La construcción creció en enero un 23,3% respecto de igual mes de 2020

Frente a diciembre previo la construcción aumentó un 4,4%, con lo cual enlaza cinco meses consecutivos de mejora. 

04 de marzo, 2021 | 16.45

Como un alternativa real de inversión, los hogares con capacidad de ahorro movilizaron en la última parte del año la actividad de la construcción. En enero el indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC) evidenció una suba de 23,3 por ciento con respecto de igual mes del año pasado. Según informó este jueves el INDEC, frente a diciembre previo la construcción aumentó un 4,4 por ciento, con lo cual enlaza cinco meses consecutivos de mejora. 

Luego de caídas registradas al inicio de la pandemia de entre 70 por ciento y 50 por ciento interanual, la actividad del sector comenzó a recuperarse en términos desestacionalizados a partir del segundo semestre de 2020, finalizando el año 2020 con una baja de 19,5 por ciento interanual. El crecimiento de la actividad de la construcción potenció así la de sectores vinculados, tanto de insumos como de servicios. Durante enero, crecieron en términos interanuales los despachos de 12 de los 13 insumos relevados.

Los datos del consumo aparente de los insumos para la construcción en enero muestran, con relación a igual mes del año anterior, subas de 51 por ciento en pisos y revestimientos cerámicos; 44,1 por ciento en ladrillos huecos; 35,8 por ciento en asfalto; 30,2 por ciento en artículos sanitarios de cerámica; 30,2 por ciento en hierro redondo y aceros para la construcción; 29,3 por ciento en hormigón elaborado; 27,3 por ciento en placas de yeso; 26,6 por ciento en cales; 20,1 por ciento en cemento portland; 13,2 por ciento en pinturas para construcción; 1,6 por ciento en el resto de los insumos (incluye grifería, tubos de acero sin costura y vidrio para construcción); y 1,3 por ciento en mosaicos graníticos y calcáreos. La única baja se registró en yeso, con una caída de 3,3 por ciento. 

Es la tercera suba consecutiva interanual, tras 26 meses de caída, y ya se ubica un 28 por ciento por encima del nivel pre-COVID-19 de febrero de 2020.

El informe del INDEC publica además información sobre los puestos de trabajo registrados en la actividad de la construcción en el sector privado. La información se refiere a puestos de trabajo sobre los que se efectúan aportes y contribuciones al sistema previsional. En diciembre de 2020, este indicador (333.682 millones de puestos) registró una disminución de 13,3 por ciento con respecto al mismo mes y una baja de 22,4 por ciento con respecto al mismo período del año anterior.

La superficie a construir, autorizada por los permisos de edificación otorgados para la ejecución de obras privadas en una nómina representativa de 60 municipios, registró en diciembre de 2020 una baja de 27,1% con respecto al mismo mes del año anterior. La superficie autorizada acumulada durante 2020, en su conjunto, registró una caída de 37,7 por ciento con respecto al mismo período del año anterior, señala el informe del ente estadístico. 

Según la encuesta cualitativa sobre grandes empresas del sector, se registran "expectativas favorables con respecto al nivel de actividad esperado para el período febrero 2021-abril 2021, tanto se dediquen a realizar principalmente obras privadas como públicas, sostiene el relevamiento del INDEC. 

El 42,1 por ciento de las empresas que realizan principalmente obras privadas prevé que el nivel de actividad del sector no cambiará durante los próximos tres meses, mientras que 36,8 por ciento estima que aumentará y 21,1 por ciento, que disminuirá. Las empresas que estiman una suba del nivel de actividad durante los próximos tres meses, la atribuyen fundamentalmente al crecimiento de la actividad económica (31 por ciento, al reinicio de obras públicas (26,1 por ciento) y a nuevos planes de obras públicas (25,4 por ciento), entre otros factores.

Entre las empresas dedicadas fundamentalmente a la obra pública, 42,9 por ciento opina que el nivel de la actividad aumentará durante el período febrero 2021-abril 2021, mientras que 40,0 por ciento cree que no cambiará y 17,1 por ciento, que disminuirá. En relación a la variación estimada para los próximos tres meses de la cantidad de personal ocupado, permanente y contratado, entre las empresas que se dedican principalmente a obras privadas, 57,9 por ciento prevé que no habrá cambios, 33,3 por ciento estima un aumento de sus planteles y 8,8 por ciento, una reducción. En el caso de los empresarios que se dedican a obras públicas, 52,8 por ciento cree que no variará, 34,3 por ciento estima que aumentará y el 12,9 por ciento restante opina que se reducirá.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►