela aseguró que su despido fue una revancha justamente por combatir esas decisiones tomadas en el área de Cultura: "Encontraron la excusa perfecta. Venían vaciándonos y fue el hachazo en la cabeza. Nosotros de este gobierno ya no esperamos nada, estamos expectantes de la nueva gestión, para ver si se puede resolver algo".

Un total de 400 alumnos, entre niños, adolescentes y adultos, sufren por el vaciamiento de la Escuela Municipal de Danza. Pese a no cobrar y ahora no tener cuerpo directivo, los profesores y la propia Loskin le siguen poniendo el cuerpo a la lucha. Muestras públicas se han organizado como forma de protesta, junto a otras acciones que buscan visibilizar la grave situación que atraviesa la cultura de la capital.

En tanto, desde el viernes 22 de noviembre, un grupo de contratados que fueron echados, se manifiestan frente al Palacio Municipal. "A nosotros no nos representa ningún gremio. Estamos desamparados. Lo único que queremos es recuperar nuestro trabajo" señaló uno de ellos -que prefirió reservar su nombre- a El Destape. Y agregó: "Yo estaba contento con este empleo, me ayudaba a salir adelante, a tener un horizonte. Ahora no tengo nada".

 

*Juan Pablo Scattini es corresponsal de El Destape en Entre Ríos.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

¿Querés recibir notificaciones de alertas?