El Gobierno de Ecuador rompió el diálogo con los índigenas

El presidente Lasso tomó la decisión luego que un ataque contra un convoy del Ejército que custodiaba camiones cisterna. Falleció un militar.

28 de junio, 2022 | 19.19

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, cerró este martes cualquier posibilidad de diálogo con el líder indígena, Leonidas Iza, al que acusó de defender "sus intereses políticos y no los de sus bases" y responsabilizó al movimiento que lidera de estar detrás del ataque a un convoy que custodiaba camiones cisterna en el que murió un militar. "No se puede sentar a dialogar con quienes pretenden secuestrar la paz", manifestó el mandatario en un mensaje transmitido en cadena nacional, en el marco del paro nacional que desde hace más de dos semanas realiza la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie).

"El país ha sido testigo de todos los esfuerzos que hemos hecho para entablar un diálogo fructífero y sincero; además hemos dado respuestas concretas a las demandas de nuestros hermanos indígenas, pero no volveremos a sentarnos a dialogar con Leonidas Iza, quien solo defiende sus intereses políticos y no los de sus bases", dijo Lasso. El presidente añadió que solo "cuando se cuente con legítimos representantes" de todos los pueblos y nacionalidades del Ecuador que busquen verdaderas soluciones y "estén abiertos a un diálogo real y franco" se regresará a la mesa de diálogo.

Desde la Conaie, en tanto, se mantuvieron muy críticos con el Gobierno todo el tiempo que duró el diálogo y principalmente criticaron la ausencia del presidente Lasso. Luego, este martes, denunciaron que el mandatario había suspendido las conversaciones de manera unilateral e injustificada.

Horas antes de difundirse este mensaje, el Gobierno informó que un militar falleció y 12 resultaron heridos tras un ataque a un convoy que custodiaba camiones cisterna en una ruta de la Amazonía del país. "Mi solidaridad con la familia (…) de José Chimarro, militar asesinado esta madrugada por manifestantes violentos que atacaron a un convoy que transportaba combustible", escribió este martes en Twitter el ministro del Interior, Patricio Carrillo.

El funcionario acusó a la Conaie, que lidera las movilizaciones que se registran desde hace 16 días en el país, de ser la responsable del ataque. "Otro estallido violento de la Conaie, la antítesis del Estado de derecho. La degradación conlleva a que pocos quieran imponer su voluntad. Una sociedad que no reacciona con la administración de justicia está condenada a vivir sufrimientos permanentes", dijo Carrillo.

Por su parte, el director del Servicio de Seguridad Integral ECU911, Juan Zapata, dijo a la cadena televisiva Teleamazonas que el número de heridos asciende a 12, e incluye miembros del Ejército y la Policía. Según el funcionario, también fueron incendiados vehículos de la estatal Petroecuador.

Zapata agregó que, mientras tanto, los hospitales de la provincia de Azuay, en el sur del país, atraviesan una situación difícil por la falta de oxígeno, anestesia y material necesario para intervenciones quirúrgicas y otro tipo de emergencias, ya que los insumos no pueden llegar dado que las vías se encuentran cerradas y los manifestantes no abren paso. "No puede ser que esto (el paso de insumos) sea a discreción de la gente que cierra las vías. Se trata de vidas de ecuatorianos y no puede ser que la pongan en riesgo", expresó Zapata, citado por la agencia de noticias Sputnik.

De acuerdo con datos del ECU911, hay 17 provincias en el país con problemas de abastecimiento de alimentos, medicinas, gas de uso doméstico y otros insumos, sobre todo en la Sierra centro y en la Amazonía.

Este lunes, durante los diálogos con el Gobierno, Iza pidió un nuevo recorte en el precio de los combustibles, pues la organización considera insuficiente la medida del Ejecutivo que bajó 10 centavos de dólar el precio del galón (4,5 litros) de la nafta de más demanda y del diésel. El recorte en el precio de los combustibles implica recursos por alrededor de 260 millones de dólares, que se unen a los más de 3.000 millones de dólares anuales que destina el país sudamericano en subsidios para los combustibles.

Ayer también, la Conaie amplió las demandas al Gobierno y pidió que no haya procesos legales en contra de ninguno de los manifestantes, al tiempo que exigió la salida del ministro del Interior. Tras 16 días de protestas sociales, hoy estaba prevista la segunda reunión entre la Conaie y el Gobierno Nacional y previo a ello se convocó a una marcha indígena en Quito.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►