Los salarios se derrumbaron en agosto en comparación a la inflación. El crecimiento anual de las remuneraciones acumuló un 15,34%, mientras que el aumento de precios trepó al 24,3% en el mismo período.

De acuerdo al Indec, los sueldos registraron en agosto una suba del 2,8%, respecto al mes anterior. En términos interanuales, el incremento llegó al 21,2%.

Si se compran estos números con la inflación calculada por el organismo oficial, el saldo es absolutamente negativo para los trabajadores. El alza del costo de vida acumulado entre septiembre de 2017 y agosto de 2018 fue del 34,4%, un 13,2% más que los salarios.

Si se toman sólo las mediciones de este año, la pérdida del poder adquisitivo fue del 8,96%. Las estimaciones para fin de año respecto al índice de precios se ubican en un rango que vacila entre el 40 y el 45%.

LEER MÁS: Insólito: un diputado de Cambiemos se quejó por el endeudamiento en su provincia

En esta nota