Las insólitas excusas en los controles de alcoholemia en Navidad

Los conductores se esmeraron en hacer lo posible para que no les quiten la licencia y el automóvil en los controles de tránsito.

25 de diciembre, 2020 | 19.37

Es común que en las fiestas de fin de año las bebidas alcohólicas sean una de las principales protagonistas de la noche. No hay nada malo en eso, salvo cuando quienes toman son los que conducen. Según informó el Gobierno de la Ciudad, este año la positividad en controles de alcoholemia fue el doble a la habitual.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

La secretaría de Transporte destacó que se realizaron 1.795 controles de alcoholemia de los cuales 55 dieron positivos (3%), lo que representa el doble de la media habitual en la Ciudad. "Si bien respecto a la Nochebuena pasada se registraron niveles similares de positividad, el día de hoy amanecimos con múltiples incidentes viales que podrían haberse evitado y nuevas familias destruidas", destacó el secretario de Transportes porteño Juan José Méndez.

Actualmente el límite máximo de alcohol en sangre es: 0.5 gr/l en conductores de vehículos particulares; 0.2 gr/l en conductores de moto vehículos y 0.5 gr/l en acompañantes y 0.0 gr/l en conductores profesionales (taxis, colectivos, camiones, etc) y principiantes.

Una vez que el resultado del test da positivo, los conductores se esmeran en dar las más insólitas excusas para impedir que los agentes de tránsito les quiten la licencia y el auto. Desde TN pudieron destacar algunas de las justificaciones que dieron las personas que estuvieron al volante en Navidad con varias copas de más encima.


 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►