El último mensaje de Alfredo Graciani una hora antes de morir: "Comienza un nuevo sueño"

El ex jugador de Boca Juniors se manifestó en su cuenta de Twitter poco antes de su fatídico fallecimiento. Alfredo Graciani murió a causa de un paro cardíaco en su domicilio. Tenía 56 años.

21 de abril, 2021 | 12.14

Los hinchas de Boca Juniors están consternados. Es que en la mañana del miércoles 21 de abril falleció Alfredo Graciani, el histórico goleador "xeneize" que supo brillar en el club a finales de la década de 1980 y comienzos de los '90. A sus 56 años, "El Murcielago" murió en su domicilio tras sufrir un paro cardíaco que sorprendió al mundo del fútbol. De hecho, una hora antes de morir, el protagonista se había manifestado con un contundente mensaje en Twitter.

En la previa del partido de este miércoles por la noche entre The Strongest y Boca Juniors (juegan a las 19 horas de Argentina), Graciani le había enviado su aliento al elenco azul y oro y ya había comenzado a palpitar la previa del debut copero en la Libertadores 2021. "¡Vamos Boca carajo, hoy comienza un nuevo sueño!", fueron las palabras de Alfredo.

Rápidamente, y tras conocerse la noticia de su fallecimiento, los hinchas de Boca se hicieron presentes en la última publicación que Graciani compartió a las 9:28 de la mañana. Su partida repentina causó impacto y dolor entre los fanáticos, quienes esperarán que en la noche del miércoles los de Miguel Ángel Russo consigan una victoria en su honor.

La trayectoria de Alfredo Graciani, goleador histórico de Boca Juniors

Alfredo Graciani, goleador histórico de Boca, falleció estando en su hogar tras sufrir un paro cardíaco. Con 56 años, quien supo jugar también en Atlanta, Racing, Deportivo Español, Atlético Tucumán, Argentinos Juniors, Lugano de Suiza y Caracas de Venezuela, dejó este mundo.

A base de goles y buenas actuaciones, Graciani se metió rápidamente en el corazón de los hinchas boquenses a mediados de los 80 cuando llegó proveniente de Atlanta. Aunque Alfredo Di Stéfano lo ubicó inicialmente como volante por derecha, pasó a formar dupla de ataque con Jorge Comas e infló la red en incontables ocasiones desde 1985 hasta 1991, antes probar suerte en el Lugano de Suiza y militar una temporada en Racing de Avellaneda (regresó al Xeneize para la temporada 1993/1994). Luego lució las camisetas de Deportivo Español, Atlético Tucumán y Argentinos Juniors antes de retornar al Lugano suizo y terminar su carrera en Caracas de Venezuela en 1998.

Con la para nada despreciable suma de 83 tantos, el Murciélago se ubica en el puesto 14 de la nómina de máximos goleadores históricos del club de la Ribera por detrás de otras figuras contemporáneas como Martín Palermo, Carlos Tevez, Juan Román Riquelme, Manteca Martínez y Guillermo Barros Schelotto. Con la camiseta azul y oro no consiguió títulos locales pero sumó las estrellas de la Supercopa Sudamericana 1989 y Recopa Sudamericana 1990. Además le convirtió 7 goles a River sobre un total de 27 Superclásicos disputados.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►