Dirigentes de la oposición se mostraron juntos en un masivo acto para encaminar la unidad de cara a las elecciones de octubre. Con la excusa de un Congreso Nacional de Proyecto Sur, Fernando "Pino" Solanas fue el orador principal de un encuentro que tuvo la presencia de Máximo Kirchner, Felipe Solá y Victoria Donda, entre otros.

La premisa fue el llamado a un "Gran Frente Patriótico, sin exclusiones". Máximo pidió "dejar de lado viejas diferencias para buscar una confluencia nacional y popular", de la que forma parte la confluencia con el sector de Solanas.

El dirigente de La Cámpora aseguró que no sabe aún quién va a ser "el candidato o la candidata" y que los argentinos "van a tener que esperar" para develar el misterio pero pidió "no seguir un apellido" sino un proyecto.

Pino.jpeg

El hijo de Cristina Kirchner fue tajante: "No nos interesa el humor de los mercados ni del FMI" y pidió "cerrar el ministerio de la venganza que abrió Macri y abrir el ministerio de la esperanza".

LEER MÁS: Alarma en Cambiemos por el voto en las grandes ciudades

"Van a tener que esperar en la Argentina, primero tenemos que poner por delante la enorme deuda interna que está generando este gobierno, tenemos que poner por delante la generación de trabajo para argentinas y argentinos, no se pueden seguir pagando las tarifas que se paguen", aseguró el diputado nacional del FPV-PJ.

Al respecto, analizó que el Gobierno "de manera demagógica" decidió congelar tarifas hasta después de las elecciones. "Cualquiera que se precie de ser gobierno, a partir del 10 de diciembre, lo que tiene que hacer es tener en cuenta que en 2020 no puede haber aumentos de tarifas y que deberán esperar las empresas", sostuvo.

En el acto también estuvieron Gustavo Vera, Gabriela Cerruti, Andrés "Cuervo" Larroque y Mariano Recalde, que aparece como uno de los posibles candidatos a jefe de Gobierno porteño contra Horacio Rodríguez Larreta.

En esta nota