Pese a las quejas por mal servicio el boleto de subtes este año tendrá subas escalonadas y terminará costando 21 pesos en mayo, con subas cada 30 días. Sin embargo, hay una manera de intentar evadir -al menos cada tanto- el durísimo impacto de las tarifas.

Es que según una resolución del juzgado de primera instancia en lo Contencioso Administrativo y Tributario nº2 "todo usuario que quiera hacer uso de algunas de las instalaciones mecánicas de accesibilidad al transporte subterráneo y éstas se encuentren fuera de operatividad, ya sea en el ingreso o en el egreso, se encontrará exento de abonar la tarifa fijada para un servicio regular". Tal operatoria alcanzará a todo usuario sin distingo en sus capacidades motrices.

Esta medida se estableció para equilibrar lo que debe recibir el usuario por el servicio que abona y lo que realmente experimenta ya que, según un relevamiento realizado el 7 de febrero pasado, hay en los subtes de Buenos Aires 51 medios de accesibilidad sin operatividad.

Además, el fallo dicta que Metrovías SA y Sbase deben dar suficiente difusión a la posibilidad de los usuarios de viajar gratis si no pueden hacer uso de las instalaciones de accesibilidad pero no lo hicieron.

En esta nota