Las fotos de Martita Fort después de operarse el rostro: "Me inyectaron"

Martita Fort mostró el cambio de look que se hizo en el quirófano: los detalles de su procedimiento estético.

16 de junio, 2022 | 12.42

Martita Fort, la hija de Ricardo Fort, publicó fotos y videos del cambio de look que se hizo en su rostro: se realizó un procedimiento estético muy popular hoy en día entre las celebridades. La influencer de 18 años destacó que no fue una cirugía tradicional, a pesar de que se trata de una remodelación hecha por un cirujano. 

A diferencia de las típicas operaciones de nariz conocidas históricamente, en las que un cirujano rompe el hueso de la nariz para modificar su estructura, Martita optó por otro método: una rimodelación, un tratamiento que se hace para armonizar y darle más equilibrio a la nariz.

Se trata de un método a través del cual el cirujano inyecta sustancias reabsorbibles para moldear la nariz de la manera deseada. En el caso de Martita, la sustancia que le inyectaron fue ácido hialurónico, muy utilizada en procedimientos estéticos en la actualidad.

El retoque estético de Martita Fort.

"Hace unas semanas me hice una rinomodelación donde me inyectaron ácido hialurónico, un tratamiento temporal y sin post reposo", explicó la hija de Ricardo Fort en sus historias de Instagram junto a dos fotos de su rostro en primer plano, una de frente y otra de perfil tres cuartos.

El retoque estético de Martita Fort.

Además, un seguidor le preguntó cómo hace para mantener su estado físico, a lo que Martita le contestó: "No me quiero hacer mucho la influencer fit porque empecé hace casi tres meses nada más. Pero cuando no tengo muchas ganas de ir igual voy, básicamente. Aunque no haya dormido o lo que sea, voy igual y después ahí cuando ya activo se me pasa".

Qué es una rimodelación con ácido hialurónico

Este tipo de procedimiento produce resultados similares a la rinoplastia, aunque no son lo mismo. En el caso de la rimodelación, se inyecta una sustancia para modificar la forma de la nariz pero no se puede achicar su tamaño como con una rinoplastía.

Por lo tanto, este procedimiento se recomienda para personas que quieran corregir su tabique, suavizarlo, eliminar curvas de la nariz, corregir asimetrías, entre otros detalles. Es muy útil para personas que tienen la punta de la nariz hacia abajo y quieran respingarla, así como para personas que se han hecho una rinoplastía en el pasado y que no han quedado conformes con los resultados.

Es un procedimiento mucho menos doloroso que la rinoplastia, ya que se hace mediante inyecciones. Sin embargo, la nariz es una zona sensible, por lo que es indispensable anestesiar al paciente antes de realizarla. Otra ventaja es que no se necesita un post operatorio y las personas pueden continuar con su vida normal luego de hacérselo.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►