Télam, la agencia nacional y federal de noticias estatal, “volvió a informar” este sábado, con “información fidedigna y descontaminada” según publicaron en su sitio oficial. Sin embargo, quienes producen el contenido no son las personas despedidas en masa por el titular del Sistema Federal de Medios, Hernán Lombardi. Tampoco lo son las y los trabajadores que se encuentran en permanencia pacífica en el edificio central, sino que se trata de una redacción paralela que funciona en Tecnópolis.

Más allá de esta situación, por la cual la dirección de la agencia acusa a sus empleados y empleadas reales de realizar una ocupación “ilegal” al defender su lugar de trabajo, algunas particularidades del contenido publicado por la “Télam trucha” en estos días llama la atención.

Es que las notas, cables, publicaciones de redes sociales y videos que produce esta redacción paralela cuenta con una enorme cantidad de errores tanto ortográficos y gramaticales como también de edición, y hasta algunos bloopers en su cuenta de Twitter. Además, varias de las imágenes que utilizan son robadas a otros medios o tienen pésima calidad por ser fotos sacadas al televisor o capturas de pantalla, lo que denota un recorte de "gastos" en fotógrafos profesionales.

La cuenta Somos Télam, manejada por los verdaderos trabajadores y trabajadoras del medio estatal, comenzaron a publicar algunos de los errores más prominentes que pudieron observar. Hoy, por ejemplo, la “Télam Trucha” ilustró una nota sobre el director de la Organización Mundial del Comercio, el brasileño Roberto Azevedo, con la foto del diputado paraguayo Robert Acevedo.

Embed

Como esta equivocación hay muchas otras. En general, parecen deberse a que quienes trabajan en esta redacción paralela deben hacerlo a un ritmo tan acelerado que no les permite chequear la información ni editar los cables noticiosos. Además, muchas veces se cometen errores básicos de ortografía, puntuación y redacción en general, algo muy grave en el desempeño periodístico.

La situación resulta, cuanto menos, preocupante, ya que medios de todo el país se hacen eco de la información que publica Télam, y se supone que la agencia del Estado debería brindar un servicio de excelencia.

Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed

LEÉ MÁS: EL GOBIERNO SUSPENDERÁ PENSIONES POR DISCAPACIDAD