El Destape con Roberto Navarro | Macri: último negocio ilegal Suscribite

X

Las declaraciones de Elisa Carrió, que denunció que Rusia podría intervenir en las elecciones replicaron en el Kremlin, no pasaron desapercibidas. Ocurre que, días atrás, en el programa de Luis Majul, la referente de Cambiemos afirmó que en Cuba la ex presidenta Cristina Kirchner se reúne de forma secreta con agentes rusos para el hackeo electoral.

La portavoz del Ministerio ruso de Exteriores, María Zajárova, llamó a "no convertirse en víctimas de esos trucos" políticos.

En declaraciones dadas a conocer por el medio Sputnik, la diplomática afirmó que "jugar la carta rusa ya se ha convertido en una herramienta política".

Zajárova subrayó que "Argentina es un socio y amigo de Rusia", pero "no a todos les gusta" esto.

"Las relaciones entre nuestros países son a largo plazo y no coyunturales. Se distinguen por una continuidad, que demuestra claramente que el desarrollo de vínculos buenos y constructivos beneficia a las principales fuerzas políticas y a los segmentos más amplios de la sociedad argentina", explicó.