Apenas dos días después de que se publicara el DNU que convirtió a la Secretaría de Deportes en una Agencia Nacional que permite la venta y alquiler de terrenos y bienes estatales, el Gobierno de la Ciudad preadjudicó una millonaria obra para realizar modificaciones en la Villa Olímpica a un empresario muy cercano a Horacio Rodríguez Larreta.

Embed

En medio del escandaloso decreto de Mauricio Macri que da amplitud legal para desguazar la ex Secretaría de Deportes, Rodríguez Larreta sumó su granito de arena a las suspicacias en torno a la posible venta de terrenos estatales al otorgarle a la empresa amiga del poder Constructora Sudamericana S.A. la obra para los “Nuevos edificios Parque Olímpico” por más de $903 millones.

Embed

La compañía es presidida por el chileno Rudi Boggiano Leupolt quien integra el Foro de Desarrollo Urbano, creado por el gobierno porteño para que los grandes contratistas asesoren a Larreta en cuestiones inmobiliarias, como la creación del nuevo Código Urbanístico de la Ciudad sancionado a fines de 2018. Leupolt también había sido beneficiado con la edificación de los Pabellones A1 y A2 y el paquete de Viviendas VIII cuando se erigió la Villa Olímpica, repleta de escándalos, sobreprecios y favores a aportantes de campaña. Además recibió obras en la Villa 31.

En la tarde del jueves, el gobierno porteño hizo pública el acta de preadjudicación 04/2019, pero la misma lleva la fatídica fecha del 30 de enero, el mismo día en que Macri decidió degradar el deporte.

Embed

La remodelación no hace más que alimentar los indicios en torno a la venta del CENARD, ubicado en una de las zonas más caras de la Ciudad, y el traslado de la actividad deportiva de Alto Rendimiento a Villa Soldati, medida a la que se opusieron varios atletas y ex atletas.

El predio ubicado en Núñez es lindero con el Tiro Federal, que fue subastado a fines de 2018 y adquirido con fines inmobiliarios por un grupo empresario al que pertenece el presidente del Comité Olímpico Argentino, Gerardo Werthein, quien se mantiene en silencio frente a los atropellos del macrismo sobre el deporte. Junto ambos terrenos se ubica el histórico Instituto Superior de Educación Física Nro 1 "Dr. Enrique Romero Brest", que también corre riesgo de ser eliminado.

La obra en sí plantea tres edificios a construir: Uno de tres plantas donde habrá oficinas con 405 puestos de trabajo, 6 privadas y 12 salas de reunión; Otro destinado a una residencia de jóvenes deportistas, con 108 habitaciones, y una escuela secundaria; y por último un Centro de Ciencias Aplicadas al Deporte, que ya tiene su departamento en el CENARD.

Además, el pliego incluye la construcción de 4 canchas de squash, un frontó para pelota paleta y pelota vasca dentro del pabellón A1 y la construcción de una cancha para la Selección de Fútbol para Ciegos, los Murciélagos, pese a que en 2016 se inauguró una en el CENARD.