A pesar de las pruebas en su contra, Patricia Bullrich negó la información que confirmó Movistar sobre sus chats con Marcelo D'Alessio y habló por primera vez sobre su nieto.

"Recibo en mi celular cientos de personas que me dan información sobre droga. Estuve revisando ese celular y hay muchos contactos que no sé quiénes son", dijo la ministra de Seguridad involucrada en la causa de Dolores que investiga el juez Alejo Ramos Padilla sobre espionaje ilegal y extorsión.

Embed

"He revisado uno por uno y no tengo ninguna de esas conversaciones. No sé si está comprobado", dijo sobre la información de Movistar que confirma que del teléfono de D'Alessio salieron mensajes ida y vuelta con el teléfono de la funcionaria, algo que consta en el expediente judicial. "No sé si eso es una noticia o información falsa", agregó.

Embed

Bullrich siguió: "Si es algo que lo hicieron con mi teléfono, en mi teléfono no está. No tengo ni el contacto con D'Alessio. Que dejen de inventar cosas".

Sobre el supuesto agente de la DEA ahora detenido, afirmó: "Vino una vez al ministerio, no me pareció una persona apta para trabajar acá". "Si el tipo tenía mi celular, como lo tienen millones de personas, es algo que yo no puedo controlar", cerró.

Luego habló sobre la novedad de su nieto. Su entorno había difundido que la ministra culpó por esas conversaciones con D'Alessio a su nieto, a quien indicaron como nuevo poseedor del teléfono en cuestión.

"El periodista que metió a mi nieto en el medio que lo saque. Eso es mentira", dijo sobre la información que dio el diario Perfil.

El director del medio, Edi Zunino, ya salió a responderle en Twitter. "La ministra dijo que Perfil mintió sobre su "nietito espía". Yo digo que miente la ministra... Ampliaremos".

Embed