La modelo Luciana Salazar contó que vivió un duro momento cuando se produjeron los disturbios en la cancha de River que llevaron a que el micro de Boca Juniors quede destruido y la final de la Copa Libertadores quede suspendida.

"Basta x Dios no se para de escuchar tiros en mi barrio!! Mi hija llorando a gritos. Me siento en territorio de guerra", sostuvo Salazar en su cuenta personal de Twitter.

Embed

Por los incidentes en las inmediaciones del estadio de River, la final contra Boca por la Copa Libertadores se postergó para el domingo a las 17.

En esta nota